En puerta, el 47 aniversario del fallecimiento de Pedro Infante

martes, 13 de abril de 2004
MéxicoO, D F, 12 de abril (apro)- En el 47 aniversario de su muerte, el cantante y actor Pedro Infante vuelve a ser recordado una vez más Falleció el 15 de abril de 1957 en Mérida, Yucatán, en un accidente aéreo Fue sepultado en el panteón Jardín, ubicado en el suroeste de la Ciudad de México, cuya tumba es la más visitada del cementerio durante todo el año, sobre todo ese día Desde la mañana hasta la noche se reúnen cientos de admiradores de todas las edades Le llevan flores, le hablan, le lloran y le cantan las canciones que interpretó Desde 1992, sus hijos Lupita, Irma y Pedro se han hecho cargo cada año de las actividades en el panteón Primero se celebra una misa --ahora está programada a las diez de la mañana--, luego cantan varias horas e invitan a otros intérpretes Ese día se realizan otras actividades en torno a “El Carpintero de Guamúchil”, “El Muchacho Alegre”, “El Mil Amores” o “Pepe El Toro”: en Mazatlán, Sinaloa, (Lupita Infante aclara que en ese puerto nació su papá y su niñez la vivió en Guamúchil); Monterrey, Nuevo León, donde hay una avenida que lleva el nombre del actor; Perote, Veracruz, donde se ubica la Placita de Pedro Infante, y en Mérida, Yucatán, aquí se colocó un monumento de tamaño natural, del escultor yucateco Humberto Peraza Ojeda, donde se aprecia a Pedro Infante en un caballo Fue instalado en 1976 Isidra Caballero y su familia organizan los actos donde participan los vecinos del lugar La televisión pública y de paga comenzó a proyectar desde el pasado fin de semana documentales sobre la vida del cantante y varias de las películas que protagonizó Actuó en 58 largometrajes Además, el pasado mes de marzo se presentó en el Distrito Federal “El cancionero de Pedro”, donde Carlos González de León recopila 435 canciones, incluye los dos primeros boleros que grabó Pedro Infante con la RCA También presenta más de 300 fotografías de sus filmes donde aparece cantando el ídolo Los boleros son “Guajirita” y “Te estoy queriendo” El primero lo escribió Bernardo Sancristóbal y la música es de Mario Ruiz Suárez (padre de Mario Ruiz Armengol); la letra del segundo es de Ricardo López Méndez y la música de nuevo la realiza Ruiz Suárez En la publicación se lee: “Estos dos boleros fueron las primeras canciones que Pedro grabó en su carrera, en abril de 1942 Fue su debut y despedida en la RCA Víctor, ya que el director artístico le recomendó que mejor se dedicara a otra cosa, y las grabaciones prácticamente no se oyeron” Pero al año siguiente (1943) grabó en Discos Peerless los valses “Mañana” y “Rosalía”; y las melodías rancheras “El durazno” y “Soldado raso” La letra de “Guajirita”, bolero tropical, es así: Dulce milagro de amor es el canto que viene del mar a la tierra del sol; es el deseo triunfal que se clava en el alma al sentir el vaivén del palmar Para querer… hace falta mi Cuba sensual y una mujer de pasión tropical; una mujer, como tú, guajirita ideal que sepa ofrecer el milagro de amar Dulce milagro de amor… Y “Te estoy queriendo”, dice: Te estoy queriendo como nunca he querido, me estoy muriendo del dolor de tu olvido; quisiera odiarte pero nunca he podido, porque estás dentro de mi corazón Te estoy queriendo… Ya tú sabrás, ya tú sabrás, lo que he llorado por el adiós que me dijiste sin piedad; pero jamás tú podrás decir que te he olvidado, si dentro del alma quedó viviendo tu maldad Para olvidar, para olvidar, yo necesito, que el corazón me lo arrancara otra pasión; pero torna, que sin tu amor tu nombre grito con esta angustia de mi desesperación Para olvidar, para olvidar…

Comentarios