A CUADRO: "Ladrón de corazones"

lunes, 9 de febrero de 2004
México, D F, 9 de febrero (apro)- Realismo, acción y amor son los principales factores en la telenovela “Ladrón de corazones” Según Walter Doehner, director de escena y cámaras de esta historia, “es un producto de calidad y, como todo telegrama, contiene mejores y peores capítulos” “Ladrón de corazones” es una producción de Argos Comunicación (Epigmenio Ibarra y Carlos Payán) y Telemundo Se transmitió de mayo a diciembre del año pasado en Miami, Chicago y Los Angeles Ahora la adquirió Multivisión (MVS) Desde el 2 de febrero se proyecta por el canal 52 de esta emisora En la trama, de 140 capítulos, se aborda el narcotráfico, la corrupción y el poder Hay persecuciones, choques de automóviles, balaceras y explosiones Actúan Fabiola Campomanes, Manolo Cardona, Claudia Lobo, Lorena Rojas y Humberto Zurita, entre otros Doehner, quien también dirigió “Nada personal”, “Demasiado corazón” y “El amor de mi vida”, aclara que “Ladrón de corazones” no es igual que las dos primeras telenovelas que realizó, pero admite que tiene el estilo de Argos de esos momentos: “Quizá se acerca a ‘Demasiado corazón’, pero es más un melodrama Epigmenio Ibarra ha aprendido con el público que debe respetar ciertas reglas del melodrama Entonces hay una historia de amor Eso se daba menos en los primeros proyectos de Argos, era más importante el reflejo de la realidad En este relato televisivo se trató de encontrar un balance” Especifica que se trata de la corrupción y el efecto que causa en la policía y el juego del poder en la gente de mucho dinero Con certeza, destaca que hubo total libertad de creación por parte de Telemundo A decir de él, aunque es una historia de ficción, detrás se pueden reconocer un poco los trazos del México actual El personaje principal, añade, el malo, es un exjefe de la policía, dueño de archivos con información de los políticos y con eso juega sus cartas del poder, y “eso suena a personajes de la vida real” Se invirtieron en “Ladrón de corazones” 10 millones de dólares Se grabó en México, Distrito Federal y Morelos, y Estados Unidos, Miami, Nueva York , Chicago y Los Angeles La distribuidora Tepuy Internacional ha vendido la telenovela a 22 países Doehner cree que tuvo aceptación en Estados Unidos porque los mexicanos son mayoría en el público latino de ese país “Ver a actores mexicanos les llamó la atención y ver Miami y Nueva York, pues yo creo se reflejan” Desde el principio se planteó una historia con mucha acción Para él fue un reto de eficiencia e imaginación, al hacer las secuencias de explosiones y balazos, que salieran lo mejor posible: “Con las experiencias anteriores (‘Nada personal’ y ‘Demasiado corazón’) sabía que ‘Ladrón de corazones’ debía hacerla de manera eficiente para estar dentro del ritmo de una telenovela No es lo mismo en una película, donde uno se puede dar el tiempo para hacer las escenas de acción En un teledrama tienes que producir 40 minutos diario” --¿Qué sería lo novedoso en esta telenovela? --Nada Lo único que da la experiencia es tratar de hacer que tu trabajo sea más eficiente y le llegue a la gente Pienso que es una telenovela realista A veces el público quiere ver cosas más realistas, otras veces no Esta historia puede atraer más al televidente porque está muy cercano a él “Es muy raro el asunto de la aceptación de las telenovelas ‘Amor real’, de Televisa, es de época y todo te dice que eso no funciona, y tuvo éxito En las telenovelas de este momento hay muy poco realismo Cuando salió ‘Nada personal’ ese fue su impacto, pero es cíclico, porque luego la gente se cansa de eso La gente dice ¡ya basta, queremos sueños!” --¿Cuál es la situación de este género televisivo? --Los “ratings” dicen que en general el público quiere ver telenovelas diferentes, está dejando de verlas, sin importar la televisora que sea Es porque está empezando a ver series, otros programas, hay más competencia en ese sentido Quizá la telenovela tiene que vivir un proceso como de ajuste a los gustos del público No sé en qué momento se encuentra aunque siempre piensas en un público muy general, es decir, no te puedes dejar llevar por una cosa de mercado sino por la intuición de lo que piensas que el público quiere ver Niega que haya copiado el formato de las series policiacas de Estados Unidos: “La estructura de la telenovela es muy diferente Nunca cierras en un capítulo aunque el tema sea policiaco, y en una serie policiaca se cierra en el mismo capítulo Aquí la historia sigue y sigue, eso lo hace muy difícil porque se debe mantener el suspenso durante 140 capítulos” Doehner filmó en el 2001 “La habitación azul” y llevaba tres años y medio de no hacer telenovela “Ladrón de corazones” surgió de la relación Telemundo-Argos, a través de un contrato para hacer varias telenovelas Detalla: “Telemundo ya había hecho en coproducción telenovelas con Colombia y Brasil y no tuvieron el éxito esperado Analizaron la situación y vieron que en Estados Unidos los mexicanos son mayoría y se hizo la telenovela” La historia original es del argentino Leonardo Bechini, quien ha tenido éxito en su país con teleseries Epigmenio y Ricardo García se encargaron de la adaptación --¿Diez millones de dólares es mucho dinero para hacer una telenovela? --Sí, para como se hacen las telenovelas, pero si se piensa cuánto cuesta una película policiaca, no es mucho dinero Está contentó que se transmita en México “Ladrón de corazones”, pero no sabe qué tanto éxito pueda tener en un canal de paga, “quién sabe si la gente la vea”

Comentarios