BUZÓN DE APÓCRIFOS: Lección

lunes, 12 de abril de 2004
México, D F, 12 de abril (apro)- Señor José María Aznar: ¡Vaya que si le han hecho pagar caro sus deslealtades, en lo nacional e internacional, a una servidora sus paisanos! Comprendo y explico su frustración y resentimiento, pero no se vale que sus partidarios y usted mismo, para justificar su revés, digan, en castellano o en inglés, que se ha debido a que “los españoles han deshonrado a sus muertos”, ya que votaron “irreflexivamente”, llevados por su miedo al terrorismo, es decir, por cobardes, o bien, porque se dejaron convencer por “una minoría manipuladora del odio”, en fin, que digan que el oponente triunfador de su delfín, es un “ojo”, “candidato de Al Qaeda”, “un colaborador del terrorismo”, que es una injusticia que, ¡vía los votos!, “los rojos de mierda” sean de nuevo la primera fuerza política del país No se vale La derrota de su partido y la de sus muy personales intereses y proyectos, vía los votos, repito, es más bien la victoria de una ciudadanía consciente sobre las manipulaciones desvergonzadas de un corruptor de la democracia, tanto en lo nacional como en lo internacional, reitero Por que sí, usted, señor J M Aznar, es uno de los grandes y peligrosos corruptores de la democracia en la actualidad No exagero Vea Según la definición más aceptada, la democracia es el gobierno del, por y para el pueblo, en la que sus dirigentes, respetando los derechos de las minorías, actúan según demanda la mayoría Y los españoles, en eso de la guerra de Irak, fue el pueblo que más tumultuosamente se manifestó en la calle contra la misma, 90% lo hizo, según diversas estadísticas Ante la demanda mayoritaria, ¿cómo reaccionó usted, señor J M Aznar? Por sus pistolas, incluso sin respetar los procedimientos previstos al efecto en la Constitución de su país, lo metió en ese desastre de la agresión, invasión y ocupación de Irak, conflicto que amenaza la paz del mundo ¿Quiere mayor ejemplo de aviesa manipulación de una minoría sobre una mayoría? Usted dirá Por si esto fuera poco, tenga presente y no olvide que, como usted sabía muy bien, ese atroz conflicto tuvo como detonador la corruptora mentira, el corruptor engaño, verdad hoy evidente para todos En el terreno internacional, usted, señor J M Aznar, que presume de demócrata, sabiendo como sabía que la guerra de Irak tenía como detonador el corrupto y corruptor engaño, no dudó y, sin sonrojo alguno, se apresuró a ser cómplice incondicional, sumiso, de una siniestra decisión unilateral que transgredió las más elementales normas del derecho internacional y dio un golpe de muerte a una de las pocas instituciones mundiales que tiene la posibilidad de laborar por un mundo mejor para todos: la Organización de Naciones Unidas ¡Qué hazaña tan democrática! De añadidura, con un protagonismo arrogante, que nadie le adjudicó (¿o sí?, eso se sospecha, pero sólo usted puede aclararlo); con un protagonismo prepotente, digo, no ganado a buena ley y sí, en todo caso, a la mala, osó presionar a los gobiernos de México y Chile para uncirlos, como el de usted, al carro de la agresión a Irak, y así ir dando visos de legalidad a un acto antidemocrático por unilateral y encima corrompido por la mentira ¡Qué bueno que fracasó en eso! Me va usted a perdonar, pero no poco de lo último apuntado, lo exhibe no como un luchador liberal y sí de librea Lo siento Por lo expuesto, me inquieta, lo confieso, que todavía no le falten defensores en el mundo que achaquen su revés a la traición de los electores o a que cometió un error de cálculo ¡Qué cosas! Considero que en la colusión de su gobierno en el apestoso asunto de Irak, hay que preguntarse quién traicionó a quién: ¿el pueblo español, que sin tapujos se manifestó en su mayoría contra la guerra, o usted, señor J M Aznar, que dándole la espalda y valiéndose de mentiras lo metió en ella? En cuanto a ese su error de cálculo que le costó el gobierno, su obstinación de atribuir el brutal atentado terrorista del 11 de marzo a la ETA, sin mayores bases para ello, ¿no es simplemente un ejemplo más de su astuta manipulación del silencio y el corruptor engaño? Sí, señor J M Aznar, soy del número de los que se regocijan con su derrota y la de su partido, en las últimas elecciones de España, pues la veo como un buen golpe a los corruptores de una servidora, en lo nacional e internacional ¡Qué lección! Ahora espero que los españoles conscientes, por fin, sepan organizarse debidamente para que la de la voz, como tantas veces ha ocurrido y ocurre en tantos lugares, no nada más sirva y quede como opción de poder elegir libremente a los que los joderán por equis años, botarlos a punta de votos al término de los mismos… y vuelta a empezar Y que su lección, la de los españoles, cunda Ojalá y así sea, por el bien de todos LA DEMOCRACIA

Comentarios