Nuevos hallazgos de fósiles prehistóricos en Veracruz

jueves, 4 de septiembre de 2003
Veracruz, Ver , 3 de septiembre (apro)- A los restos de un oso perezoso gigante que fueron encontrados la semana pasada, se suman los restos de animales prehistóricos que fueron encontrados el miércoles cerca de la carretera Atoyac-Paso del Macho, donde se construye un muro de contención, según informó la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) De acuerdo con la información del INAH, en esa zona del centro de Veracruz se localizó un molar de mastodonte de la especie cuverinius, así como placas de corazas de tortugas gigantes y huesos de roedores, cuya antigüedad fue estimada de entre los 12 y 14 mil años, aunque aún se realizarán más estudios Para la identificación más precisa de los restos de animales encontrados en el municipio de Atoyac, descubiertos durante los trabajos de construcción de un muro de contención, se pedirá la participación de peritos en paleofauna y cuaternario, informó la delegación del INAH-Veracruz en un comunicado de prensa Los investigadores del INAH encontraron restos fósiles de diversas especies contemporáneas al megaherium americanum, como es un molar de mastodonte, diversas placas de coraza de animales mayores como la tortuga, pequeños coralillos, almejas antiguas y huesos de roedores En opinión de los especialistas del INAH, como Fernando Miranda, el yacimiento se localiza en una zona formada por calizas muy antiguas del periodo cretácico superior, y se calcula que tengan más de 60 millones de años, ya que el cementerio de fauna corresponde al pleistoceno Según los especialistas, se presume que el área fue cubierta por un alud de material piroclástico, causado por erupciones volcánicas del Pico de Orizaba El último flujo de lava, estimaron, podría haber ocurrido hace unos cien mil años Sin embargo, el INAH mencionó que con base en los primeros estudios, las especies localizadas podrían tener una antigüedad de entre 12 mil a 14 mil años Por ejemplo, explican que el oso perezoso gigante fue uno de los animales de mayor tamaño de la fauna del cuaternario, que podía caminar sobre dos patas, media cuatro metros de altura y tenía un peso aproximado de cuatro toneladas

Comentarios