Artistas de la lente se suman a la campaña contra el tabaquismo

miércoles, 13 de agosto de 2003
* Presentan el libro “Humo una vez…” * Resultado del programa “Entre colillas”, del INER México, D F, 12 de agosto (apro)- Un grupo de jóvenes fotógrafos presentarán el libro y la exposición “Humo una vez…”, retrato del problema del tabaquismo en sus diversas facetas: desde la del fumador social hasta sus consecuencias más trágicas como la muerte El libro, realizado por Iván Carrillo, Cecilia del Olmo, Fidel Ugarte, Hana Matsumoto y Alan I Espriú, forma parte del programa “Entre colillas”, del Departamento de Investigación en Tabaquismo y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) Para Del Olmo, la publicación es una muestra de que la fotografía puede adentrarse en otros ámbitos y no sólo el artístico, en el cual ha tenido un auge en los últimos tiempos: “La foto tiene una función social, así comenzó en el mundo, y esto se ha olvidado por la fotografía artística y la de prensa Este trabajo vincula la cultura, la medicina y un problema de salud y, a la vez, abre un campo de trabajo para los fotógrafos” En su opinión, son muchos los médicos que desean que alguien pueda traducir en imágenes impactantes y funcionales su lenguaje, pero sobre todo la gravedad de un problema como el tabaquismo, causa número uno de muertes y enfermedades en México y el mundo El programa “Entre colillas” tiene como propósito reunir a diversos grupos de artistas para que, mediante sus imágenes, expresen su sentir sobre el fumar y sus consecuencias Cuenta ya con varias publicaciones o libros-catálogo de las exposiciones “Entre colillas 97”, “La mano del fumador”, “Legistrando (ilustrando la ley)” y “Disfunción eréctil y tabaquismo” Del Olmo narra que han participado en esas propuestas artistas visuales de diferentes ramas, entre ellas la caricatura Añade que, por “azares del destino”, Iván Carrillo, quien era fumador, llegó al INER y le nació la idea de documentar fotográficamente el problema, pero con visiones diferentes Así fue como invitó al resto de los fotógrafos Todos recibieron información de investigadores sobre los problemas de la adicción, pero con la libertad para fotografiarlos como quisieran La artista participa con ocho imágenes aunque su serie es más amplia Busca hacer evidente que el cigarro está presente en muchos lugares y, aunque mucha gente quiere dejar de fumar, no es tan evidente la gravedad del problema Su serie inicia con retratos de jóvenes que comienzan a fumar por cuestiones sociales, viene luego gente operada por problemas de enfisema pulmonar y cáncer En esta segunda fase se apoyó en gente cercana a ella como su hermano, un joven de 30 años de edad, a quien le han reaparecido tumores en la garganta Ella termina con la foto de un burro mostrando los dientes para darle un toque irónico y recordar a los fumadores que lo primero que se les deteriora son los dientes Resume su experiencia: “En realidad es difícil hacer evidente lo que puede parecer obvio o resulta para otros normal, pero el tema se prestó mucho para fotografiar emociones y sentimientos Nunca he fumado y mi conclusión es que no me gustaría acercarme al tabaco ni de broma, y lo mismo le digo a la gente: que no se acerque porque termina muriendo” Las imágenes de los cinco fotógrafos se han expuesto en el INER, pero la idea es que puedan exhibirse en otros sitios Hay ya una propuesta de la Universidad Nacional Autónoma de México para mostrarla en forma itinerante en sus espacios y los autores se acercarán también al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a fin de que apoye su difusión en todo el país

Comentarios