Gorostiza, olvidado por la comunidad teatral: Rascón

miércoles, 18 de agosto de 2004
* Rinden homenaje en Bellas Artes a 100 años del natalicio del dramaturgo tabasqueño México, D F, 17 de agosto (apro)- Con la cancelación de una estampilla postal por parte del dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda y Paloma Gorostiza, se inició la noche de ayer lunes 16 de agosto, en el Palacio de Bellas Artes, el Homenaje Nacional a Celestino Gorostiza Fue un “acto de justicia” coincidieron en señalar tanto Rascón Banda como Saúl Juárez, director general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), que organizó el homenaje en el marco del centenario del nacimiento del autor de El nuevo paraíso, que se une a la celebración por el setenta aniversario de la inauguración del Palacio de Bellas Artes Gorostiza, dijo el funcionario en su discurso, “fue un hombre que dedicó sus mejores talentos y esfuerzos a la escena nacional, que exploró nuevas formas de dramaturgia y que dedicó, además, buena parte de su vida a la tarea de acercar al público a las tablas Esto hace de su figura, de su historia personal, un importante hito en el devenir de nuestra cultura que merece ser recordado con un homenaje nacional como el que ahora nos congrega” Nacido en Villahermosa, Tabasco, el 31 de enero de 1904, Gorostiza fue uno de los creadores del llamado Teatro de Ulises --lo dirigió hasta 1929--, del cual formaron parte María Antonieta Rivas Mercado, Samuel Ramos, Salvador Novo, Xavier Villaurrutia y Alejandro Gómez Arias Hermano del poeta José Gorostiza, autor de Muerte sin fin, Celestino dirigió el Conservatorio Nacional de Música y fue miembro también del grupo Los Contemporáneos, entre cuyos integrantes se encuentran también Novo y Gilberto Owen, cuyas figuras fueron también objeto de homenaje por parte del INBA en semanas pasadas Su trabajo en el teatro se ha considerado esencial --en 1932 fundó el Teatro Orientación-- aunque también intervino en el cine al codirigir con Roberto Gavaldón la película Naná, en 1943 Entre 1958 y 1964 fue director del INBA Entre sus obras pueden mencionarse La escuela del amor, Ser o no ser, Escombros del sueño, El color de nuestra piel, Columna social y La leña está verde Pero --destacó Juárez en el homenaje-- “la trascendencia de su legado, más que en la cantidad de títulos que publicó, se encuentra en la calidad de las ideas que florecen en un conjunto de sólida construcción poética, que aborda temas que flotaban en la sensibilidad de la época y que revelan su preocupación por desentrañar la naturaleza y aspiraciones de una sociedad inmersa en el proceso pleno de construirse una identidad” Durante el acto, realizado en la sala principal del Palacio de Bellas Artes, Rascón Banda presentó el libro Teatro Completo de Gorostiza, y aprovechó para señalar que en el país exista sólo un teatro con el nombre del dramaturgo homenajeado Se encuentra en las calles de Peralvillo y Paseo de la Reforma Norte, en el barrio de La Lagunilla, pero está abandonado, “y es el único --lamentó-- donde se recuerda a este destacado dramaturgo, promotor cultural e impecable funcionario” Para el dramaturgo, el paso de Gorostiza por el INBA fue ejemplar, dado que fundó la ópera, los ballets, clásico y folclórico; los museos Nacional de San Carlos y de Arte Moderno, y la ya desaparecida Pinacoteca Virreinal, además de escuelas de bellas artes en diversas ciudades del país Luego lamentó que la propia comunidad teatral lo haya olvidado: “Cuando se le pregunta a alguien quién fue Celestino Gorostiza, todavía responden con otra pregunta: ‘¿el de Muerte sin fin?’” Por ello, apremió: “No podemos esperar otro centenario de su nacimiento o de su muerte para recordarlo, celebrarlo y poner en circulación su nombre y sus obras porque él construyó nuestro teatro nacional” En la ceremonia la Compañía Nacional de Teatro hizo una lectura dramatizada del libro El nuevo paraíso, que en el marco del homenaje se reeditó en forma facsimilar, son ilustraciones de Xavier Villaurrutia y prólogo de Rascón Banda

Comentarios