Cuatro días ardientes

martes, 3 de agosto de 2004
* Las Sala de Armas de la Magdalena Mixhiuca se disfrazo de mujer fatal para el Primer Festival de Cine Erótico de la Ciudad de México México, D F, 2 de agosto (apro)- Por cuatro días, la Sala de Armas de la Magdalena Mixhiuca se vistió con tangas y negligés; se disfrazó de mujer policía, mucama, mujer maravilla, superman, gatubela o se puso un “traje de Eva”; y bailó en los cuatro templetes que se montaron para ver desfilar a stripers de ambos sexos y que fueron lo más atractivo del Primer Festival Erótico de la Ciudad de México Uno de los cinco sentidos que estuvo más “despierto”, fue la vista Karina, Karla, Amanda… bailaron en el centro de la pista Sus labios tarareaban una canción de moda en inglés Todas muy delgadas, tanto que, en ropa común, podían pasar desapercibidas Ni eso desalentó a los asistentes, quienes se arremolinaron frente se llevaba a cabo el baile Una de ellas, traía puesta una batita de encaje de color negro que contrastaba con su cabellera rubia y su piel blanca De pronto, la batita cayó al suelo y sólo le quedó una diminuta tanga que, al ritmo de la música, la bailarina se subía y bajaba hasta la cadera Los espectadores gritaban, seguían sus movimientos con la mirada No perdieron de vista ni un solo detalle Le aplaudieron, le chiflaron y se excitaron La bailarina hizo tan bien su labor que ni siquiera tuvo necesidad de hablar para motivar a sus admiradores espontáneos De pronto, detenía su baile y les hacía señas de que no los escuchaba y por eso dejaría de bailar Los hombres se alborotaron Ella pidió la presencia de un joven atrevido: varios levantaron la mano Al atrevido no le importó exhibir su flácida panza o sus delgadas piernas Se le quitó la pena y dejo que la bailarina hiciera de él lo que ella quisiera: Lo sentó en una silla blanca de plástico y le bailó, se le acercó, le quitó la camisa, el pantalón El quería abrazarla; ella no lo dejó Él quiso aprovechar el momento, ella empezó a desnudarlo Le quitó la playera, le desabrochó el cinturón, le bajo el pantalón hasta las rodillas Lo dejó en calzones frente a todos La bailarina sacó un condón y sin palabras, dio a entender que en cualquier momento deben pensar en la protección con condón A esas alturas, el atrevido estaba visiblemente nervioso y excitado… Ella lo acostó en una mesa larga puesta sobre el escenario con ese propósito; él la dejó hacer lo que quisiera… Estaba a su merced La bailarina se sentó en la cintura del atrevido; movió sus caderas y cuando todos daban por hecho que tendrían una exhibición de sexo, ella le agradece y le regalan una película porno por su participación La bailarina termina su show aventando condones por todos lados Cortesía de Censida Regalan algunas películas que se disputan a brincos algunos jóvenes precoces y gorras con el logotipo del festival Pasados cinco o diez minutos otra chica sale a relevar El mismo espectáculo Pero las mujeres no se quedan atrás En otro escenario está un joven musculoso que sólo trae encima un pantalón muy delgado, de tela como de leopardo, con manchas negras y doradas Pide la canción número cuatro del cd techno dance y comienza a bailar Un grupo de chicas grita con cada movimiento que da Él pide que se alboroten las mujeres que lo miran porque de lo contrario no se “encuerará” --¿Quieren que me desnude…? --Siiiiiiiiiii –gritan las mujeres— --¡Pues quiero oírlo! Y se lo piden a gritos De pronto el bailarín con un rápido movimiento de manos se quita el pantalón y sigue bailando en una diminuta tanga que no oculta sus partes íntimas Termina la música y él aprovecha para exhortar a un grupo de mujeres a que suban al escenario para bailar con él Las chavas más desinhibidas no pierden la oportunidad de tocarlo, acariciarlo, juntar sus cuerpos Él las calma, les pone límites, pero no puede controlarlas En otro escenario, se pide la presencia de dos parejas que se van a disputar, a través de un baile erótico, un baby doll negro El público espectador decidirá quién gana Triunfó una pareja que demostró tener una relación “muy abierta” y una óptima comunicación sexual Al festival sólo podía ir gente mayor de edad Lo curioso es que la mayoría de los jóvenes iban en pareja, que veían abrazados a los stripeers danzar al ritmo de la música En pareja, casi a susurros, compraban gomitas en forma de genitales masculinos Cambiaban pesos por condones Tocaban los genitales de plástico, alzaban las cajitas que promocionaban artículos sexuales, veían los disfraces, la ropa, las tangas… Como curioseando por un bazar, los presentes se acercaban a preguntar para qué servía un anillo de plástico y cómo se usaba: “para retrasar la eyaculación”, decía una desinhibida vendedora que ejemplificaba la forma correcta de usarlo De vez en cuando las bailarinas salían a los anaqueles y se tomaban fotos con los presentes Aquellos que traían cámara de video no las perdían de vista, las seguían a todas partes, hasta que un muchacho de seguridad llegaba a “salvarla” de sus admiradores espontáneos En este primer festival de cine, lo que faltó fue precisamente una sala de proyección de películas eróticas y lo que sobraron fueron los aparadores que vendían pornografía a precios no tan accesibles El sábado por la noche se realizó la premiación del Festival La cinta más premiada fue “616 DF El Diablo Español vs las Luchadoras del Este”, de la cineasta española Sandra Uve La realizadora dedicó su premio al actor porno español Nacho Vidal, la francesa Katsumi, la húngara Rita Faltoyano y las checas Claudia Clarie y Jane Darwin, quienes fueron obligados a salir del país “por su propia voluntad”, por haber entrado con visa de turista al país, cuando sabían que participarían en un acto lucrativo La presencia de los porno stars había sido el atractivo más anunciado del festival, pero el que no concluyeran su participación no impidió que éste siguiera y, es más, que los presentes no notaran su ausencia, pese a que la librería “El Armario Abierto” anunció que el sábado por la tarde Nacho Vidal firmaría su libro biográfico La venta no estuvo sustanciosa, a decir de los vendedores, a pesar de que el sábado y el domingo, aumentó el número de visitantes

Comentarios