A CUADRO: México, la historia de su democracia

lunes, 31 de mayo de 2004
México, D F, 31 de mayo (apro)- Ahora Televisa da su versión de la democracia mexicana en documentales: José Woldenberg, expresidente del Instituto Federal Electoral (IFE), conduce la serie “México: La historia de su democracia”, donde se abordan los últimos 25 años de la vida política del país para “explicar esa mecánica del cambio democratizador” Son 11 programas, resultado de 8 meses de trabajo e investigación de Ricardo Becerra, director general de Atención a la Sociedad del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) y analista político; Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticieros Televisa, y Woldenberg Desde el 25 de mayo se transmiten por el canal 2, pasarán al aire sólo los martes, a las 23:45 horas El primer programa es una revisión de lo que fue la vida política y la creación de las instituciones luego de la Revolución Mexicana Abarca desde la Revolución Mexicana hasta un poco antes del moviendo estudiantil de 1968 Las otras 10 emisiones reproducirán, precisó Woldenberg, cuál fue la mecánica del cambio político Al parecer no hay nada revelador en estos documentales Se verán imágenes del acervo histórico de Televisa y de archivos públicos y privados Es más bien una serie de opiniones Noticieros Televisa entrevistó para “México: La historia de su democracia” a más cien personajes, políticos, historiadores, escritores y especialistas del tema, entre los cuales están Carlos Abedrop, Héctor Aguilar Camín, Adolfo Aguilar Zinser, Luis H Álvarez , Manuel Bartlett, Cuauhtémoc Cárdenas, Jorge Carpizo McGregor, Miguel de la Madrid, Vicente Fox, Carlos Fuentes, Pablo Gómez, Pablo González Casanova, Rosario Ibarra de Piedra, Enrique Krauze, Andrés Manuel López Obrador, José López Portillo, Lorenzo Meyer, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Federico Reyes Heroles, Gilberto Rincón Gallardo, Carlos Salinas de Gortari, Leopoldo Solís y Carlos Tello Pero Woldenberg defendió el proyecto a capa y espada en una conferencia de prensa Explicó que se verán los esfuerzos de las diferentes corrientes por abrir un cauce de expresión democrática en México, la respuesta que diferentes gobiernos tuvieron ante estos reclamos, cómo fueron cambiando las reglas electorales para, primero, dar cabida a fuerzas políticas que hasta entonces se mantenían marginadas, cómo se modificaron la relaciones de los partidos y la manera en que se fue transformando en estos años el comportamiento de los medios masivos de comunicación Aclaró que en la serie intentan narrar, no a una o dos voces, sino a través de decenas de testimonios, cómo fue posible ese cambio “Se trata de una reflexión y una explicación del cambio político de nuestro país Se confronta diferentes puntos de vista sobre coyunturas específicas y conflictos específicos”, añadió Según él, ese cambio significó pasar de un sistema de partido hegemónico a otro pluralista, “incrementó la competitividad electoral, el presidente de la República convive con un Congreso plural y gobernadores de diferentes partidos” Enseguida redondeó que el país fue capaz de sintonizar sus instituciones políticas a la pluralidad que lo recorría, “fue capaz de construir un sistema político y democrático” A pesar de recordarle que en las elecciones de 2003 el 58% de los electores no acudieron a votar, sí cree que hay democracia, y precisó: “Pero no como sinónimo de paraíso terrenal La democracia tiene por sí misma un número de problemas enormes Conflictos y problemas van a seguir apareciendo, pero los vamos a tener que resolver en un nuevo formato, el formato propio de la democracia Algunos entienden la democracia como el fin de los conflictos, la democracia es una forma de gobierno, nada más, con una agenda de problemas y habrá que resolverlos” No queda claro qué va aportar “México: La historia de su democracia” ¿Qué chiste tiene sólo recordar los sucesos, cuando la gente ya no cree en los políticos y está confundida? Ricardo Becerra aclaró que este proyecto televisivo trata de exponer una historia no sectaria: “No cuelga medallas al mejor demócrata de la transición ni tampoco condena a las bestias negras del autoritarismo Antes de juzgar, quiere comprender Y el eje de esa comprensión, es que la transición democrática fue, y subrayo fue, un proceso histórico en el sentido más profundo: no una idea, no un proyecto, no una estrategia de un partido, y mucho menos obra de un personaje por importante que sea La transición fue un proceso social, suma de luchas y de esfuerzos, de millones de personas, desde la derecha y desde la izquierda, desde fuera del Estado y desde dentro del propio régimen” --¿Entonces no hay crítica? --les pregunta esta reportera Enseguida responde Woldenberg: “No creo que haya ninguna contradicción Queremos hacer una narración que recupere la diversidad de las voces que siguieron el cambio, es una recuperación que tiene un sentido, ese sentido por supuesto lo imprimimos los autores del texto que da pie a ese programas, Ricardo Becerra, Leopoldo Gómez y un servidor Hay un texto que es el que se hace responsable de lo que se está contando, pero queremos recuperar el mayor número de voces, cuando Ricardo Becerra dice no queremos hacer una historia de buenos y malos, lo que estamos planteando es que en esta historia en particular hay que ir viendo cuál fue la secuela de los acontecimientos “Por ejemplo, en el programa número 2, verán algo que todos conocemos, el movimiento estudiantil de 1968 y la respuesta que el gobierno dio a este movimiento, eso está ilustrado, pero el movimiento no quedo ahí, sino que a partir del 68 hubo secuelas en diferentes ámbitos, se multiplicó el proceso democratizador, en las universidades, en el campo, con el surgimiento de nuevas publicaciones, nuevas organizaciones y nuevos partidos Ese reclamo de apertura y de construcción de escenarios democráticos se hizo expansivo y queremos ver cómo respondieron a ello los diferentes gobiernos” Para Ricardo Becerra el programa es una historia del presente y “cubre un hueco que los historiadores tendrán que rellenar con la precisión y el rigor de su profesión” Leopoldo Gómez informó que la serie termina en las elecciones del 2003 Opinó que del 2000 al 2003 “ya se ve de manera clara le mecánica de la democracia funcionarte, en consolidación digamos” En este momento los programas políticos deben dar respuestas y propuestas No sirve de nada que presenten sólo opiniones

Comentarios