ARTES PLASTICAS/ "TRAS EL TRAZO": "Mirador", de Roger Von Gunten, en el Mues

jueves, 6 de marzo de 2003
México, D F (apro)- Roger von Gunten expone en el Museo José Luis Cuevas desde enero, como parte de una serie de muestras conmemorativas del movimiento llamado “Ruptura”, surgido a mediados del siglo pasado Un conjunto de 57 obras integran la exhibición titulada “Mirador, dibujo, pintura y escultura”, y muestran el desarrollo del pintor nacido en Zurich, Suiza, en 1933, y arraigado en México desde 1957 El colorido de la pintura contrasta con la pesadumbre que invade al pintor, quien tras un largo juicio de casi quince años con la asociación civil Promotora de Arte Pictórico, representada por Serapión Fernández Stark, está al borde de ser desalojado de la casa que habita en Tepoztlán, Morelos La historia ya es conocida: Von Gunten firmó un contrato con la asociación a la cual debería entregar obra a cambio de que le organizaran algunas exposiciones; al sentir que ésta no cumplía, el pintor dejó de entregar la obra, pero fue demandado y sentenciado a entregar 213 mil dólares en obra Entonces realizó la serie de 19 cuadros “Espejo”, y la puso a disposición del juez, que dictaminó que con ello cumplía su sentencia Pero la asociación no estuvo de acuerdo e interpuso un recurso de queja Tras varios recursos interpuestos por las partes, y ante la negativa de Promotora de aceptar la obra, el pasado mes de diciembre se remató la casa del pintor, pero aún así no se alcanza a cubrir el adeudo total Sin embargo, el abogado de Von Gunten, Ernesto Ayala, interpuso un nuevo recurso para tratar de salvar la vivienda del pintor José Luis Cuevas escribe en el catálogo de la exposición: “Su última casa la perdió injustamente La avidez de unos empresarios y la corrupción de los jueces lo llevaron a la bancarrota Sin embargo, esta situación difícil no le ha impedido trabajar Su obra reciente es abundante y abarca diversas disciplinas: grabado, pintura, dibujo y escultura” Con el fin de recabar dinero para cubrir el saldo que se le exige, Von Gunten realizó una monumental instalación de 20 metros de largo, llamada “Quetzalcóatl”, con ayuda de otros artistas, entre ellos Cuevas, Vicente Rojo y Sebastián, que espera vender Con pesar, el pintor considera “totalmente arbitrario” que el juez no aceptara “Espejo”, cuando ya había sido admitida en una primera instancia por otro juez Y expresa su preocupación y desconcierto por la posible pérdida de su casa: “El juez no puede decir: ‘no me gusta su obra y que pague’, más una suma tan desorbitada, ‘y si no paga, pues le quitamos, le desmantelamos su vida y su carrera’ No puede ser” Comenta que el anterior titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar, siempre quería estar al tanto de cómo iba el asunto, pero no ha podido hablar con su actual presidenta, Sari Bermúdez, a quien buscó en alguna ocasión diciendo que iría a verla para exponerle su problema: “Su secretaria me dijo: ‘no se moleste en venir, maestro, ella ya está al tanto del asunto’ Obviamente no quería saber nada de esto y tampoco quiero parecer como una víctima” Respecto de la exposición en el Cuevas, le agrada que se muestren cuadros no sólo de su etapa dentro de la Ruptura, sino parte de lo que está haciendo ahora, porque “los que estamos vivos, seguimos trabajando” Para Von Gunten la Ruptura no fue igual que para los artistas locales, que decidieron buscar lenguajes distintos a los de la Escuela Mexicana de Pintura, e incursionar en corrientes como la abstracción, porque él venía de Europa A la distancia, piensa que no fue un movimiento contra los muralistas, sino en favor de una “apertura”, para que cada pintor pudiera buscar su propio camino con su obra Recuerda que fue un movimiento cultural que no se circunscribió al campo de la pintura, pues estuvieron con ellos escritores como Octavio Paz y Carlos Fuentes, y juzga que la Ruptura no se hubiera logrado sin las obras literarias de Juan García Ponce Y admite que su repercusión fue fundamentalmente local, e incomprensible quizá fuera de México: “Era como una revolución muy tardía En el extranjero se preguntaban por qué los pintores mexicanos de repente luchaban por la pintura abstracta si ésta ya tenía 50 años, pero fue una circunstancia geográfica y cultural” La exposición estará abierta al público hasta el próximo 13 de marzo, en las salas Marta Traba, Fernando Gamboa y José Gómez Sicre

Comentarios