LA CUARTA PARED: Ludwik Margules, toda una vida en el teatro

lunes, 16 de agosto de 2004
México, D F, 16 de agosto (apro)- “Érase una vez un hombre y con todo y pipa” Con estas palabras de la voz de actriz Julieta Egurrola inició el emotivo homenaje a un hacedor perseverante del teatro mexicano, Ludwik Margules Es un reconocimiento que le hace el medio escénico a un hombre que llegó a México desde Polonia el 1 de junio de 1957, para dejar huella --como él mismo lo dice, “trascender”-- a partir del teatro como medio de expresión para “explorar sin concesiones lo más profundo del alma humana” Las instituciones convocantes fueron el Centro de Ciencias Cinematográficas (CCC), dirigida por Ángeles Castro; Difusión Cultural de la UNAM, presidida por Gerardo Estrada, el Centro Nacional de las Artes, cuya titular es Lucina Jiménez, y el Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli, encabezado por el también director Rodolfo Obregón El escenario fue el Teatro Nacional de las Artes, donde se montó en el vestíbulo un exposición fotográfica llamada Ludwik Margules a la octava potencia, con grandes carteles que mostraban una cronología de sus puestas más importantes como: Cuarteto, de Harold Pinter; A puerta cerrada, de Jean Paul Sartre; La vida de las marionetas, de Ingmar Bergman (sin duda, su mayor logro), y la más reciente, Los justos, de Albert Camus, entre aproximadamente cuarenta obras que ha dirigido A la par se presentaron dos libros: Memorias, de Rodolfo Obregón, donde revela parte de la vida, pensamiento e historia del director polaco, y el libro Con todo y pipa (Testimonios), en el cual se conjuntaron testimonios de alumnos y colaboradores cercanos al maestro, con la recopilación del mismo Obregón y Ángeles Castro Una de las sorpresas de la noche fue cuando el embajador de Polonia en México, Tadeos Licota, subió a darle también un reconocimiento por su trayectoria La comunidad polaca en México nombró a Margules como el segundo hijo predilecto del pueblo polaco, y el en tono de broma el diplomático dijo que “el primer lugar se le otorgó a su Santidad Juan Pablo II” También se presentó una reseña fílmica llamada La pasión según Margules, misma que fue dirigida por José Luis García Agraz, con la producción de Néstor Navarro y la colaboración del CCC En ella se ofrece el testimonio de la relación con Margules de actores, alumnos, escenógrafos, gente del medio teatral y cinematográfico de la cual se ha rodeado para trabajar El documental presenta a un Margules desconocido para el público, el de proverbial rudeza y con la apariencia de estar inmune a cualquier alteración Las imágenes corren desde 1933, año de su nacimiento, donde se presenta ya a una comunidad en conflicto, y más adelante las bombas cayendo sobre la población durante la Segunda Guerra Mundial Según sus propias palabras, “uno de los recuerdos más importantes que tengo es cuando regresé a los trece años con mi padre, que era un hombre estricto pero tremendamente amoroso”, y quien le concedió el deseo que le albergaba: llegando a Polonia se fueron a comer un pan Ésta es una de las imágenes más fuertes que vibran en su memoria Al concluir el video, Margules agradeció a los responsables de brindarle dicho homenaje porque ello “es lo que se hace habitualmente” Con gran humor e ironía contestataria, declaró ante la satisfacción del las alrededor de 260 personas que llenaron el recinto donde se alojaron los Estudios Churbubusco: “Tampoco diré que no lo merezco” Además de sus amigos y compañeros de batallas, “porque sin ellos, sin el teatro mi vida sería miserable”, expresó: “Es la compañía de rostros que quiero, rostros que admiro Los amigos son los que abrigan, los que dan el cobijo que requieres para seguir manteniéndote vivo, los siento parte de mi familia” También agradeció a sus maestros de dirección, pues sin ellos no hubiera conseguido sus metas Fueron los que le enseñaron a conocer el teatro mexicano, dijo: Momento especial alcanzó el homenaje cuando el artista escénico, célebre por su rigor y realismo sin concesiones, dijo: “Espero tenerlos hasta que cierre los ojos” Una de las lecturas del libro de Obregón fue realizada por la célebre Julieta Egurrola, quien interpretó muchos de los papeles en sus puestas En palabras de Ludwik Margules repetidas por ella, “dirigir es entregar el cuerpo y el alma”, ya que su pasión lo ha llevado en las últimas puestas en escena al hospital Sin embargo, su vocación es imbatible, y el 14 de agosto se estrenó Noche de reyes o como quieras, de William Shakespeare, en el teatro La Gruta, del Centro Cultural del Bosque

Comentarios