XXIV Foro Internacional de la Cineteca

martes, 24 de agosto de 2004
* Lo integran 15 propuestas fílmicas de diversos países México, D F, 23 de agosto (apro)- El XXIV Foro Internacional de la Cineteca inicia el 2 de septiembre en el Distrito Federal, y el 1 de octubre en otras ciudades del país: Aguascalientes, Aguascalientes; Campeche, Campeche; Cuernavaca, Morelos; Guadalajara, Jalisco; Guanajuato, Guanajuato; Monterrey, Nuevo León; San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y Jalapa, Veracruz Lo integran 15 propuestas fílmicas de diversos países El ciclo empieza con Noviembre, recuerdos del porvenir (España, 2003), de Achero Mañas, en la Cineteca Nacional, institución que lo organiza Luego en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Cinemex Masarik, Altavista e Insurgentes y Lumière Reforma México está representado sólo con el documental Los niños de Morelia, de Juan Pablo Villaseñor Aquí se recoge la historia de los 456 niños procedentes de España que, en 1937, llegaron a la ciudad de Morelia Venían con una maleta en mano y la promesa de regresar con sus padres en cuanto terminara la Guerra Civil, misma que, creían, ganaría la causa republicana Pero no fue así, la guerra se perdió y los niños envejecieron solos, lejos de casa Sólo seis de ellos continúan viviendo en Morelia Villaseñor, también realizador de Por si no te vuelvo a ver, expresa que se les instaló en un internado en Morelia, muchos no volvieron a sus hogares y los que lo hicieron se encontraron con un país que ya no era el suyo: “En España los trataron como extranjeros, lo grave es que en Morelia siempre los vieron también como extranjeros y se quedaron sin pertenecer a ningún lado Es casi imposible creer que muchos, con más de 60 años de edad, siguen sin poder obtener su nacional mexicana” Las otras cintas son Elogio de amor (Francia-Suiza, 2001), de Jean-Luc Godard; El abrazo partido (Argentina-Francia- Italia-España, 2004), de Daniel Burman; El discípulo (India-Italia-Francia-Alemania, 2001), de Nalin Pan; S21: la máquina de la muerte (Camboya-Francia, 2002), de Rithy Panh; Historias mínimas (Argentina-España, 2002), de Carlos Sorín; La gran seducción (Canadá, 2003), de Jean-Francois Pouliot; Imaginando Jerusalén (Israel, 2003), de Ra’anan Alejandrowicz; Una sola entrega (Hong Kong-Italia, 2002), de Oxide Pang Chun; Una joven (Bélgica-Holanda, 2002), de Dorothée van den Berghe; De confesiones y cosas peores (Suecia, 2003), de Daniel Lind-Lagerlöf; La isla de la isla (Italia, 2003), de Costanza Quatriglio; Génesis (Francia-Italia, 2004), de Claude Nuridsany y Marie Pérennou, y La corporación (Canadá, 2003), de Mark Achbar y Jennifer Abbott “El mago” El largometraje El mago, ópera prima de Jaime Aparicio, participará en el Festival de Cine de Montreal, Canadá, que se efectuará del 26 de agosto al 6 de septiembre de 2004 La historia, una idea original de Aparicio, se exhibirá dentro de la categoría de “Cine de Latinoamérica” y podrá competir por el Zenith de Oro, el cual se entrega a la película más popular de acuerdo con la votación del público El Mago es el tercer proyecto ganador del programa Operas Primas de Egresados del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) Este programa surgió en 1970 pero fue suspendido en 1989 En 1998 de nuevo vuelve a operar Entonces se rodó Rito terminal, de Oscar Urrutia (1999), y Un mundo raro, de Armando Casas En la escritura del guión, Aparicio estuvo asesorado por Flavio González y después por Enrique Rentaría: “Lo empecé a escribir a mediados del 2000 y lo terminé unos meses antes de la convocatoria del CUEC en el 2002” La trama, filmada en el 2003, coquetea entre el melodrama y la tragicomedia Se trata de un hombre, un mago, que se entera que le queda poco tiempo de vida y decide saldar sus cuentas pendientes “El Mago --explica el cineasta-- surge de una experiencia personal A mi padre lo desahuciaron El mensaje sería que no debemos esperar a que nos digan que nos queda poco tiempo de vida para tratar de resolver esas cuentas pendientes” El mago, llamado Tadeo, se gana la vida en las calles de la ciudad Fue un fotógrafo de vedettes venido a menos, y Aparicio platica: “Es un tipo de lo más común al que le quise pasar las experiencias por la que yo he pasado, como el ambiente muy de la calle”

Comentarios