MÁS QUE PIEDRAS: Guía de Murales de la Ciudad Universitaria

miércoles, 29 de diciembre de 2004
México, D F, 27 de diciembre (apro)- Construida entre 1950 y 1954, la Ciudad Universitaria resguarda en su extenso territorio, ubicado al sur del Distrito Federal, un conjunto de murales realizados a lo largo de casi cinco décadas por artistas de diferentes generaciones Ahí está, por ejemplo, en la fachada norte de la Rectoría, Las fechas en la historia de México o el derecho a la cultura, hecho por David Alfaro Siqueiros entre 1952 y 1956, y que estuvo en boca de todos cuando en la huelga estudiantil de 1999 a la fecha “19??” --dejada por el pintor a manera de una interrogación por las expectativas del futuro-- se le sobrepuso el 99 Aunque el hecho, atribuido a miembros del Consejo General de Huelga (CGH), provocó indignación en algunos sectores y el encarcelamiento de un par de estudiantes, la crítica de arte Raquel Tibol dijo al semanario Proceso, en su momento: “¿De qué se trata, por qué tanto lío? A lo mejor esa fecha que se puso de este año no es tan gloriosa como supone un grupo de estudiantes, pero se acaba el siglo, ya no habrá ningún año de 1900, así que de eso se trata, de poner la fecha de este año” Éste como los otros cuarenta y seis murales han sido compilados por la Universidad Nacional Autónoma de México en la Guía de Murales de la Ciudad Universitaria, recién editada por el Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) y la Dirección General del Patrimonio Universitario (DGPU), en el marco de las celebraciones por los 50 años de la CU y los 75 de autonomía de la máxima casa de estudios Curiosamente, el volumen, de pequeño formato (14 X 175 cm) y 145 páginas, no nació como un proyecto de las citadas dependencias, encargadas de investigar y resguardar el rico acervo artístico y patrimonial de la Universidad Nacional, sino de un grupo de académicos de la Facultad de Odontología, quienes encabezados por el doctor Jorge Tsuchiya elaboraron un anteproyecto con el registro fotográfico de algunas de las obras murales Así lo relatan en la introducción Lourdes Cruz González Franco, investigadora de la Facultad de Arquitectura, y Zoraida Gutiérrez Ospina --que en 2000 laboraba en la DGPU--, quienes describen que la guía se organizó considerando tres recorridos: Por el primer circuito universitario “donde se localizan los murales más significativos de la Ciudad Universitaria”, por la zona cultural, y por los circuitos exteriores: “Tal recorrido se estableció con la finalidad de que el espectador, en su recorrido, tenga un fácil acceso a la ubicación de cada uno de los murales” Citan al historiador y crítico de arte Jorge Alberto Manrique, investigador del IIE, para quien el libro “cumple el doble objeto de consignar lo existente en materia de arte mural, y de volcarlo en un instrumento que pueda servir de guía, tanto a efectos de consulta como al de visitas a los recintos universitarios” La edición cuenta con dos textos de presentación, uno de María Teresa Uriarte, directora del IIE, y otro de María Ascensión Morales Ramírez, titular de la DGPU, quien habla de la tradición muralística de México iniciada en la época prehispánica y que alcanzó presencia internacional con el muralismo del siglo XX iniciado en el Antiguo Templo de San Pedro y San Pablo, y el Antiguo Colegio de San Ildefonso Les sigue el ensayo del investigador Miguel Ángel Bahena “La definición de la obra mural”, y el recuento de los murales en donde se recogen imágenes fotográficas, datos de las obras y descripciones hechas por distintos especialistas Al final las fichas biográficas de los artistas que dejaron en CU la impronta de su quehacer, entre ellos David Alfaro Siqueiros, Arnold Belkin, José Chávez Morado, Francisco Eppens, Mathias Goeritz, Daniel Manrique, Carlos Mérida, Juan O’Gorman, Diego Rivera y Federico Silva, entre muchos otros También se incluye el índice alfabético de los murales y uno más con el nombre del mural, su autor y el recinto donde se encuentra la obra Es en suma un registro de parte del patrimonio universitario que es también patrimonio nacional

Comentarios