Fraudes por internet

viernes, 30 de abril de 2004
méxico, D F, 29 de abril (apro)- Arthur Koestler decía que el hombre era un ser enfermo, desquiciado, y basaba su argumento en el hecho de que su capacidad cerebral parece haber dado, literalmente, un brinco mayúsculo frente a todos los demás animales que viven en el ancho mundo Pareciera –abundaba Koestler– que hay un brinco evolutivo inexplicable, como si la secuencia lógica de pronto hallara un agujero que no se puede llenar para explicar el desarrollo del cerebro humano Y en ese tenor, el filósofo –húngaro de nacimiento– decía que a la larga, el mismo ser humano acabaría consigo mismo La humanidad sería autodestruida Los planes de Koestler era comprarse una casa, vivir con su mujer los últimos años y esperar la llegada del “gran hongo” Así decía (A la postre Arthur Koestler –defensor de la eutanasia– se suicidaría junto con su mujer Carol) Esta reflexión viene a cuento porque recibí un mensaje vía correo electrónico del Sr Christopher Tayelor, el cual vive en Sudáfrica y me ofrece un negocio extraordinario Empieza diciendo este personaje que es el gerente del Brait Merchant Bank, y su propuesta es muy confidencial, mucho Afirma que un contratista/ consultor extranjero, en junio 6 del año 2000, el Sr Steve Warren, hizo un depósito fijo mes a mes, por doce meses, cuya cantidad total es de 26, 500, 000 dólares (26 millones y medio de dólares) Después de un tiempo prudente sin movimiento en esa cuenta, el gerente de marras encontró que Warren había muerto en un accidente automovilístico Se encontró además que dicho empresario no había hecho testamento alguno y que ese dinero, en pocas palabras, no tenía dueño Y sorpréndase usted mismo: se halló que Warren no había declarado la existencia de ese dinero jamás a ninguna autoridad en su país de origen (sería un lavador de dinero, supongo) Así, esa cantidad permanece en una cuenta en el banco mencionado Dice el Sr Tayelor que de acuerdo con las leyes de Sudáfrica, el dinero pasará a ser parte de quien lo tiene (el banco) si nadie reclama la cantidad después de cinco años Consecuentemente, la propuesta de Tayelor es que en este caso yo, quien recibió este espectacular mensaje, actúe como el extranjero que reclamará la cantidad millonaria El Sr Tayelor no puede hacerlo porque es un funcionario público, me aclara Finalmente me dice que le mande mis datos para que su abogado haga el papeleo correspondiente y se me otorgue el dinero De ahí se me dará “por mi colaboración” un 20% del total guardado, es decir, 53 millones dólares Jugoso negocio ¿no? Cabe señalar que todo esto debe hacerse en la mayor confidencialidad ¿Usted le entraría? Es claro que para quien me lee, todo esto suena al peor de los fraudes ¿Quién le va a regalar a uno 5 millones de dólares por no hacer nada? ¿Y cómo es que alguien que no me conoce me ofrece tan jugoso negocio por la red? Curiosamente cualquier persona sensata ignorará la propuesta del Sr Tayelor, pero lo sorprendente es que algunos mexicanos han caído en la trampa con propuestas similares Aparentemente la técnica de estos defraudadores (muchos de Nigeria), es armar todo un circo y de pronto piden que les des 10 mil dólares para gastos Incluso se sabe de mexicanos que fueron hasta África a ver cómo hacerse ricos de la noche a la mañana y salieron trasquilados, es decir, les robaron y algunos fueron golpeados o amenazados de muerte Sin duda alguna la mente humana, eso que a Koestler lo había puesto a meditar, puede ser muy ingeniosa para sacar ventaja de otros Recuérdese que los grandes fraudes todos tienen elementos comunes: confidencialidad, una oferta tentadora y un negocio rápido y sucio A mí me queda claro que nadie es inmune a estos personajes fraudulentos, a pesar que todos nos sentimos lo suficientemente inteligentes para no caer en estas artimañas, pero caemos, porque quizás asumamos que con ese potencial dinero dejaríamos de trabajar de por vida, o quizás saldríamos de deudas, qué sé yo La cuestión es que los defraudadores conocen las debilidades humanas y basan precisamente en esto sus trampas Internet es un medio de comunicación fantástico, pero no está inmunizado contra estos personajes, estos malosos como decía el expresidente Zedillo Pasa lo mismo con la televisión, que anuncia productos para bajar dos kilos en dos días, asunto que –de ser cierto– puede poner de entrada en riesgo la vida de quien baja su peso corporal a esa velocidad Pero nadie hace nada, se deja pasar asumiendo que los consumidores sabremos distinguir entre lo bueno y malo, entre lo correcto y lo incorrecto A la larga esto no siempre he cierto Como colofón les diré que el otro día recibí una llamada telefónica, en la que me decían que había entrado a una rifa en el WTC-México y que había ganado un reproductor de DVD (falso a todas luces, porque nunca he entrado a rifas) Con quien hablaba, que tenía todos mis datos personales, me dijo que quería hacer una cita para darme mi premio Le pregunté que quién sancionaba ese concurso en donde había ganado ¿Gobernación? No supo responder No supo decirme cómo es que él tenía mis datos En suma, seguramente me querían vender un tiempo compartido o quizás peor aún, defraudarme económicamente De buena manera le dije que no me interesaba el reproductor de DVD y le colgué el auricular, aunque en el fondo me quedé pensando si no habría cometido un error ¿Ven? Me estaba ganando la avaricia, la obtención de algo por nada Fascinante asunto

Comentarios