"Peligra cine independiente de Francia", advierte Julie Bertuccelli

martes, 2 de diciembre de 2003
México, D F, 1 de diciembre (apro)- Preocupada, la cineasta francesa Julie Bertuccelli, quien visitó México para promocionar su película “Unas dulces mentiras”, advierte que en su país peligra el futuro de las producciones fílmicas independientes Al conocer que el gobierno de Vicente Fox propone en su Proyecto de Egresos 2004 desaparecer al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y los Estudios Churubusco, platica en entrevista: “En Francia también se vive un momento difícil Antes el Canal MAS francés financiaba todo tipo de producciones, además de las del Estado, pero hizo una fusión con algunas entidades gringas y ya no quiere dar dinero para los filmes independientes, sólo va a apoyar a las grandes producciones No cabe duda que peligran los proyectos que no tengan ese fin” Pero no es todo Enseguida recuerda que el gobierno de su nación quiere quitar el seguro de desempleo de la comunidad artística; al parecer, explica, lo restringirán a unas cuantas personas Informa que en este momento todos los creadores de Francia están en la lucha contra esa medida: “Han hecho huelgas Creo que la variedad de todas las expresiones artísticas es muy importante, no sólo la industrial Deben existir maneras diferentes de hacer cine, no sólo la gran industria hollywoodense” Su largometraje “Unas dulces mentiras”, que se exhibe en la XLII Muestra Internacional de Cine, la cual en breve recorrerá varias partes de México, obtuvo en el pasado Festival Internacional de Cannes el Gran Premio de la 42 Semana de la Crítica y el Riel de Oro para la Mejor Dirección En la trama, Otar, un georgiano que trabaja como inmigrante en París, es el orgullo de su mamá Eka, quien vive sólo para estar al tanto de los logros y las novedades que su hijo le envía a través de cartas Un día las misivas dejan de llegar… y es que Otar ha muerto Marina hija de Eka, y Ada, su nieta, se ven obligadas a ocultarle a la anciana tan terrible noticia El guión lo realizaron Roger Bohbot, Bernard Renucci y Bertuccelli, y se rodó el año pasado “Me gustan mucho las imágenes documentales Por ese motivo decidí mostrar de la manera más realista posible la decrepitud absoluta de un país arruinado, pero en el que sus habitantes, a pesar de todo, no pierden ni la esperanza ni las ganas de vivir También deseaba que Eka, Marina y Ada estuvieran al mismo nivel, sin que una de ellas opacara a las otras De alguna manera, las tres son un mismo personaje; la misma mujer en tres diferentes etapas de la existencia”, destaca Bertuccelli, nacida en París en 1968 --¿Por qué se decidió a hacer cine? --se le pregunta --Mi padre era director y, además, vi mucho cine Entré como asistente de dirección de algunos realizadores y me di cuenta que el séptimo arte es un trabajo muy duro, de noches sin dormir Primero descubrí el mundo del documental, me pareció fascinante hacer cine en documental “Inicié con este género porque era muy joven y muy tímida para narrar mi propia historia Entonces contaba las historias de los demás, pero ya crucé otra barrera al filmar este largometraje más personal y me he atrevido a poner algo de mí: la relación cercana que tengo con mi madre y abuela” --¿Qué papel debe tener el cineasta para con la sociedad en este siglo? --Es un papel importante porque el cine lo ve mucha gente y los directores de la pantalla grande tienen mucho que decir, pero también es una industria que requiere mucho dinero, necesita muchas inversiones Entonces, hay que buscar el dinero, a pesar de que en Francia hay un sistema que ha protegido de alguna manera el quehacer cinematográfico Pero el artista debe hacer que la gente disfrute y reflexione

Comentarios