PERMANENCIA VOLUNTARIA: "Muero por ti": Allen para los adolescentes

lunes, 23 de febrero de 2004
México, D F, 18 de febrero (apro)- Con Jason Biggs y Christina Ricci como estelares de su nueva cinta “Muero por ti” (“Anything Else”, EU, 2003), Woody Allen se coloca en la mente de los jóvenes a través de una buena historia llena de los momentos cómicos acostumbrados “Muero por ti” muestra al mismo Allen de siempre; pero en el cuerpo de un joven escritor de comedias, Jerry Falk (Biggs), atrapado en una relación conflictiva con una adolescente caprichosa llamada Amanda (Ricci), quien desea ser actriz Así mismo, la trama incluye a un apoderado nada exitoso (Danny DeVito) que la mayor parte del tiempo parece vendedor de alfombras; un psicoanalista que no habla, y un profesor pesimista y paranoico, aspirante a escritor de comedias, de más de 60 años, llamado Dobel (el mismo Allen), quien es quizás su mejor amigo y el único que pone a Jerry en contacto con la realidad al mostrarle lo mal que anda su vida Jerry, enamorado como está, resulta incapaz de aceptar que las cosas andan por la senda equivocada y, sobre todo, no se le ocurre pensar que las cosas podrían estar mejor… Sin embargo, todo cambia cuando Dobel le dice a Jerry que su novia lo engaña, además de proponerle que deje todo lo que tiene en Nueva York, para irse con él a Los Ángeles, en donde Dobel tendría un trabajo asegurado para ambos Después de esto, la vida de Jerry no podrá ser la misma, puesto que no volverá a ver a Amanda con los mismos ojos –ahora comenzará a espiarla para corroborar las sospechas de Dobel--; pero además, la posibilidad de un cambio le hace abrir más los ojitos… Allen ya no sorprende tanto; pero continúa divirtiendo y haciendo que el público se identifique con los vicios y absurdos de sus personajes Lo interesante aquí es que la problemática de Biggs y Ricci es capaz de atrapar al público joven, puesto que este par (Biggs y Ricci) son iconos juveniles de Estados Unidos, lo cual hace que la entrada de Allen a una audiencia menor en edad sea bastante consistente La actuación de Biggs es buena, aunque su personaje no sea muy diferente al que interpretara en las tres primeras versiones de “American Pie”, películas que lo hicieran famoso: un joven inseguro y medio neurótico, incapaz de poner límites a los personajes que lo rodean Ricci es lo mejor de la cinta: la odias tanto por sus caprichos y acciones “mala leche” y a la vez, algo en ese carácter de niña malcriada la hace sumamente atractiva; entonces entiendes por qué Amanda hace lo que quiere con el insípido Falk Y a su vez, se comprende por qué Falk aguanta todo con tal de que ella no se vaya… En conclusión, “Muero por ti”, de Woody Allen, ofrece una muy buena opción cinematográfica

Comentarios