ARTES PLASTICAS/TRAS EL TRAZO: Las litografías hechas por Tamayo en el Tamarindo

martes, 15 de abril de 2003
* En el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, de Zacatecas México, D F (apro)- Al tiempo que se anuncia una exposición litográfica de Rufino Tamayo en el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, de Zacatecas, se difunde el catálogo de dicho recinto fundado en septiembre de 1998 Se trata de una lujosa edición, impresa en los talleres de Artes Gráficas Palermo, de Madrid, España, que incluye los textos “Arte abstracto: una antología”, de Teresa del Conde; “Los murales de Osaka: convergencias históricas y estéticas”, de Luis Martín Lozano; y “Aquí no se imprime Centro de Formación, Producción e Investigación Gráfica”, de Plinio Avila Márquez”; además de un texto de presentación del propio Felguérez y uno más de Alberto Ruy Sánchez El libro de 223 páginas permite conocer no sólo la colección plástica conformada por obras de artistas como Juan Soriano, Lilia Carrillo, Rafael Coronel, Vicente Rojo, Arnaldo Coen, Naomi Sigman, Irma Palacios, Fernando García Ponce, Alberto Castro Leñero, Helen Escobedo, Angela Gurría y una de Raquel Rabinovich, que es en realidad la crítica Raquel Tibol Y fundamentalmente hay obra del propio Felguérez, quien ocupa varias salas Deja entrever también la belleza arquitectónica del antiguo edificio, construido a principios del siglo XVIII y modificado hacia finales del XIX, convertido ahora en museo Y, de reojo, las gracias de la misma ciudad zacatecana que, a decir del escritor Ruy Sánchez, es también arte Así lo señala en su texto “Un triángulo perfecto: arte, artista y ciudad”, publicado en el catálogo, en el cual recuerda: “Zacatecas es hoy en día un ejemplo para muchas ciudades del mundo Desde mediados de la década de 1960, diez años antes de que en Europa se aprobara una ley con el mismo concepto, gracias a don Federico Sescosse, existe en esta ciudad una original ley de conservación de monumentos que protege tanto el entorno de un edificio valioso como al edificio El resultado es un centro histórico donde todas las construcciones obedecen a un sentido de armonía urbana, a una consistencia material de proporciones, texturas, líneas y volúmenes que derivan en un inmenso valor estético” El edificio que alberga al Museo Felguérez fue hacia 1870 el Seminario Conciliar de la Purísima, done estudió entre 1900 y 1902 el poeta zacatecano Ramón López Velarde Ya en el siglo XX, en la década de los años sesenta, fue cárcel A decir de Ruy Sánchez “el arte abstracto y las formas antiguas del edificio conviven con aparente naturalidad” Es en este espacio --que alberga también doce cuadros de gran formato, conocidos como murales, de Osaka—donde se exhibirá del 11 de abril al 22 de junio una colección de 26 litografías que Tamayo realizó en el Tamarind Lithography Workshop de Los Angeles, California, en la década de los años sesenta del siglo pasado Según información del Instituto Nacional de Bellas Artes, que organiza la muestra en colaboración con el Museo Felguérez, el pintor oaxaqueño fue invitado a trabajar en el Tamarind cuando contaba con 65 años de edad y experimentó con diversas técnicas, entre ellas el uso de placas de aluminio, lápices, crayones, barras litográficas, tusches, pastas y otros materiales “En este sentido --dice el material--, todas y cada una de las obras que Tamayo creó en el Tamarind le dieron a la litografía una nueva forma de observarla y sentirla” Se mostrarán, entre otros trabajos “Dos niños”, “Hombre con sombrero”, “Mujer”, “Fantasma”, “Perfil de un hombre”, “Cara de luna”, “Hombre transparente”, “Cabeza de coloso”, “Hombre en el sol”, “Personaje en una cueva” y “Variaciones de un hombre # 2” Así, aunque sea sólo por un par de meses, convivirán en el mismo espacio el artista oaxaqueño y esta posterior generación de pintores que coincidieron, en tiempos distintos, en su búsqueda de caminos diferentes a los que había trazado “el realismo” de la llamada Escuela Mexicana de Pintura

Comentarios