LOS PASOS PERDIDOS: "Habana vieja, ciudad en movimiento"

lunes, 2 de febrero de 2004
* IX Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos La Habana, Cuba, 2 de febrero (apro) - Abril es la mejor época para bailar en la calle Esa es la idea de la coreógrafa Isabel Bustos, directora del festival “Habana Vieja: Ciudad en Movimiento” “Mi idea era descubrir nuevos espacios --dice a Apro--, buscar la interacción con la arquitectura colonial y el paisaje humano de La Habana Vieja Queríamos nuevas relaciones, nuevas formas de vivir y de percibir la danza” Nacida en Chile, pero de familia ecuatoriana, Bustos emigró a Cuba desde hace treinta años para tomar clases de ballet en las legendarias escuelas revolucionarias de los sesenta Después ganó una beca de la UNESCO para estudiar danza en La Sorbona de París, Francia, y años después regresó a Cuba para introducir una nueva perspectiva de la creación coreográfica En 1987 fundó el grupo “Retazos”, como un intento de abrir nuevas ventanas hacia una danza más experimental, que innovara dentro del movimiento formal de las técnicas reconocidas de la danza contemporánea “Mi búsqueda incide en la filosofía y en la perspectiva existencialista Entre el movimiento y el ser Mis personajes lo mismo tienen un peso específico que los sostiene en su propia realidad, o son seres oníricos que transcurren entre la pesadilla y el sueño” --¿Por qué quedarse en Cuba? --Te parecerá cursi, pero para mí es aquí donde vibra la vida Donde existe la esperanza de algo diferente Yo creo en la utopía Además de eso, Bustos tiene a su favor la posibilidad de desarrollar un trabajo creativo: “El trabajo humano aquí tiene otra dimensión Mis bailarines no sólo buscan bailar sino que tiene una mística de trabajo Lo que hacen es todo un concepto de concebir la vida, una forma de acción” Participante en festivales en México, Ecuador, España, y Francia, entre otros países, “Retazos” es vanguardia dentro de la danza cubana Sus giras han incluido las ciudades más importantes de la isla A punto de claudicar en los noventa por la crisis del llamado “periodo especial”, Bustos decidió renunciar a la posibilidad de tener todas y cada una de las condiciones laborales para llevar a cabo la escenificación de sus obras Fue entonces que se decidió a mostrar su trabajo en la calle y en plena luz del día: “Había que bailar a costa de lo que fuera Sin luz, sin recursos, pero dar a la gente la posibilidad de estar cerca del arte Así surgió su festival “Habana Vieja: Ciudad en Movimiento”, que durante una semana mueve por las calles del Centro Histórico a más de mil artistas de la danza, artes plásticas, música, performance, teatro, y fotografía

Comentarios