ARTES PLASTICAS/ TRAS EL TRAZO: "Tiempo suspendido"

martes, 8 de abril de 2003
* La expo más completa de Enrique Echeverría, a partir del 10 de abril en el Museo del PBA México, D F (apro)- El crítico alemán Paul Westheim vaticinó en 1963 cómo sería la trayectoria del pintor Enrique Echeverría: “En tiempos futuros, cuando Echeverría ya forme parte de la historia del arte, se hablará de sus distintas épocas” Así lo recordó en conferencia de prensa Ana Isabel Pérez Gavilán, subdirectora del Museo del Palacio de Bellas Artes, quien junto con Mercedes Iturbe, directora del mismo, anunció la exposición “Tiempo suspendido Retrospectiva de Enrique Echeverría” Pérez Gavilán, curadora de la muestra, destacó que, efectivamente, el desarrollo pictórico del artista nacido el 14 de julio de 1923 en la Ciudad de México, y que “ya forma parte de la historia del arte”, se dio en diferentes etapas y, para dar cuenta de ello, la colección se ha dividido en diversos temas para su exhibición Calificada por Iturbe como la exposición “más completa” que hasta el momento se ha hecho sobre Echeverría, se divide en: “Los años formativos, 1943-1954”, en donde se podrá ver su desarrollo artístico desde el momento en que ingresa al taller del pintor español Arturo Souto (maestro también de Vicente Rojo), hasta su primer viaje a España, en donde recibe influencias de Velázquez, el Greco, Gutiérrez Solana y Picasso “Búsquedas” es la segunda etapa y comprende los años 1954 a 1959, en los cuales Echeverría asimila en su pintura los estilos vistos en su viaje a Europa, tales como el postimpresionismo, el cubismo analítico y sintético y el amaneramiento del Greco Luego, con la beca Guggenheim visita Estados Unidos y recibe la influencia de la pintura impresionista El tercer apartado es “Paisajes interiores” --título tomado de varias de sus obras--, que aborda la etapa de 1959 a 1967, cuando el pintor vuelve a México y, a decir de la curadora, se consolida su búsqueda plástica y comienza a fraccionar la figura mediante capas, manchones y empastes en un estilo calificado por Pérez Gavilán como “postcubista” o --como lo consideró Westheim-- “expresionista mexicano” Tomado también de sus obras, el cuarto apartado se titula “Flores imaginarias”, y comprende los años 1967 a 1970, cuando el creador realiza lo que él mismo llamó “Organigramas” en los cuales plasmó flores y formas vegetales con colores muy intensos, dejando un poco la abstracción En 1970 se inició su última etapa, la “Experimental”, en la cual trabajó con acetatos en los que chorreaba tintas de colores diluidas con tíner, técnica inventada por él y que, según la crítica de arte Raquel Tibol --recordó la curadora--, le ocasionó problemas de salud Esta última etapa sólo abarca un par de años, pues Echeverría murió prematuramente el 25 de noviembre de 1972, a la edad de 49 años, víctima de una enfermedad del riñón, mientras se encontraba pintando en una villa de Cuernavaca, Morelos Echeverría fue cofundador junto con el grupo “Los Independientes”, integrado por Vlady, Héctor Xavier y Alberto Gironella, de la galería Prisse, en donde exhibió por primera vez Fue también amigo de José Luis Cuevas, quien lo definió como “un pintor de primera clase, buen amigo, pero callado” Iturbe destacó que Echeverría, al contrario de Cuevas y Vlady que se enfrascaban en las polémicas, fue un pintor discreto “un tanto silencioso”, que destacó por el carácter de su pintura Opinó: “Su decisión de optar por la vía de la abstracción, lejos de alejarlo de la realidad lo mantiene siempre vinculado a ésta; sus formas evocan sintéticamente lo figurativo con excepción de algunos cuadros, como ‘El fin no se vislumbra’” Integrada por un centenar de obras pertenecientes a diversas colecciones, entre ellas a la del Museo de Arte Moderno y a la de la viuda del pintor, la muestra se exhibirá del 10 de abril al 8 de junio En las salas Nacional y Diego Rivera, del Palacio de Bellas Artes, podrán verse las obras, principalmente óleos En la sala Justino Fernández habrá tintas, acuarelas y obras en papel que muestran su faceta de “extraordinario dibujante” La sala Paul Westheim mostrará documentos y fotografías que permitirán acercarse a la vida del pintor que gustó también del vuelo y estudió por ello ingeniería aeronáutica en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y fue dibujante técnico en la Compañía de Luz y Fuerza del Centro

Comentarios