ADELANTO DE LIBROS:"Después del 11 de septiembre. Narrativa chilena contemporánea"

lunes, 22 de septiembre de 2003
* Antologador Poli Delano México, D F, 22 de septiembre (apro)- Treinta y tres prosistas chilenos son recogidos en la Colección Ficticia de la Biblioteca de Cuento “Anís del Mono” (México, 2003) por el maestro Poli Délano Ellos son, agrupados: Entre “los viejos lobos”, José Miguel Varas, Eugenia Echeverría, Fernando Jerez, Jaime Valdivieso, Dalvattori Cóppola, Rodrigo Quijada, Francisco Rivas, y Franklyn Quevedo Entre los “viejos lobos que llegaron más tarde”, Rolando Rojo R, Lucía Guerra, John Smith, Oscar Vázquez, Luis Bocaz, Guido Entel, Antonio Rojas G, Hernán Rivera L, y Ramiro Rivas Entre los “lobos adolescentes en el 73”, Ramón Díaz E, Pía Barros, “El hijo de Marcial”, Lilian Elphik, Roberto Rivera, Sonia González, Diego Muñoz V, y Carolina Rivas Y entre los “lobos debutantes de ahora”, Max Valdés, Roxana Álvarez, Andrés Gómez, Yurii Soria-Galvarro y Paul Seaquist Señala Délano --quien fuera perseguido político del pinochetismo y se asilara en México, y al término de la dictadura chilena regresara a su país--, el propósito de esta antología de cuentos “es presentarles a los lectores mexicanos lo que están escribiendo algunos lobos bastante feroces de la narrativa chilena contemporánea” Con enorme generosidad, el personaje que es Délano escribe que el libro “no es una antología de carácter político” y ni siquiera tal vez una antología, sino que “pretende dar prueba definitiva de que esas huellas existen” Pretende, además, “rescatar la memoria de la fecha 11 de septiembre de 1973, que torció los destinos de Chile rumbo al infierno”, de ahí que Délano anexara a su prólogo las palabras de un breve ensayo del pintor chileno Juan Bernal Ponce, sacado de la revista “Universidad”, de Costa Rica, que son: “La mañana del 11 de septiembre de 1973 los aviones Hawker Hunter de la Fuerza Aérea Chilena emergieron sobre Santiago hacia el Palacio de la Moneda Picaron con suma precisión, presumiblemente manejados por pilotos de acrobacia norteamericanos cuya flota se encontraba frente a Valparaíso, y dejaron caer su carga mortal sobre la casa de los presidentes chilenos “El incendio permitió a la infantería de Pinochet entrar, liquidar la resistencia de unos pocos fieles y acabar con la vida del presidente Allende Pinochet instauró una sangrienta dictadura de 18 años, durante ella fusiló luego de torturar a cientos de inocentes, desapareció a miles y mandó al exilio a decenas de miles de chilenos “Estas hazañas fueron posibles gracias a la política del Pentágono y de Washington que desde la larga data estaba destinada a acabar con la democracia chilena Financiaron a los terroristas, bloquearon las exportaciones, negaron los créditos externos, les dieron armas a los generales golpistas “Hoy la prensa mundial recuerda sólo el once de setiembre (sic) del atentado de las Torres Gemelas, que causó infinitamente menos víctimas que el lamentable general títere de Washington Dicha campaña le sirve de perillas a Bush y al Pentágono para justificar otra agresión, ahora contra el pueblo de Irak Nos preguntamos, ¿dónde está el eterno agresor, el magnífico productor de armas de exterminio total, el verdadero eje del mal? Los hechos están a la vista, la respuesta también” Y a la vista este importante libro que ha puesto en nuestra mesa Poli Délano

Comentarios