LA CUARTA PARED: El éxito de "1822: el año que fuimos imperio"

lunes, 19 de julio de 2004
México, D F, 19 de julio (apro)- Con un lleno total y con más de 350 representaciones, dio por concluida la temporada de la obra “1822: el año que fuimos imperio”, del dramaturgo Flavio González Mello, y bajo la dirección de Antonio Castro, en el teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario En esta tragicomedia González Mello nos lleva a un recorrido por el México independiente, cuando se empezó a sedimentar lo que hoy llamamos identidad nacional En ese mismo México donde se pueden vislumbrar las raíces de la corrupción política Comenta Roger Bartra en el programa de mano, que “el espectador podrá sin dificultad imaginar y suponer las reencarnaciones contemporáneas de estos próceres y sus comparsas” Antonio Castro, en entrevista para Apro, dice que rebasó todas las expectativas, máxime tratándose de teatro universitario; además, que durante los dos años y medio que estuvo en cartelera fue vista por más de 90 mil espectadores Para Castro parte del éxito consiste en que “la gente se ve reflejada en la obra, aunque se parte de un prejuicio de que la historia es algo inútil, que consiste en acumular mucha información”, y redondea: “Esta obra es una mirada al pasado, es un manera de construir el futuro, y creo que la gente se identifica con muchas cosas en realidad cotidiana” El hilo conductor de la obra es Fray Servando Teresa de Mier, representado por Héctor Ortega, ganador del premio a mejor actor en el 2002 por la Asociación Mexicana de Críticos Teatrales (AMCT), quien comenta: “este era un personaje al que le traía muchas ganas, así que cuando me comentaron que estaban escribiendo la obra, me dije: ese personaje es mío” También le ha sorprendido la aceptación del público, y desde el inicio de temporada ver el teatro lleno (incluso las escaleras) ha sido magnifico Por su parte, Mario Iván Martínez, quien también recibió un premio por su personaje Agustín de Iturbide, dice que la obra ha sido importante por la conjunción de varios elementos: un buen director, un buen texto, un grupo de buenos actores, y su regreso al teatro en una obra de época Sin embargo, comenta que sintió desde un inicio “que el personaje de Iturbide había sido maltratado en el sentido que en él recae la responsabilidad ingrata de subrayar los defectos de muchos de nuestros gobernantes recientes” Mario Iván defiende a su personaje, sobre todo porque en la época que le tocó vivir --“ese México balbuceante, con un congreso verdaderamente caótico e inútil--, él estaba convencido de que para que el país pudiera salir con el pie derecho había que tomar las riendas; por eso, acota, disuelve al congreso, desmiente que se haya robado todo el dinero y que no llegó a México vestido de mujer, a la vez que tenía mucho más apoyo de lo que se menciona” Pero el elenco ha tenido también alguna decepción, porque en el programa de lujo editado por la Universidad Nacional Autónoma de México nueve de los actores no aparecen “1822: el año que fuimos imperio” ya tienen acordadas algunas funciones más para el público universitario, y se pretende hacer una gira por diferentes estados de la República En octubre, regresará al recinto universitario

Comentarios