PERMANENCIA VOLUNTARIA: Hellboy, Guillermo del Toro lo hace de nuevo

lunes, 26 de julio de 2004
México, D F, 26 de julio (apro)- Primero nos sorprendió conCronos, luego dio de qué hablar con Mimic y Blade 2, y con Hellboy algo ha quedado muy claro: para el cine fantástico y de terror, Guillermo Del Toro es uno de los directores más rentables y talentosos que existen en el mundo Hellboy es una cinta que mezcla lo paranormal con lo esotérico, y lo religioso Todo comienza en la Segunda Guerra Mundial, en un laboratorio nazi en Escocia, en donde Rasputín, el legendario monje ruso (resucitado por Hitler, quizá), se prepara para un extraño ritual con máquinas y magia negra para abrir un portal al infierno Pero antes de que esto se logre, el profesor Broom (encargado de una división de investigación paranormal de EU) y una unidad del ejército estadunidense, sabotean el plan Rasputín desaparece, y a cambio, una criatura extraña ha entrado a nuestro mundo: un pequeño demonio rojo, que es adoptado por Broom y criado como humano Con el paso de los años, Rasputín es resucitado de nuevo por sus seguidores, lo que constituye un peligro para la humanidad, pues el monje lo único que desea es abrir la puerta que llevará al mundo al Apocalipsis Hellboy (Ron Pearlman), ahora un hombre temperamental y caprichoso, que durante años ha ayudado al gobierno de Estados Unidos, como parte de la división paranormal de su padre, el doctor Broom, deberá tomar decisiones importantes pues resulta que él es la llave del Apocalipsis, es su destino En Hellboy encontraremos un poco de romance --Hellboy se enamora de una compañera de trabajo, Liz, una mutante con capacidad para incendiar las cosas--, acción, momentos cómicos, buenos efectos y misterio, elementos que hacen que la cinta sea entretenida, pero hay algo más: hay pasión por Del Toro, y eso, ninguna fórmula hollywoodense es capaz de comprar La forma en que se desarrollan los personajes, los diálogos y la forma de narrar están tan bien cuidados que uno se enamora de este extraño superhéroe, quien sufre, pues no encaja en ningún lado, y además, no puede exponerse en público, pues la división del gobierno al que pertenece es secreta Y por cierto, la actuación de Pearlman es magnífica Con todo y lo maravillosa que esta fantasía con olor a cómic (está basada en la historieta de Mike Mignola) pueda ser, es necesario aclarar que está dirigida a un público que gusta del género, no es como El Hombre Araña 2, que es para una audiencia masiva

Comentarios