AJEDREZ: Penalizaciones ridículas

lunes, 15 de diciembre de 2003
México, D F (apro)- El otro día, observando la página de internet de la empresa chessbasecom, hallé una nota por demás curiosa Se trataba de la narración sobre lo que le pasó al campeón del mundo de la FIDE (el oficial), el cual –en un torneo– fue descalificado de su partida porque sonó su teléfono celular El juez, siguiendo las reglas de la FIDE, le propinó un cero en la tabla de resultados a Ponomáriov, el cual debe haberse quedado más que asombrado por la absurda reglamentación de la Federación Internacional de Ajedrez De la misma manera, en un torneo recién finalizado en alguna parte del cono sur, un jugador fue descalificado precisamente porque sonó su teléfono celular en un momento del encuentro La realidad es que los jueces están para que las partidas de ajedrez se lleven a cabo en un clima de justicia y equidad Los jugadores disponen del mismo tiempo para reflexionar sus jugadas, la sala de juego es igual para todos, la iluminación es idéntica para todos los jugadores en sus tableros, etcétera Y todos coinciden en que las reglas de cómo mover las piezas y competir en un torneo son de una manera, y listo Esta medida de los teléfonos móviles tiene quizás su asidero en impedir que el jugador no sea molestado por los ruidosos celulares, que hacen acto de presencia prácticamente en todas partes Quizás algún quisquilloso piense que una llamada por celular puede ser un aviso de un tercero para su contrario, de manera que no haga la jugada que tenía pensada y que piense en otra Aunque esto suena exagerado, cabe la posibilidad y Korchnoi, en el campeonato mundial contra Kárpov, en Baguio, Filipinas, protestó porque en ciertos momentos de la partida, el ahora excampeón del mundo, Kárpov, recibía un vasito de yogurt Korchnoi sospechaba que era una clave del grupo de analistas para decirle a Kárpov qué jugar Desde luego que el ruso no necesitaba de estos artilugios y trucos sucios para ganar una partida Durante muchos años demostró ser el jugador más fuerte de la historia (hasta que apareció Kaspárov) y parece claro que la protesta del retador era una estrategia basada en la protesta y descalificación de su oponente, asunto que hoy sabemos, no ocurrió Pero si la FIDE se pone en este plan tan estricto, habrá que pensar qué hacer con los jugadores que toman alguna bebida y la mantienen a un lado del tablero ¿Será quizás necesario poner una mesa aparte e impedir que –aparte de las piezas, las plumas, las papeletas de registro y el reloj– haya alguna otra cosa más en la mesa donde se lleva a cabo la partida? ¿O qué tal obligar a los jugadores a vestirse de cierta manera o de prohibirles no hacer comentarios contra la organización en un momento dado? Aunque suene ridículo, ya algunas de estas acciones se llevaron a cabo Por ejemplo, Intel, que patrocinó el ajedrez de alto desempeño por un par de años, exigió que los jugadores, en los torneos patrocinados por esta empresa de microprocesadores, usaran traje y corbata Nada de jeans o camisetas Todos mínimamente elegantes Igualmente, hubo un conato para impedir que los jugadores se expresaran mal de los organizadores por las razones que fuesen Había multas para quienes así actuaban Como Intel puso mucho dinero, los profesionales del ajedrez aceptaron por un tiempo estas condiciones, pero todo se vino al traste cuando Kaspárov decidió jugar contra la máquina de IBM, Deep Blue, ignorando el esfuerzo económico de patrocinio de Intel, el cual –aparentemente– decidió no promover más el juego ciencia Reglas vienen y van Por ejemplo, hace unos años la regla decía que el jugador era quien tenía que reclamar que había ganado por tiempo una partida, incluso teniendo presente al árbitro del torneo Eso era absurdo ¿Para qué está el juez del torneo? Para que precisamente se sigan al pie de la letra todas las instancias de una competencia pareja Hoy día, creo, no lo sé, no se puede hacer sonar la alarma del reloj de ajedrez electrónico si uno de los jugadores no llega al número de jugadas en el tiempo preestablecido Pero curiosamente hay más Los nuevos relojes electrónicos tienen un mecanismo que marca cuando el tiempo de reflexión ha sido sobrepasado El “display digital” marca un signo menos ¿No sería suficiente eso para saber quién perdió por tiempo cuando ambos relojes marcan ceros? Aparentemente la FIDE busca que los torneos se jueguen todos con relojes electrónicos Muy bien, así como el organismo rector del ajedrez mundial se hace eco de la modernidad, de la misma manera debería generar los criterios para usar esta nueva tecnología eficientemente

Comentarios