BUZÓN DE APÓCRIFOS: ¿Lecturas?

lunes, 26 de julio de 2004
México, D F, 26 de julio (apro)- Equivocados, aunque para mí respetados enemigos de la televisión: tengo que decirles que el autor de la presente es un teleadicto Lo informo por fidelidad al dicho “sobre advertencia, no hay engaño” Vale Lo siento, pero contra su creencia negativa, opino y sostengo que la TV no sólo comunica e informa, sino que también enseña, da elementos para aprender Lo que ocurre con ella, como son los libros, es que la misma ofrece múltiples y diversas lecturas que, por lo que gusten y manden, no todos están dispuestos o no son capaces de llevar a cabo Para aclarar y afirmar lo que he escrito, veamos un ejemplo revelador Ocurrió que en días pasados, en el espacio dedicado a la información económica en un prestigiado noticiero nocturno, se comentó brevemente que según sesudos análisis de especialistas en la materia, se había observado una correlación entre las faldas y la economía; que cuando las mujeres acortaban esa prenda, se viven periodos de auge económico y alegría de vivir, y como ejemplos citaban los fabulosos años veinte y sesentas del siglo pasado ¡No! Para rebatirme, no me vengan ni me cuenten con que ese comentario es trivial, frívolo, ambiguo o falso Mejor y por su bien, para ver si encierra verdad o mentira, hagan lo que yo hice: recordar lo que fueron esos citados años ¿Estamos? Según documentos escritos e iconográficos, en los años veinte se vive un auge económico sin precedentes en los USA y el optimismo y la alegría de vivir de ese país se extiende por el mundo al ritmo trepidante del jazz y el charleston, al tiempo que las mujeres se liberan del torturante corsé, adoptan el más práctico y cómodo brassiere ¡y cortan sus faldas de los tobillos a la rodilla! Son los años en los que están de moda y triunfan las mujeres vestidas a lo “garcón”, la “flapper”, jóvenes, y no tanto, desenvueltas, de atrevidas rodillas al aire En los años sesenta, ¿qué ocurre?, que a pesar de las tensiones internacionales, de la “guerra fría” que amenaza volverse “caliente”, el mundo vive un nuevo, imprevisto e impresionante crecimiento económico, un auge del comercio entre las naciones, al que contribuyen grandemente los jóvenes de ambos sexos al ir tomando un papel protagónico en el consumo al ritmo estridente de la música pop Es tiempo en que las mujeres, respaldadas por la píldora anticonceptiva, toman conciencia y luchan por su libertad sexual…! Y es también el tiempo de la minifalda, indignación de unos y de libidinosa complacencia de no pocos! ¡Pucha! ¡Genial!, sí, la observación de esos sesudos estudiosos que repararon en esta relación de las faldas y la economía Conste que no exagero, Vean En primer lugar, los mentados sesudos estudiosos, tuvieron el acierto de recurrir y aplicar a la recomendación, que dicen hizo Dumas padre, que sirve para resolver enigmas y hasta crímenes, la de cherchez la femme (¡buscad a la mujer!) ¡P’a su mecha, que agudeza! En segundo, los ya mentados, aplicaron no sé si conscientes o no, con todo rigor científico, la tercera ley de Newton sobre el movimiento, que a la letra dice: para toda acción, hay una reacción igual y opuesta Ante estas verdades evidentes, pienso que sería bueno que, por el bien de todos, las mujeres se animasen a acortar sus faldas lo más posible No desbarro, no, pues el descubrimiento de los beneficios de las faldas cortas, bien puede ser el punto de apoyo para levantar y cambiar el mundo que pedía Arquímedes, esto es, para genera el auge de la economía, el optimismo y la alegría de vivir ¡Y lo mejor es que puede ocurrir! Reflexionen También por estos días, la publicidad de una compañía de celulares, con la consigna de “haz tu propio movimiento”, en uno de sus promocionales presenta a un grupo de modelos sin más ropa que un cinturón ¿Qué tal si las mujeres lo toman en serio? Recuerden que Eva, desde el Paraíso, es más audaz que Adán Y repito que no me vengan y no me cuenten con que todo lo que he expuesto es una solemne tontería o un inútil juego especulativo ¿Juego? Si eso dicen será porque no recuerdan o ignoran que la teoría del juego, inventada por Von Neumann y Morgenstern, es tan seria que tiene aplicaciones prácticas positivas y fecundas en filosofía, psicología, biología, economía y política ¿Entones? No voy a discutir con ustedes, enemigos a ultranza de la TV Ahí les dejo mi lectura sobre las posibilidades de información y educación, de formación, que ofrece la televisión y me limito a preguntarles: ¿Podrán ustedes rebatirla o incluso destruirla con otra lectura contraria, lectura que tenga iguales o más y superiores argumentos? ¿Qué dicen? Con la seguridad que cuentan con mi respeto PANFILO CANDOR

Comentarios