AJEDREZ: Carta abierta del gran maestro Gulko

lunes, 24 de mayo de 2004 · 01:00
México, D F, 24 de mayo (apro)- Recientemente, en chesscafecom apareció una carta abierta a la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés), escrita por el GM estadunidense Boris Gulko, quien habla del problema que la federación mundial ha suscitado al elegir a Libia como la sede para el próximo campeonato mundial de ajedrez Cabe señalar que el presidente de la FIDE y de Kalmikia, Kirsan Ilyumzhinov, es un personaje que vive prácticamente entre los límites de la bondad y maldad Por un lado, es prácticamente el mecenas del ajedrez mundial Se dice que ha invertido más de 40 millones de dólares desde que asumió la presidencia de la FIDE Pero por otro lado se le ha acusado de asesinato de una periodista y aparentemente tiene nexos con los gobernantes más polémicos del planeta En breve, Ilyumzhinov es todo un personaje de película Pero regresando al asunto que nos ocupa, Gulko inicia su carta considerando que al menos la elección de Libia como país sede del mundial de ajedrez es polémica, considerando la larga historia de terrorismo que ese país tiene De hecho, para Washington, Libia sigue siendo parte de la lista de países que patrocinan el terrorismo No obstante esto, Muammar Kadaffi ha dado un giro de 180 grados en sus políticas y pretende unir al mundo en buena lid Debido a esto, Gulko decidió participar en Libia, en donde hay que apuntar jugadores como el campeón defensor Ponomáriov, así como Judit Polgar, Viswanathan Anand, y otros ajedrecistas de elite, han rechazado participar en ese torneo por falta de condiciones seguras para jugar Sin embargo, el 5 de mayo, el hijo de Kadaffi, Mohamed, quien es el presidente del comité de organización libio, anunció que los sionistas enemigos no estaban invitados a este campeonato Es claro que los enemigos sionistas son en términos concretos los ciudadanos de Israel y los judíos en general Gulko es judío con ciudadanía israelí además de la estadunidense, de manera que su participación indudablemente está en peligro De acuerdo con Gulko, es evidente que esto es una clara violación del espíritu de la FIDE misma De acuerdo con la FIDE, la invitación a todos los jugadores que se ganaron su lugar sigue en pie, a pesar de la clara connotación de rechazo de Mohamed Kadaffi Lo que parece claro es que esta situación ha puesto en jaque, literalmente, el desarrollo de este que debería ser el máximo evento del ajedrez mundial: el torneo por el título más importante de todos: el de campeón del mundo Y el hecho de que muchos jugadores de altísimo nivel hayan rechazado participar en Libia pone en duda la validez del título de campeón mundial Hace no muchos años, el campeonato mundial era otra historia Los que clasificaban tenían que jugar un ciclo de más de dos años para retar al campeón Jugar torneos zonales, interzonales, matches de candidatos y así, finalmente, sacar un jugador que fuese capaz de retar al campeón vigente por el título Era un filtro terrible en donde de verdad llegaba el más capacitado a retar al campeón de ese momento Hoy día se invita a 128 jugadores, los cuales han clasificado en diferentes torneos y el esquema del torneo es al mejor estilo del tenis profesional en Wimbledon Se van eliminando hasta que quedan dos, los cuales juegan un match a seis partidas Kaspárov ha dicho que este sistema no es más que una lotería y más de una vez comentó que algunos de los que clasificaron para este torneo en sus fases finales, no eran más que “turistas”, comentario que no gustó, desde luego, a ninguno de los participantes Así las cosas, el ajedrez mundial sigue siendo un caos Por un lado, tenemos al actual campeón mundial de la FIDE, Ponomáriov Por otro, está Krámnik, quien venciera en el 2001 a Kaspárov en un match no oficial por el campeonato del mundo (“propiedad” de Kaspárov) Fischer, por ejemplo, se dice aún campeón mundial, pues nunca perdió su campeonato frente al tablero, aunque no juega una partida oficial desde 1993 Ahora que termine, si es que se hace este campeonato mundial 2004, probablemente surgirá otro nuevo campeón, lo cual enrarecerá más aún el problema de quién es el mejor del mundo

Comentarios