PLATOS LASER: Santana, fuera de los 50 inmortales del rock

sábado, 17 de abril de 2004
México, D F, 16 de abril (apro)- En edición especial para Estados Unidos, la revista norteamericana Rolling Stone dedica desde el 15 de abril su número conmemorativo por los 50 años del rock a las 50 figuras más importantes del género, “Los Inmortales”, donde brilla por su ausencia el afamado requintista y compositor jalisciense Carlos Santana, ganador de nueve premios Grammy por su disco “Supernatural” La lista (catalogada por el director de esta publicación quincenal Jann S Wenner como “una lección de rock & roll”) fue elaborada por 55 personalidades de la música, entre los cuales votó el mismo Carlos Santana, quien por cierto debutara en el Fillmore West de Los Ángeles en 1968, así como Keith Richards, de Los Rolling Stones; el cineasta Quentin Tarantino; The Edge, de U2; Peter Townshend, de The Who; el cantante Art Garfunkel; Somokey Robinson; Bo Diddley; el propio editor Wenner y otros Lo interesante de esta “lección de rock” está en que la selección va apoyada por textos muy buenos de otros artistas, por ejemplo: Elvis Costello escribe el suyo acerca de Los Beatles; Robbie Robertson, de The Band, hace lo propio por Bob Dylan; Bono, de U2, sobre Elvis Presley; Ricardito habla sobre sí mismo (sólo que ya sin tanta alharaca); el cantante Van Morrison comenta en torno al soul de Ray Charles; el productor Jerry Wexler diserta acerca de su relación musical con Arethe Franklin (“siempre que una cantante toque un instrumento hay que incluirlo en la grabación”, dice Wexler); Lindsey Buckingham, requinto de Fleetwood Mac, explica la importancia de Los Beach Boys; Elton John rinde homenaje a la magia Stevie Wonder; el mencionado Garfunkel, a la forma de frasear del siempre joven Sam Cooke; Billy Gibbons, de ZZ Top, pone por los cielos (y a veces, en evidencia machista) a Muddy Waters; Smokey Robinson rememora la inmensa categoría Marvin Gaye (“siempre llegaba tarde a mis grabaciones, pero valía la pena esperar… De hecho, sigo esperando por él”, expresa el veterano Smokey); Iggy Pop, de Bo Diddley; el alemán-californiano Jackson Browne, acerca de El jefe Bruce Springsteen; Moby, sobre el fuego pianístico de Jerry Lee Lewis; El “viajero nocturno” Doctor John, sobre el piano Nueva Orléans de Fats Domino; el genial Eddie Vedder de Pearl Jam, con respecto a The Who; el judío-neoyorquino Paul Simon, sobre la influencia de Los Everly Brothers en su música; por supuesto, la sensual Britney Spears dedica su comentario a Madonna; Lou Reed, a David Bowie; el “Dulce nene” James Taylor, al dueto Simon and Garfunkel; el satánico Marilyn Manson a Jim Morrison y Las Puertas; el inteligente Tom Petty a Los Byrds; Billy Joel junta su piano al de Elton John, y Lucinda Williams abre su corazón a uno de los mejores conjuntos del rock, los canadienses de The Band y su baterista Levon Helm Cada uno de los escritos va acompañado de una ilustración o pintura original encargada a 50 artistas del arte gráfico Sin duda, los 50 mencionados son imprescindibles todos para comprender la historia del rock en una edición memorable que, desgraciadamente, no aparecerá desplegada con tanta belleza en su contraparte mexicana debido a razones de mercadotecnia Especial a David Bowie, de “La Mosca” Este mes de abril, en edición exclusiva para coleccionistas, la revista mexicana “La Mosca en la Pared”, que dirige el novelista Hugo García Michel, dedica un número especial a David Bowie, “Un ente multidimensional” Erick Estrada es quien abre este homenaje al buen Bowie hablando profusamente de las diversas facetas del personaje roquero en su papel de Ziggy Stardust, Aladdin Sane o Tao Jones Rosa Olivia Hellian Tovar hace la cronología del artista, desde su nacimiento en Londres, el 8 de enero de 1947, bajo el nombre de David Robert Jones, hasta su gira “A Reality Tour”, del 2004 La discografía selecta la realiza Adolfo Cantú, y a colores se incluye una galería fotográfica El mismo Erick Estrada se encarga del reportaje “El surgimiento y la caída de Ziggy Stardust y las arañas de Marte”, así como de una reseña de las cinco mejores películas donde aparece David Bowie: “La última tentación de Cristo” (1988), de Martin Scorsesse, en el rol de Poncio Pilato; “Laberinto” (1986), de Jim Henson; “Furyo” o “Feliz Navidad, señor Lawrence” (1983), de Nagisa Oshima; “El ansia” (1983), de Tony Scott, y “El hombre que cayó a la Tierra” (1976), de Nicolas Roeg Es sobresaliente la labor que ha impulsado Hugo García Michel en “La Mosca”, ya que en esta nueva era han mejorado la calidad de sus gráficos, así como de los textos En meses pasados, “La Mosca” dedicó dos números a Los Beatles, conmemorando su llegada al Continente Americano, con buenas plumas de renombrados colaboradores como Sergio Monsalvo y José Agustín Enhorabuena

Comentarios