AJEDREZ: Game over

lunes, 7 de junio de 2004
México, D F, 7 de junio (apro)- En mayo de 1997, Garry Kaspárov, considerado el mejor jugador de todos los tiempos, jugó un match contra Deep Blue, una supercomputadora, programada por científicos de IBM con el único propósito de jugar el más alto nivel de ajedrez La prueba de fuego estaba, desde luego, en enfrentar al mejor del mundo En un encuentro ajedrecístico, con matices de experimento científico, el “match” entre Deep Blue y Kaspárov atrajo la atención de millones de fanáticos en el planeta Lo sorpresivo del asunto fue el final del match Kaspárov, en la sexta partida del encuentro, jugó una línea inferior y, para sorpresa de propios y extraños, Deep Blue hizo una jugada que sería incluso rutinaria para un gran maestro, pero espectacular para una máquina: sacrificó una pieza por el ataque Cabe señalar que dicho sacrificio se conoce desde hace más de 100 años Kaspárov entonces, a pesar de su maestría, no pudo contener el ataque de la máquina y tuvo que rendirse en menos de una veintena de jugadas El ogro de Bakú se levantó del tablero azorado, sin saber qué decir ni cómo explicar que la máquina, finalmente, había derrotado al mejor jugador del mundo en un match con ritmo lento oficial (2 horas para 40 jugadas, una hora más para 20 movimientos más, y media hora para terminar el encuentro) En su momento, Kaspárov reclamó a IBM diciendo que la máquina había tenido intervención humana Quien escribe esto sospechó siempre que Kaspárov se había dejado ganar a cambio de un posible tercer encuentro, aún con más millones de dólares, pero IBM simplemente rechazó la propuesta del entonces campeón del mundo, y finalmente canceló el proyecto Deep Blue La hazaña había sido consumada Hace ya siete años del match entre Deep Blue y Kaspárov Hoy sale a la venta en Inglaterra un DVD (región 2), el cual documenta este encuentro en una película de 84 minutos llamada Game over Dirigida por Vikram Jayanti, el filme nos lleva por un camino lleno de intrigas, pasión y misterio Kaspárov es un genio, sin duda, y la máquina actuó “genialmente” en el tablero Puede verse en el documental a Garry cuando era más joven, cuando hacía sus pinitos en el mundo del ajedrez internacional Sus primeros triunfos, la parte real de un genio, la alegría de la victoria y la pena de la derrota, de esa muerte momentánea, como lo diría Lautier El DVD incluso trae una edición especial de Fritz, un programa para microcomputadoras personales, con una base de partidas que sobrepasa las 300 mil Así, además de disfrutar el documental, acto seguido puede usted ponerse a las patadas con el software de Chessbase, el cual, déjeme decirle, le ha empatado ya dos matches a Kaspárov Aunque para quienes vivimos de este lado del Atlántico el filme aún no está disponible (a menos que se tenga un DVD multirregión), es claro que tarde que temprano llegará a estas latitudes Lo interesante de Game over es que es, quizás, uno de los mejores trabajos en lo que respecta a no estereotipar a los ajedrecistas como seres ajenos a la realidad Pueden verse en el filme escenas que reflejan como una buena dirección puede poner a todos los ajedrecistas consumados, y aun novatos, en la pasión que genera el ajedrez y en el último afán de todos: ganar una partida de ajedrez Muy recomendable añadido a la colección de DVD En mi opinión este documental registra situaciones que muchas veces pasamos por alto, porque se nos olvida que los seres humanos, como Kaspárov, no sólo juegan ajedrez al más alto nivel, sino que sufren y gozan la experiencia de la competencia ajedrecística como todos los que nos acercamos al tablero, sin importar nuestro nivel de juego El resumen del documental puede verse en chesscouk/gameoverhtml

Comentarios