ADELANTO DE LIBROS: Mito y profecía en la historia de México, de David a. Brading

lunes, 16 de agosto de 2004
México, D F, 16 de agosto (apro)- El volumen del historiador estadunidense David A Brading que publicó por vez primera en español la editorial “Vuelta”, alcanza ahora una edición del Fondo de Cultura Económiva: Mito y profecía en la historia de México Como se explica en el prefacio, que se reproducirá completo más adelante, se trata de tres conferencias pronunciadas en Cambridge, de ahí que no se dirá nada más sobre la composición del trabajo que nos ocupa Que sea el historiador Enrique Krauze, quien se encargó de las ediciones de libros de la revista que fundó y dirigió Octavio Paz, quien explique al lector, desde la contraportada, las razones de la elección del autor: “México es un país desatento con la obra de los extranjeros que lo estudian y lo aman Nuestra mentalidad de víctimas nos ha restado libertad y sensibilidad para reconocernos en las mismas miradas externas Una suerte de eterno solipsismo nos condena a juzgarnos siempre bajo premisas internas El resultado es la irrealidad y la inmadurez “De los muchos investigadores que han estudiado nuestra realidad con pasión, rigor crítico y simpatía, el historiador David A Brading es uno de los más ilustres Su ámbito de estudio abarca siglos: de la Colonia a la Revolución Se ha interesado lo mismo en nuestra historia económica que en la social y política, pero su campo más personas es el linde entre la historia de las ideas y las mentalidades En este libro, el lector podrá encontrar una discusión clara e inteligente de las vetas, siempre complejas y a menudo contradictorias, que recorren el alma mexicana” En el mismo FCE, el autor ha publicado varios volúmenes, entre ellos Octavio Paz y la poética de la historia mexicana Ahora sí, el prefacio (de 1984, fecha de la edición inglesa): * * * Este libro se compone de tres conferencias, pronunciadas las tres en Cambridge, más o menos conectadas por unas piezas ocasionales concebidas ya sea como reseñas, ya como esbozos preliminares de un trabajo mucho más amplio sobre la tradición política mexicana La primera conferencia se ofreció para conmemorar el quinto centenario del nacimiento de Bartolomé de Las Casas; la segunda celebraba el bicentenario de Simón Bolívar, y la tercera se leyó en la Pascua de 1984 en el congreso anual de la Society of Latin American Studies de Gran Bretaña De las reseñas de los libros de los profesores Jacques Lafaye y Jean Meyer aparecieron primeras versiones en la revista mexicana Nexos en 1974 y en el Times Literary Supplement en 1976 Sólo después de terminar la conferencia sobre Las Casas concebí la posibilidad de reunir todas esas piezas, esencialmente ocasionales, para formar un libro Su propósito y su unidad derivan de una perspectiva y un método comunes, pues en las tres conferencias se ha intentado trazar un mapa del paisaje de la historia intelectual mexicana por medio de una comparación con el movimiento de ideas de Europa y de otras partes de Hispanoamérica La premisa es aquí que México debería enfocarse como parte integrante del mundo occidental, sujeto en gran parte al mismo conjunto de ideas que afectó a la propia España, o de hecho a Rusia y a Estados Unidos Al mismo tiempo, la perspectiva europea pone de relieve la aplicación muchas veces idiosincrásica de ideas conocidas a la circunstancia particular de México La marcada originalidad de la tradición política mexicana, cuando se la compara con el resto de Hispanoamérica, queda también de manifiesto No hace falta decir que la comparación puede fácilmente volverse injusta y que, al tratar de un país que en la mayor parte de su historia ha sido una dependencia cultural de Europa, existe el peligro de un determinismo secuencial, de insistir en que la provincia debe sufrir los mismos movimientos intelectuales que la metrópoli en un tempo muy similar De hecho, en la cultura como en la economía, el retraso puede transformarse en ventaja y el atraso convertirse en trampolín de un nuevo avance El origen de este libro se remonta a los comienzos mismos de mi carrera académica, a la época en que trabajé como profesor invitado durante cuatro años sucesivos en la Universidad de California en Berkeley, donde di tres cursos diferentes sobre las historias de México, Perú y Bolivia, y Argentina, abordados los tres desde la Conquista hasta el presente Fue esa caminata intelectual, emprendida cuando estaba agobiado además por la tarea de completar Miner and merchants in Bourbon México, la que me llevó a hacer mi botín con las riquezas de los historiadores y pensadores políticos hispanoamericanos Fue entonces cuando leí por primera vez a Las Casas y di conferencias sobre él, sobre los primeros franciscanos, fray Servando Teresa de Mier, Francisco Bulnes, Andrés Molina Enríquez y José Vasconcelos El primer fruto de esa preocupación por la historia de las ideas fue Los orígenes del nacionalismo mexicano, escrito en New Haven en 1972, un libro que, a pesar de dos ediciones en español, no se ha publicado nunca en inglés En gran medida, fue la bondadosa acogida dispensada a este libro en México la que me alentó a proseguir esa línea de investigación En ese contexto, quiero dar las gracias a Edmundo O´Gorman, Enrique Florescano, Arnaldo Córdoba y Enrique Krauze por sus comentarios y por el estímulo que su obra ha dado a mi pensamiento Como estas conferencias se dieron originalmente bajo los auspicios del Centre of Latin American Studies de la Universidad de Cambridge, no es sino justo que se hayan publicado en la nueva serie del Centro de Estudios sobre Latinoamérica Muchas de las ideas fueron presentadas primeramente para la discusión en los seminarios semanales organizados por el Centro, en los que en años recientes me he beneficiado grandemente con los comentarios de Simon Millar, Lewis Taylor, y Françoise Barbira-Freedman En Cambrige quiero dar también las gracias a Quentin Skinner, TC Planning y Derek Dowson por sus respuestas informativas a preguntas que planteé sobre diferentes aspectos de la historia intelectual europea Alison Roberts, Helen Wilson y Ana Gray pasaron a máquina el manuscrito Tanto el Lloyds Internacional Bank como el Latin American Publications Fund ofreciendo amablemente su ayuda al Centro para cubrir los gastos de publicación Finalmente, quiero hacer un reconocimiento al incentivo que me dio Celia Wu y a la paciencia de nuestro hijo Christopher, a quien dedico este volumen

Comentarios