Desequilibrios en la lista del patrimonio mundial

jueves, 18 de diciembre de 2003
* Problemas económicos, una de las razones * Conclusiones de especialistas reunidos en Querétaro Querétaro, QRO , 17 de diciembre (apro)- La falta de rigor al elaborar los expedientes, con los cuales se propone un bien cultural a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, es uno de los problemas que aquejan a los países de América Latina Es por ello que el porcentaje de rechazo de las candidaturas supera al número de casos aceptados en relación con los países europeos El problema se repite en naciones de África y Asia Y una de las razones de ese desequilibrio es de carácter económico Estas fueron parte de las conclusiones a las cuales llegaron los especialistas de diversos países que participaron en el encuentro “La representatividad en la Lista del Patrimonio Mundial”, realizada del 12 al 16 de diciembre en esta ciudad, en el marco de la estrategia global del Comité del Patrimonio Mundial del organismo internacional El objetivo de dicha reunión, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Centro del Patrimonio Mundial, fue “discutir estrategias, mecanismos y líneas de acción para contribuir a garantizar la representatividad en la lista, tanto en lo concerniente a categorías patrimoniales como a la presencia de regiones y países” En las mesas, desarrolladas en el Museo Regional de Querétaro, se discutió sobre las categorías: Patrimonio prehistórico y arqueológico, Patrimonio natural, Paisaje cultural, Patrimonio industrial, Itinerario cultural, Patrimonio moderno y Ciudades históricas Participaron especialistas de Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Honduras, Israel, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Portugal y Venezuela, algunos de ellos representantes y miembros del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) De acuerdo con Alfredo Conti, vicepresidente de Icomos Argentina, el encuentro permitió elaborar un diagnóstico, conclusiones y recomendaciones para lograr el equilibrio en la Lista del Patrimonio Mundial En el terreno geográfico, el desequilibrio se expresa en el hecho de que, según cifras de la propia UNESCO, de los 754 sitios inscritos, 350 pertenecen a Europa, 150 a Asia-Pacífico, 116 son de África y Estados Árabes, y 138 de América España con 37, Italia con 36, China con 29, Alemania y Francia con 27 y Reino Unido con 25, son los países con mayor número de sitios inscritos, seguidos de India, que tiene 24, y México que cuenta con 23 La mayor parte de las naciones latinoamericanas apenas tienen presencia en la lista: Chile, Guatemala, Panamá, Venezuela y Costa Rica, con 3 sitios; Honduras y Surinam, con 2, y con una, Haití, Belice, Dominicana, El Salvador, Nicaragua, Paraguay y Uruguay El otro desequilibrio de la lista se refiere a las categorías culturales En el caso de América, las cifras señalan que de los 87 bienes inscritos, 37 son ciudades o poblaciones históricas; 22 sitio arqueológico; 4 monumento aislado o en conjunto; 4 patrimonio moderno; 4 paisaje cultural; 3 arte rupestre, un sitio histórico, otro ruta cultural y uno más bien compartido, cuya categoría se refiere más bien a sitios que abarcan dos países Con muy buenos deseos, los participantes de la reunión concluyeron que existe una necesidad de que los países con mayor número de sitios inscritos apoyen a quienes tienen menos Se estableció también que los Estados deben asumir como una prioridad la cultura, a fin de que sean un punto importante en sus programas de desarrollo Se pidió que los países revisen las listas indicativas, en las cuales figuran los posibles bienes y sitios a ser propuestos para la Lista del Patrimonio Mundial, a fin que constituyan un instrumento de planificación que contribuya a reducir los desequilibrios Hubo un pronunciamiento, en el sentido de que ha habido “incomprensión” para algunas candidaturas presentadas por países latinoamericanos, por lo cual han sido rechazadas al momento de las evaluaciones Situación que se da menos en el caso de las candidaturas europeas A finales de enero deberá estar terminado el documento de conclusiones y recomendaciones que habrán de ser presentadas ante la próxima reunión de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO, a celebrarse a mediados del 2004, en China

Comentarios