TRAS EL TRAZO: Visten con arte residencia del embajador de EU

lunes, 7 de junio de 2004
* Cuadros de Tamayo, Rauschenberg, Lichtenstein y Soriano México, D F, 7 de junio (apro)- Aunque reconoce la existencia de algunos “desacuerdos” entre su gobierno y el de México, el embajador estadunidense Antonio O Garza Jr, le apuesta al arte para mostrar que en las relaciones entre ambos países también hay “dinamismo y convergencia” Para ello abre las puertas de la casa ubicada en Paseo de la Reforma 2414, en Lomas de Chapultepec --residencia oficial desde 1961-- a la obra de 36 artistas mexicanos y estadunidenses, quienes desde este martes integran la exposición privada con la cual Garza recibirá a sus invitados Fuera los formulismos de la diplomacia y con actitud entusiasta, el embajador, junto con Abaseh Mirlavi, curadora de la exposición, ofreció a la prensa un recorrido por la muestra: “A lo mejor hay puntos de desacuerdo entre nuestros gobiernos, pero la realidad es que nuestros mercados están en conjunto y no se puede negar el impacto que México ha tenido en Estados Unidos, el cambio demográfico que estamos viviendo, ni el impacto de Estados Unidos en México “Yo nací en la frontera y lo que he visto toda mi vida es una convergencia más natural dentro de las familias, el arte y la cultura --en todo--; y lo veo como muy natural, ojalá que un día nuestros dos países lo vean tan natural como lo vemos en la frontera” Momentos antes, la curadora había comentado también: “A lo mejor sobre la guerra no estamos de acuerdo, pero en el arte sí” El embajador Garza contó que desde su llegada a México, hace más de 18 meses, pensó que la arquitectura de la residencia se prestaba para albergar obras de arte De hecho, añadió Mirlavi, existían en el inmueble algunas obras, entre ellas un cuadro de Robert Rauschenberg y unas esculturas de Paloma Torres, sin embargo, en ocasiones pasaban desapercibidas para los visitantes Había otras que, en su opinión, no estaban ubicadas en el lugar correcto Recordó como ejemplo un cuadro del oaxaqueño Sergio Hernández --a quien calificó como un gran pintor y aclaró que entregará otra obra a la embajada--, titulado “Crucifixión”, que mostraba unos animales como en tormento y se encontraba en el comedor Se pensó entonces en un cambio Se quitaron algunos muebles con el fin de abrir espacios y se colocaron en ellos las piezas Así, lo que era una antesala, a la entrada de la casa, quedó como una galería con una banca de piedra rústica al centro, en la cual los invitados pueden sentarse a admirar las obras de Rauschenberg, las columnas de Paloma Torres y dos cuadros de Fernando García Ponce, entre otras piezas Cada espacio de la casa (sala, comedor, biblioteca, recámaras y cuarto de televisión) tiene cuadros diversos, realizados por Richard Artschwager, James Browns, Francisco Castro Leñero, Stephen Dean, Helen Frankenthaler, Thomas Glassford, Yolanda Gutiérrez, Magali Lara, Javier Marín y John Miller, entre otros artistas Hay también obras de Roy Lichtenstein, Carlos Mérida, Gabriel Orozco, Alberto Gironella, Juan Soriano y Rufino Tamayo Son 45 en total, pertenecientes a coleccionistas privados y fundaciones como la Jumex y Televisa, y se exhibirán en la residencia durante un año, aproximadamente Garza dijo que no puede abrir su residencia oficial “como un museo”, al admitir que esta pequeña colección será vista sólo por los invitados a las recepciones que en la casa se ofrecen; pero destacó que ésta es la primera vez que la residencia ofrece un programa de difusión del arte Antes, dijo, la embajada no tenía un presupuesto para asumir las pólizas de seguro ni contaba con curadores para ello La Secretaría de Relaciones Exteriores de México cuenta con un acervo de más de 6 mil obras de arte, que van del barroco del siglo XVIII hasta expresiones modernas como la Escuela Mexicana de Pintura y artistas contemporáneos; tiene también reproducciones de piezas arqueológicas Con este acervo se decoran las embajadas y recintos diplomáticos Se le preguntó a Garza si Estados Unidos cuenta con algún acervo similar para sus embajadas Tras aclarar que no es diplomático de carrera y no está bien informado, indicó que el Departamento de Estado en Washington, cuenta con algunas obras y que ciertas embajadas han adquirido piezas a lo largo de los años, “pero tener una colección, no sé” Sobre el particular, Mirlavi dijo que sí se ha ido adquiriendo obra, de artistas como los mexicanos Castro Leñero, Irma Palacios y Paloma Torres, aunque añadió que debido a los recortes presupuestales no se ha podido adquirir en forma, pero hay artistas “generosos” que han donado para conformar ese patrimonio El embajador agregó que los coleccionistas y fundaciones, han sido muy generosos al prestar sus obras y dijo sentirse halagado por la confianza Según Mirlavi se acondicionó la residencia con luces y clima especial para la adecuada conservación de las obras, aseguradas por Grupo Nacional Provincial (GNP) con póliza “super alta”, y se hará un programa de educación con el personal para que aprendan cómo tratar a las obras, y cómo pedir, “con mucha cortesía”, a los invitados que se alejen de la obra de arte cuando se acerquen demasiado La curadora aseguró que eligió libremente las obras para la exposición y la única restricción que se le puso fue no incluir desnudos porque mucha gente de diversas culturas visita la casa --“no queremos ofender a nadie, nunca”-- Tampoco eligió cuadros con temas políticos, pero dijo que pronto se incorporarían algunos “más comprometidos” de Rauschenberg Se está preparando un catálogo para la colección Las fotografías de las obras han sido tomadas ya por Francisco Cochen La colección se inauguró con una recepción oficial, en la cual estuvieron invitados algunos de los artistas

Comentarios