PERMANENCIA VOLUNTARIA: "21 gramos", no es tan ligera como presume

lunes, 9 de febrero de 2004
México, D F, 9 de febrero (apro)- En cuanto a realización se refiere, la nueva cinta de González Iñárritu, “21 gramos” (21 grams, EU, 2003) es muy superior a “Amores perros”, inclusive a la mayoría de las películas mexicanas que han venido haciéndose desde que inicio el siglo XXI Sin embargo, aún está por verse si “21 gramos” se convierte en una joya del cine mundial Tendrá que resistir la prueba del tiempo Por lo pronto, esta cinta es algo sorprendente, ya que la forma en que está narrada es tan compleja, que requiere una gran meticulosidad para atar bien todos los cabos y que el espectador comprenda el meollo de todo el asunto “21 gramos” es una historia en desorden, un rompecabezas que involucra a tres personajes: Paul (Sean Penn), un hombre destinado a morir a menos de que reciba un corazón; Jack (Benicio Del Toro), un expresidiario que lucha con todas sus fuerzas por dejar atrás su antigua forma de vida, y Cristina (Naomi Watts), una adicta cuyo pasado está lleno de mucho dolor La vida de estás tres personas se encuentra unida, al igual que “Amores Perros”, por un suceso trágico, pero a diferencia que la ópera prima de Iñárritu, la forma en que éstos se encuentran, y sobre todo, la forma en que las cosas se resuelven es mucho más elaborada “21 gramos” no es tan aparatosa visualmente, es un mucho más sencilla, pero con planos más cerrados e imagen oscura y sucia Sin embargo, es mucho más intensa Tres cuartas partes de la cinta se le van a uno en tratar de descifrar lo que está sucediendo a la historia; pero se agradece que la cinta exija un esfuerzo mental, pues representa una especie de reto Y en la otra cuarta parte es cuando uno recibe el golpe fuerte: las desgracias se nos vienen con todo su peso Por otro lado, la cinta peca de ser demasiado lenta y el final, aunque conmovedor, nos deja con la sensación de que algo falta Sobresalen las actuaciones de los tres protagonistas, cuya presencia y caracterización son pieza fundamental para hacernos sentir el conflicto que tiene lugar en pantalla y dentro de los corazones de cada uno

Comentarios