Nace la editorial Sexto Piso: El hambre por nuevas opciones

martes, 15 de abril de 2003
México, D F (apro)- “Prefiero aventarme de un sexto piso a vivir lo que estoy viviendo”, dijo uno de los socios, sin saber que ese pensamiento suicida daría nombre a un proyecto editorial alternativo a los dogmas del pensamiento político que saturan el mercado “La gente ya está harta de leer el libro número cien sobre el mismo tema, así que buscamos una propuesta diferente a lo que se hace comúnmente, aunque tampoco somos la editorial que va a desafiar al sistema”, comenta Eduardo Rabasa, quien junto con Luis Ayala, Rafael López y Francisco de la Mora constituyen el consejo editorial de la recién formada Sexto Piso “Todo esto --continúa Rabasa-- surgió a través del mundo académico; y es que los textos que nos gustaban o queríamos leer eran difíciles de conseguir, o no se encontraban en español, pues no iban con el pensamiento dominante Además, Sexto Piso surgió también por ser fanáticos de la lectura” A un par de meses de constituida la editorial, estos jóvenes recién salidos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y de la carrera de letras latinoamericanas de la Universidad Iberoamericana, hicieron contacto con el ensayista estadunidense Morris Berman, quien cedió los derechos para traducir su libro “El crepúsculo de la cultura americana”, el más vendido de Sexto Piso “Quién iba a pensar que un autor de la talla de Berman diera sus derechos a una editorial de reciente formación, y ya hasta nos prometió los del siguiente, que se llama The Fate of the Empire”, argumenta Rabasa, quien tuvo a su cargo la traducción PRIMEROS TROPIEZOS El libro de Berman fue distribuido directamente aunque, según dice Rabasa, el trato era raro, en parte por ser una editorial pequeña y desconocida: “La ventaja es que ya había algo de este autor en librerías, pero con nosotros tenían sus reservas” Entonces se dieron a la tarea de conseguir una distribuidora; sin embargo, antes necesitaban como requisito editar más libros, pues el de Berman no era suficiente Se lanzaron a la edición de seis más, entre los que sobresalen “Discursos de la Servidumbre”, de David Hume; “Escritos Políticos”, de Etienne de la Boétie, y “Ensayos Escogidos”, de George Orwell Muchas fueron las opciones, pero finalmente fue Colofón con quien firmaron Además de la distribución, Rabasa comenta acerca de otro obstáculo más: “A la hora de buscar proyectos para traducir, nos encontramos de que muchos ya están con alguna casa editorial grande Sin embargo, logramos conseguir a Orwell y a Boétie, lo cual nos abrió las puertas “Estamos en tratos con un servio, Milorad Pavic, escritor de Anagrama (‘Diccionario Jazaro’), pues descubrimos que gran parte de su obra no está traducida Además, mandamos un catálogo a los que poseen los derechos de Stanislav Lem, el que escribió ‘Solaris’; están bastante interesados” TALENTOS MEXICANOS Sexto Piso no sólo apoya a escritores extranjeros, también posee la inquietud por encontrar nuevos talentos, pero siempre guardando un equilibrio entre éstos y los autores consagrados El primer trabajo dentro de esta línea es un primer texto de Juan J Orosa, “Los extraviados”, una novela de ciencia ficción --la literatura es otro rubro que interesa a Sexto Piso-- en donde un grupo revolucionario se pone en contra del sistema sin saber exactamente por qué y para qué está luchando Y el último, que se presentará este jueves 10 de abril en la Ciudad de México, es un volumen compuesto por una serie de ensayos en torno al poder: “El poder frente a sí mismo”, de Citlali Marroquín y Luis Alberto Ayala Blanco (uno de los miembros del consejo editorial) LOS RETOS Para Eduardo Rabasa, como para los demás miembros de Sexto Piso, el siguiente paso es dejar de ser una editorial casera Comenta: “El reto es seguir creciendo, destacar nuevos proyectos y apoyar a escritores no tan conocidos sin importar lo que defiendan Por supuesto, sin perder la calidad, no ir a la masificación El gusto de la gente por nuestros libros determinará nuestro éxito” --¿Cuál es su parámetro de calidad? --Nuestro criterio de calidad es lo que nos gusta a nosotros Se propone un proyecto y entonces hacemos un consenso Por supuesto que existen diferencias, pero más o menos compartimos ciertas cosas

Comentarios