LOS PASOS PERDIDOS: El día internacional de la danza

lunes, 19 de abril de 2004
México D F, 19 de abril (apro)-Esa vieja costumbre de echar la casa por la ventana cuando la hija cumple XV años ha llevado a la ruina a muchas familias mexicanas No obstante, las presiones sociales, convertidas de alguna forma en esquemas de status, son transgredidas al precio que sea con tal de lograr el reconocimiento de “los otros” y con ello a uno de los lugares más comunes y extraños de México y toda Latinoamérica Esto mismo que pasa con las quinceañeras, sucede con el Día Internacional de la danza, que se celebrará el próximo 29 de abril Todo el dinero posible será invertido en publicidad para una “fiesta” masiva e inútil En el Distrito Federal, como ha venido sucediendo de forma sistemática, por supuesto, el festejo será de dimensiones descomunales para mostrar al pueblo “que en México hay danza pa’rato” El mensaje de la UNESCO Como sucede tradicionalmente, el presidente del Consejo Internacional de la Danza-CID de la UNESCO en París ya ha hecho circular la información correspondiente al festejo Se trata de un comunicado enviado a cerca de 30 mil profesionales de la danza en 200 países que invita a honrar el natalicio del coreógrafo francés Jacques Noverre, y que desde 1982 tiene como su principal afán mostrar el “enorme atractivo que despierta la danza a nivel mundial” Para lo cual, la propia UNESCO solicita a compañías, escuelas de danza y organizaciones privadas la “puesta en marcha de actividades dirigidas a una audiencia mayor que la de su ámbito habitual” Resulta claro que una de las líneas de acción de la UNESCO, a través de su Consejo Internacional de la Danza, consiste en “persuadir a los gobiernos para crear departamentos de danza de alto nivel en las universidades” Esto porque “uno puede contar con los dedos de su mano los países donde los jóvenes pueden cursar sus estudios de danza conjuntamente en su aspecto práctico y teórico más allá de los 18 años E incluso algunas de estas escuelas no cuentan con financiamientos ni recursos” Valiéndose de la comparación entre la arquitectura y la danza, los de la UNESCO apuntan que “la danza es la arquitectura de los movimientos humanos: “Un arquitecto abarca dos dimensiones: es ingeniero y artista al mismo tiempo Ingeniero, porque piensa racionalmente, dado que su trabajo debe de tener un valor tangible Sus creaciones están basadas en el entendimiento del comportamiento de los materiales Pero, además, es un artista, porque trata de alcanzar un resultado bello y agradable” Por su parte “el coreógrafo como el arquitecto de movimientos, es principalmente un técnico Conoce las posibilidades del cuerpo (anatomía, fisiología, patología) Su conocimiento está basado en la experiencia, puesto que ha sudado en los salones de baile, al igual que un buen arquitecto se ha paseado por los andamios de sus edificios Y por lo tanto, su deber es el de deleitar al espectador y/o hacerlo reflexionar” Viva México Este XIX Día Internacional de la Danza en el Distrito Federal, será una muestra más de que siempre hay presupuesto disponible cuando se trata de hacer demagogia cultural Con la idea de que hay que “echar toda la carne al asador”, los supuestamente limitados presupuestos del INBA, UNAM, Gobierno del Distrito Federal y, seguramente, los gobiernos de los estados tirarán la casa por la ventana para mostrar “el gran abanico de la danza nacional” Impuesto institucionalmente como uno de “los acontecimientos más importantes no sólo para el gremio, sino para el público en general”, bajo la batuta del Instituto Nacional de Bellas Artes, 70 compañías de danza se preparan bajo el lema “Pasos al vuelo Tradición y modernidad, un futuro común”, donde estarán incluidos grupos de danza contemporánea en todas sus vertientes, el flamenco, el folclor, los bailes populares y la danza internacional Con una propuesta un poco más modesta, pero no por ello menos rimbombante, la UNAM llevará a cabo funciones en la sala Miguel Covarrubias y en la explanada principal del Centro Cultural Universitario con sus grupos de rigor como son el Taller Coreográfico de la UNAM y Danza Libre Universitaria, entre otros Como anticipo al festejo del 29 de abril, el teatro Julio Jiménez Rueda comenzará su programación en los primeros días de este mes con la presencia de los grupos “Último tren”, “Grupo de la Ciudad de México” y hasta “Lupita Torrentera y Expresiones de México” Pero el acto fundamental, aquel en que el INBA se gasta hasta lo que no en producir y organizar tendrá como sede el Centro Nacional de las Artes Ahí todos y cada unos de los espacios estarán dedicados a presentar a cualquier cantidad de grupos y a precios muy bajos La paradoja es que en el propio Día Internacional de la Danza a los grupos que bailan ahí no se les pague por presentarse Los tiempos de ensayo que se les da son mínimos y los montajes son atropellados e ineficaces Además, los participantes no tienen acceso gratuito al resto de las actividades que se llevan a cabo en el lugar Si alguna de las compañías convocadas decide no participar por falta de apoyo económico corre el riesgo de caer de la gracia de los organizadores y perder oportunidades de presentarse en algún foro o festival por el resto del año Esto mientras las instituciones hablan de “poblaciones atendidas, públicos felices y llenos totales” Mientras en lo cotidiano las salas permanecen vacías por falta de difusión, los coreógrafos no reciben apoyos para poder producir sus obras y los bailarines no perciben más allá de 500 pesos por una función, las autoridades culturales organizadoras hablan del “gran impacto” que tendrán con sus actividades del 29 de abril, que por cierto, no están sujetas a ningún tipo de evaluación ni en cuanto a su calidad ni en su trascendencia

Comentarios