Entrevista con Susan Sontag desde Madrid

miércoles, 29 de diciembre de 2004
* La escritora norteamericana falleció en Nueva York * Al inicio del año pasado concedió una entrevista a Proceso * En ella calificó de “imbécil” al presidente de EU México, D F, 28 de diciembre (apro)- La ensayista y novelista neoyorquina Susan Sontag falleció hoy en el Memorial Sloan-Ketterin Cancer Center de Nueva York, a los 71 años de edad En febrero de 2003, la también directora de cine y una de las pocas voces críticas del gobierno estadounidense fue entrevistada por la reportera Sanjuana Martínez, corresponsal en Madrid de la revista Proceso A continuación se reproduce íntegra la entrevista: Sontag: "Bush, de los presidentes más imbéciles" Recién cumplidos los 70 años, Susan Sontag, una de las escritoras más comprometidas e influyentes de Estados Unidos, está convencida de que lo mejor de su prolífica producción literaria la ha escrito en los últimos diez años Y es que al publicar su nueva novela En América (Alfaguara) --que en estos días llega a las librerías mexicanas--, el amplio espectro de sus intereses que pasa por el ensayo, la novela, el cine, la pintura, el teatro o la fotografía, se enriquece y se confirma en sus 40 años como escritora, su independencia estética y moral La Sontag --al igual que una diva-- hace gala de su desafiante inteligencia, de la lucidez reflexiva, del análisis espontáneo y, sobre todo, de la proyección social y el magnetismo de su imagen transformada en un icono de la cultura estadunidense de los años sesenta Alta, corpulenta y elegante, exquisita en sus maneras, contundente en sus palabras, de melena que ha teñido de negro aunque con las raíces blancas, mira con ojos penetrantes al interlocutor al tiempo que su voz se pronuncia contra los ejercicios bélicos que desarrolla el imperio: Vietnam, Sarajevo y ahora Irak Dice a Proceso: "Bush es uno de los presidentes más estúpidos que hemos tenido Siempre me ha dado un poco de vergüenza ser estadunidense Desprecio y temo a este gobierno, no soporto su vanidad, su ignorancia y su culto a las armas Me molesta la vanidad de querer ser siempre los primeros, la cultura popular, las películas de Hollywood, y tal vez por eso me gusta sentirme extranjera Me interesan más los derrotados que los vencedores" Sontag combate sistemáticamente a los gobiernos conservadores de su país, y sus ensayos sobre política son respetados y temidos; por ellos ha estado amenazada de muerte después de publicar sus opiniones sobre el 11-S: "Mientras no me peguen un tiro, las amenazas no me afectan" Ante la inminencia del ataque estadunidense a Irak, la escritora prepara ya un nuevo libro sobre la guerra, que en su edición en español llevará en la portada la imagen de una obra de Goya titulada Los desastres: "Estados Unidos llevará adelante su cruzada contra el enemigo en solitario" Hace unos años visitó México y aprovechó para viajar a Chiapas, y sigue interesada por el sur del país: "Sé que la situación en Chiapas no ha cambiado, que todo se ha quedado en promesas de que iba a mejorar, y no han hecho nada" Nacida en 1933, Sontag es autora de una veintena de libros como Un viaje a Hanoi, el ensayo El sida, la enfermedad y sus metáforas, los relatos de Yo, etcétera, las novelas El amante del volcán, Estuche de muerte y ahora En América (En una nota aclaratoria del libro, la autora señala que el argumento de su nueva novela se inspira en la emigración a Estados Unidos, en 1876, de Helena Modrzjewska, una actriz polaca famosa, acompañada de su marido, el conde Karol Chapowski; Rudolf, su hijo de 15 años, y el periodista Henryk Sienkiewicz, y unos pocos amigos) Es una luchadora nata y su vida está siempre envuelta en la polémica Hace unos meses se publicó una biografía no autorizada titulada Susan Sontag, de Carl Rollyson y Lisa Paddock (Circe), en la que se analiza al "mito contemporáneo", y critican sus reticencias a "asumir públicamente su homosexualidad" y a su supuesta pareja, la fotógrafa Annie Leibovitz Dice a este semanario, ahora: "Nunca he leído ese libro En cambio, mi hermana lo leyó y me dijo que era horrible y que no debería leerlo Creo que es un ataque personal contra mí Se hizo sin hablar conmigo Hay muchos rumores y escándalos en torno de mí, pero no me puedo ver desde el exterior Me quedaría paralizada, perdería mi fuerza Es como caminar en la cuerda floja, no puedo mirar hacia abajo, tengo que mirar hacia arriba" La pasión No es fácil que Sontag hable de sexo, pero accede en esta entrevista Más que la homosexualidad, la escritora se refiere a la bisexualidad como algo natural en el ser humano Los personajes de En América están impregnados de pasión Maryna Zalenska, la más célebre de las actrices polacas, decide ir a América junto con su marido Bogdan, su hijo y su amante Ryszard, al lado de otros amigos A través de diferentes códigos narrativos, la autora incluye la pluralidad de voces con la correspondencia por escrito de Ryszard a Maryna, las cartas de la protagonista, la descripción en tercera persona y la del diario íntimo de Bogdan, quien confiesa la atracción que producen en él los jóvenes mexicanos empleados en la granja Sontag le defiende y da su punto de vista: "Supongo que muchos humanos son completamente homosexuales y otros heterosexuales En el espectro humano, sólo entre 10 y 15% es completamente una cosa o la otra; pero creo que la mayoría de la gente es capaz de tener sentimientos eróticos hacia el mismo sexo, además de hacia el sexo opuesto" --¿Entonces usted afirma que la mayoría de los seres humanos son bisexuales? ¿O que existe una parte heterosexual y otra bisexual? --Sí, la verdad es que hay tantos mitos sobre el erotismo Y es que la gente tiene vidas eróticas bastante limitadas, más limitadas de lo que quieren reconocer Es muy trabajoso tener una vida sexual activa, hay que abandonar muchas otras cosas En el caso de Bogdan, tiene esas tentaciones eróticas hacia su mismo sexo, pero tampoco quiere echar a perder su matrimonio, que es más importante para él Creo que mucha gente, la mayoría, sobre todo la gente más sofisticada, con educación y cultivada, quizá tiene una vida erótica más limitada de lo que le gustaría admitir Tal vez es una utopía en algún sitio, pero nunca, muy pocos de nosotros lo hacemos, las mujeres concretamente" En su novela hay una frase de su personaje que dice: "La mujer tiene talento para renunciar a la satisfacción sexual" --¿Es más difícil para las mujeres tener una vida sexual plena? --Las mujeres, sobre todo con una educación dura, se enfrentan a elecciones duras en su propia vida Es más duro para ellas si tienen una gran vida erótica hacer las dos cosas también (trabajo y sexo) La vida conlleva elecciones y renuncias, yo trato de vivir como si el día tuviera 48 horas Creo que todas tenemos muchas posibilidades que no aprovechamos, posibilidades eróticas y creativas que sencillamente no ejercitamos Pero lo bueno es que la vida no es una carrera, tal vez puedes hacer las cosas en el orden no establecido Yo, por ejemplo, llevo una vida no muy ordenada, de hecho empecé a ser joven cuando tenía unos 30 años Me casé a los 17, tenía casi 30 años cuando aprendí a bailar y empecé a salir, después de divorciarme, claro Y teniendo romances A los 28 años me convertí en una estudiante Pasé a ser una niña muy infeliz, porque quería crecer y luego, al ser mayor, me convertí en una adolescente De hecho Maryna, su protagonista, piensa que quizá no exista una vida feliz, que sólo hay una "vida heroica" Clase magistral La estructura de En América ofrece como elemento original dos monólogos, uno al inicio como "capítulo 0", y otro ‘shakespeariano’ que cierra el libro --El monólogo del principio ha sido calificado por buena parte de la crítica como "lección magistral" para quienes desean ser escritores ¿Por qué eligió esta forma narrativa? --Realmente los monólogos son mi forma literaria favorita o la que me resulta más fácil Me resulta mucho más práctico escribir en primera persona que en tercera, y porque amo lo difícil, por eso me obligo a escribir principalmente en tercera persona Cuando estaba planeando esta novela, porque siempre tengo antes un plan, decidí que empezaría con un monólogo para satisfacer mi amor por este tipo de voz Los monólogos son como ¿cómo lo podría decir?, como las máscaras ancianas en el teatro romano, la cómica y la trágica De hecho, el primer monólogo es una comedia y el último una tragedia; es decir, el libro está anclado entre esos dos monólogos El primer capítulo es una de las mejores cosas que he escrito en mi vida Añade: "Allí la voz del narrador es una especie de parodia de mi propia voz, introduce a los personajes en la idea de la imaginación literaria; después la voz del narrador del segundo monólogo es el hombre más desgraciado del mundo, completamente infeliz, que muestra el rango emocional unido a la trayectoria del libro" --En esta novela pasa de la Polonia del siglo XIX sojuzgada por la "bota zarista" al Sarajevo del siglo XX ¡Vaya salto! --Incluyo Sarajevo porque empecé a escribir el libro antes de ir a Sarajevo Después, la guerra me interrumpió, y cuando volví al segundo capítulo, Sarajevo quedaba atrás, pero fue una experiencia muy profunda para mí Aún así, escribí la novela que quería escribir Me he preguntado a mí misma si la novela está influida por mi experiencia de la guerra en Sarajevo, a veces creo que sí, pero la mayoría de las veces creo que no, que fui capaz de interrumpir y volver a ella Soy afortunada, tuve suerte Además, menciono a Sarajevo también por lealtad a esa experiencia y porque quiero recordarle a la gente que lea el libro, a Sarajevo

Comentarios