ARTES VISUALES: Fluxux en el Museo Rufino Tamayo

lunes, 21 de junio de 2004
México, D F, 21 de junio (apro)- Bajo el título “Una larga historia con muchos nudos Fluxux en Alemania: 1962-1994”, el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo Internacional presenta una revisión histórica a través de documentos, partituras, piezas de arte poemas que hablan del movimiento Fluxux La curaduría estuvo a cargo del alemán Rene Block, y por el lado mexicano de Paola Santoscoy y Tobías Ostrander, además de contar con la presencia del crítico Peter Kloser Además de la documentación presentada, se exhibe un interesante ciclo de video, “Noches de video”, que podrá ser un testimonio más coherente con el principio de ser un movimiento que se generó fuera de sus recintos y que buscaba ser antinstitucional, señalo Paola Santoscoy Este movimiento no se limita a Alemania, ya que influyó a varias generaciones que dieron como resultado los happenings y performances Tobías Ostrrander explicó que la muestra se inserta en la tradición del museo, en el sentido de investigar la época de la posguerra desde los sesenta y hasta los noventa “La idea es provocar un diálogo”, dijo Entre los artistas de los cuales se exhibirá obra son: Joseph Beuys, George Brecht, John Cage, Henning Christiansen, Robert Filliou, Ludwing Gosewitz, Al Hasenm Geoffrey Hendicks, Benjamin Petterson, Robert Rehfeldt, Dieter Roth, Ben Vautier, Wolf Vostell y Emmett William El movimiento Fluxus surgió en 1962 con el Festival Internacional de Música Novísima En él se presentaron artistas de diversas disciplinas con piezas de música en acción, happenings y composiciones de música concreta, cintas grabadas y películas A partir de entonces el concepto que se originó para dar título a una revista antiarte, antipoesía y antimúsica sirvió para denominar las manifestaciones que se presentaban en la calle, comentó el crítico Kloser, quien también añadió que una de las cualidades de este movimiento fue la amistad entre artistas “No hay una estética distinta, ya que las piezas son antiestéticas Muchos artistas también son compositores, químicos, economistas y no propiamente pintores, pero se reunieron con una idea parecida de hacer arte” La muestra permanecerá abierta al público hasta principios de octubre para posteriormente viajar a Caracas, Venezuela; Río de Janeiro, y San Paulo, Brasil; y a Santiago de Chile Donan escultura en el Museo del Templo Mayor La artista Selma Guisande donó una escultura contemporánea titulada “Aun se puede tejer la historia” --que es una interpretación contemporánea en torno a la Coyolxauhqui, diosa lunar mexica, para formar parte del círculo vertical de 25 cabezas que representan diversas culturas prehispánicas y un rostro, símbolo del mundo indígena contemporáneo Egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, la artista ha manifestado el honor que significa configurar la conexión entre el mundo indígena prehispánico y el contemporáneo Los 25 rostros que conforman la pieza son copias hechas en piedra de cabezas prehispánicas existentes; con un peso aproximado de 300 kilogramos, la obra que ahora se incorpora, pretende cuestionar el referente a la muerte y la relación con el ayer y el ahora, lenguaje dual, que permite un diálogo, ya que al unirlas con un hilo rojo a través de los orificios se intenta subrayar la unidad y además la fractura de cierta violencia que penetra cada una de las rocas con el simbólico hilo rojo, ha manifestado Guisande La artista cuenta en su historial de tres exposiciones individuales y más de 25 colectivas Cuando visite el Templo Mayor no olvide y pase a conocer la pieza “Aun se puede tejer la historia”

Comentarios