BUZON DE APÓCRIFOS: Otra vez la isla

miércoles, 14 de mayo de 2003
México, D F (apro)- ¡Chin!, sufridos lectores, qué friega nos cayó encima Otra vez Cuba es la manzana de la discordia en nuestras vidas, pero principalmente en la de los intelectuales, informadores de los diversos medios y periodistas en general, esos cuyos juicios, noticias y opiniones, no pocas veces, legitiman o descalifican gobiernos, sus ideas y decisiones y con ello norman el criterio de la opinión pública ¡Qué responsabilidad tan canija! Consciente de ello, no condeno a los intelectuales, informadores y periodistas, sobre todo a los neoliberales de hueso colorado, que convencidos de las virtudes absolutas del individualismo a ultranza y de los valores suplementarios que le acompañan, como la propiedad privada, la democracia, el estado de derecho, pensamiento crítico y libre mercado, paladinamente censuran, condenan y hasta escarnecen al gobierno de la isla Están en su derecho Repito Están en su derecho, pero me sorprende que, para ejercerlo, lleguen incluso a insultar a sus contrarios, los simpatizantes y defensores del régimen castrista, que los tachen de serviles, abyectos, infames, de corrupción intelectual, de “compañeros de viaje”, de “estalinistas trasnochados” y tránsfugas del pensamiento crítico Digo, me sorprende, por ejemplo, que intelectuales, informadores y periodistas neoliberales se rasguen las vestiduras porque el régimen castrista haya ejecutado a dos secuestradores de una embarcación que pretendían llevar a Miami; me sorprende, digo, porquen no he visto y no me explico que los mismos no se hayan rasgado las vestiduras igualmente ante los 17, entre ellos un niño, iraquíes que mataron las tropas “liberadoras” de Irak, al disparar contra una manifestación pacífica que les pedía a gritos que regresaran a su casa Pregunto: ¿es que la lamentable y estúpida fórmula “quien no está con nosotros, está contra nosotros”, únicamente es válida para el neoliberalismo que profesan? ¿Eso es pensamiento crítico? Me sorprende, digo, que tan ardientes defensores del neoliberalismo comenten, casi regocijados, el clima paranoico que se vive hoy en Cuba, según ellos alimentado malévolamente por el gobierno castrista, consciente en su perversidad de que la amenaza exterior es el más eficaz elemento de cohesión de cualquier sociedad Ante esto, no puedo por menos que preguntar: ¿es que el campeón del neoliberalismo, mister George W Bush, no está haciendo exactamente lo mismo? Entonces, ¿dónde y cómo queda su cacareado pensamiento crítico? Me sorprende, digo, cuando esos neoliberales esgrimen el peregrino argumento de que hubiera sido menos problemático, más sencillo y más económico, llegar a un acuerdo con Saddam, al que éste habría accedido feliz de continuar en el poder a cambio de venderles el petróleo que desearan y al precio que quisieran ¿Quieren decirnos con tan peregrino argumento que la guerra de Irak tuvo como único y excelso motivo liberar al pueblo iraquí de un dictador? ¿Dictador que los mismos estadunidenses alentaron y armaron? No tengo la boca tan grande como para comulgar con semejante rueda de molino ¿Y ustedes, estimados lectores? Mas volvamos al tema de la presente, Cuba Para los neoliberales, Castro es un nefasto y nefando criminal político, que astutamente se sirve de la mentira, la amenaza, la intimidación y el miedo y la fuerza, para imponer su omnímodo poder a su pueblo ¡Carajo! ¿Acaso hace otras cosas diferentes su campeón del neoliberalismo, mister George W Bush? Bien sabido es, y no es un secreto, que consiguió la presidencia de su país en una de las más sospechosas elecciones llevadas a cabo en el mismo Que legitimó su unilateral agresión a Irak diciendo que su régimen era una amenaza para el mundo, pues poseía armas de destrucción masiva, armas que a la fecha no aparecen en lado alguno Visto, oído y comprobado es, que consciente de que su país es la única gran potencia que existe, no está dispuesto a subordinarse a autoridad internacional alguna; que disfruta intimidando a personas, organizaciones y países bajo el argumento de su derecho a “la guerra preventiva”, y ahí Cuba tiene un puesto especial, el cuarto lugar en su llamada lista “eje del mal”, después de Irán, Siria y Corea del Norte ¿Será porque el régimen cubano es una amenaza para el mundo? ¿Porque tiene armas de destrucción masiva? ¿Porque maquina una invasión unilateral a EU? ¿Porque constantemente está interviniendo en los asuntos internos de EU y es refugio ostensible de terroristas? ¿O será porque piensa someter a EU a un bloqueo inmisericorde? Ustedes dirán, estimados lectores Sí, sí, sé que se debe tener muy en cuenta los derechos humanos y la democracia, pero hay que recordar y tener presente que su verdadero valor está en debate entre lo que se entiende como democracia política y democracia social, pero ese tema sería motivo de otra carta Por el momento y para terminar con la presente, pues se me está acabando el espacio, debo confesarles que por lo expuesto y otros hechos que quedaron en el tintero, considero que los tildados de serviles, infames, abyectos, de corrupción intelectual, de “compañeros de viaje” y tránsfugas del pensamiento crítico, bien pueden tachar de los mismo a sus infamadores ¿O no? Desde luego, esa es mi muy personal opinión; ustedes, lectores, tienen perfecto derecho a tener la suya Con el respeto debido y siempre a su servicio JUAN CONTRERAS

Comentarios