TRAS EL TRAZO: El Museo San Carlos, a tono con las olimpiadas

lunes, 26 de julio de 2004
* Presenta una exposición con el tema de los dioses olímpicos México, D F, 26 de julio (apro)- Para no quedarse atrás en la euforia que despertarán los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, el Museo Nacional de San Carlos (MNSC) abre sus salas a la presencia de Zeus, Afrodita, Atenea, Apolo, Aquiles, Hércules y otros dioses del Olimpo Desde el pasado 9 de julio se inauguró la exposición Dioses Olímpicos en la colección del Museo Nacional de San Carlos integrada por 68 obras pertenecientes a su acervo y curada por el investigador Esteban Calderón Argomedo, subdirector del recinto En días previos a la apertura de la muestra, Calderón Argomedo señaló en rueda de prensa que generalmente la población ve a las olimpiadas como una gran competencia deportiva que se celebraba cada cuatro años Es algo más: “Un espíritu de convivencia y armonía relacionado con el mundo de los héroes, con la idea de que el atleta es un héroe Suele olvidarse que los Juegos Olímpicos surgieron en la ciudad de Olimpia, Grecia, y estaban dedicados a Zeus, el padre de los dioses” “Pensamos que en estos momentos el público va a estar deseoso de acercarse a este tema, es una ocasión óptima para exhibir la colección del museo con el tema mitológico Básicamente quisimos centrarnos en la colección de grabados, que por motivos de conservación y espacio generalmente están en bodega, sin que el público tenga acceso a ellos” La exposición se ha dividido en tres núcleos temáticos y una introducción en la cual se presentan grabados con imágenes de los poetas antiguos Homero (La Iliada y La Odisea) y Virgilio (Geórgicas y Eneida), en cuyas páginas se encuentran las historias y mitos de los dioses En el primer núcleo se muestra cómo era el mundo de los griegos antes de la aparición de los dioses y la creación del Olimpo En el segundo se pueden ver las representaciones de los dioses, entre ellos: Zeus, Hera, Poseidón, Hades, Hestia, Deméter, Hefesto, Artemisa, Hermes y Dionisio El tercer y último núcleo es llamado el ciclo troyano e incluye la llamada “joya de la colección del MNSC”: la escultura Paris y Helena, del artista catalán Antonio Solá, considerado como el más importante escultor neoclásico en el cual retrata el rapto de Helena por Paris, que da lugar al sitio de Troya También hay obras de Charles Simon Pradier, Wilhelm von Kaulbach, Jacques Chéreau, Giovanni Battista Gallestruzi, Pietro Fontana, Juan Cordero y Alessandro Turch, entre otros artistas Durante la inauguración de la exposición, María Fernanda Matos, directora del MNSC, destacó que en su mayoría las obras pertenecen a los siglos XVIII y XIX, cuando se desarrolló el neoclásico buscando los cánones del pasado grecolatino Así mismo recordó que México, Grecia y Roma comparten una historia rica en mitología, arte y dioses: “El estudio de nuestras raíces y de nuestros pueblos hermanos amplía la conciencia del presente, por lo que esta muestra nos lleva a reflexionar sobre algunos aspectos esenciales que dieron sentido al mundo grecolatino y que tocan también puntos importantes de otras culturas” La exposición permanecerá abierta hasta el 29 de agosto próximo

Comentarios