La piratería de la música.... y la opinión de Stallman

viernes, 26 de septiembre de 2003
México, D F, 25 de septiembre (apro)- Con la llegada de Internet, de mp3 y de la música digital, las compañías de la industria disquera empezaron a notar con desagrado que sus márgenes de ganancia habían bajado Lo que estaba pasando es que gracias a mp3, un sistema de compresión fabuloso, más el acceso a las altas velocidades de transmisión/recepción de datos, la gente empezó a mandarse archivos mp3 con música de la que se denomina comercial Además, en las computadoras personales comenzaron a aparecer programas que permitían convertir en minutos todo un disco de música en su equivalente mp3, con el consiguiente ahorro de espacio y, además, con la posibilidad de compartir dichos archivos con todo el mundo La respuesta de las disqueras no se ha hecho esperar En Estados Unidos incluso demandaron a 60 personas, entre ellos una alumna de secundaria, por bajar música de Kazaa, un popular sitio de intercambio de música El plan, desde luego, no es demandar a todo el mundo, pero sí dejar un claro mensaje: “Si copias y facilitas archivos de música por Internet, puedes ser susceptible a ser demandado por nosotros”, parece decir la industria discográfica En mi opinión, todo esto son meras “patadas de ahogado” Es imposible parar el avance tecnológico, y las disqueras deberán buscar alternativas y olvidarse de una buena vez de las inmensas ganancias que durante tantos años tuvieron, para hacer de este negocio menos lucrativo quizás, pero más justo y realista para todos Richard Stallman, el creador del movimiento GNU y adepto al software libre, por su parte, escribió una carta a Communications of the ACM, en donde expresa su opinión al respecto de la música por Internet y este esquema de compartir archivos Veamos lo que dice: “La palabra ‘pirata’, usada formalmente por los autores para criticar a los editores de hallar métodos de publicar ediciones no autorizadas, ha dado la vuelta y ahora carga el significado semántico de que compartir música es el equivalente a atacar un barco Esto es, sin duda, lo que las compañías disqueras quieren, pero decenas de millones de gente compartiendo música piensa que es absurdo “La palabra ‘descarga gratuita’ propaga el mito de que la venta de discos soporta a los músicos Tal soporte es cierto para un minúsculo grupo de superestrellas, pero la mayoría de los intérpretes generalmente reciben prácticamente cero pesos de quienes compran sus discos La industria discográfica no quiere que la gente se dé cuenta de que el mayor beneficio para los músicos con algún disco impreso es la publicidad, no el dinero; y que cualquier beneficio ulterior resulta indirectamente de gente que acude a conciertos en vivo El compartir música desarrolla esta función publicitaria de muy buena manera De hecho, sin importar cómo se afecte a la venta de discos, se debe legalizar de una vez por todas la posibilidad de compartir música libremente” Es claro que Stallman tiene un punto difícil de rebatir La cuestión es simple: las disqueras, acostumbradas a tantos años de ganancias millonarias han visto (y seguirán viendo) cómo sus ganancias bajan Pero esto ocurre por su empeño en no cambiar de estrategia Por ejemplo, Apple presentó su programa i-tunes, el cual permite que un usuario baje las canciones de sus artistas favoritos a un dólar por canción Así, en lugar de comprar un disco de 15 dólares, en donde vienen dos o tres “rolas” que le gustan, y 12 que no le interesan a nadie, ahora cada usuario puede hacerse sus discos “a su gusto” El primer día del programa de Apple Computer se recabó un millón de dólares Como puede verse, el problema tiene solución Si no es que la gente no quiera pagar, sino que está cansada del abuso ¿O me equivoco?

Comentarios