LA CUARTA PARED: La boca del lobo, al festival Cervantino

lunes, 9 de agosto de 2004
México, D F, 9 de agosto (apro)- Los aullidos alcanzaban a escucharse hasta afuera del Teatro la Gruta, del Centro Cultural Helénico, en la fila hecha por el público para entrar a ver la obra La boca del lobo, de la dramaturga y directora Bárbara Colio La temporada concluyó con 31 representaciones En la última función la mayoría del público asistió con invitación de los encargados de la puesta en escena, desde la directora y las actrices hasta el personal técnico En entrevista exclusiva para Apro, Bárbara Colio comentó que las presentaciones a futuro de esta puesta serán en un Teatro-Bar de Guanajuato, los días 8 y 9 de octubre, dentro del Festival Internacional Cervantino Y que, probablemente, harán una gira por la ciudad de Mexicali, Baja California, lugar de residencia de la autora La idea de escribir esta obra surgió cuando Colio se encontraba tomando un curso en Madrid, y consiste en recrear lo que sucede tras bambalinas en un cabaret común y corriente, donde tres mujeres cuentan su historia en un asfixiante camerino y luchan por sobrevivir a ese medio tan oscuro, al cual llaman “la boca del lobo”, pues creen que en cualquier momento puede tragarse su existencia Inicia la obra con Amparo terminando de arreglarse para salir a escena Es una de las chicas nuevas del cabaret, quien es reclutada por Lucrecia, quien la introduce así a un medio de la denominada “vida fácil” Pero en realidad resulta todo lo contrario, pues estas tres mujeres se desgarran por dentro y lo exteriorizan comiéndose entre sí Escribió Estela Leñero, crítica de teatro del semanario Proceso: “Con astucia, la autora va tejiendo la trama, aunque parezca que no hay trama En un camerino los personajes trabajan, esperan su turno para salir a escena Se nos presentan como seres en fragmentos enfrentados a la sobrevivencia diaria Aunque no deje de dolerles cómo les pasa la vida, cínicamente la asumen La estructura de la obra hábilmente va apretando sin que nos demos cuenta y de tajo nos corta la cabeza Hay un giro, un vuelco que resignifica (sic) la historia” Para la autora y directora “el cabaret es como un lugar sui generis, es como el mundo exterior, el camerino significa para ellas salvaguardarse, es su pequeño universo, su pequeño palacete que es por demás miserable y patético De donde se transforman de mujeres comunes y corrientes a mujeres con lentejuelas, y con el espíritu que les da la luz del escenario las hace sentirse con otro tipo de vida, más glamorosa” El público nunca se entera de que en estos lugares se vive una decadencia total También escribió Leñero en el programa de mano: “De este no dejarse derrumbar es de lo que trata La boca del lobo Salir de sus colmillos amenazadores y enfrentarse al público, que es el fin último del teatro”

Comentarios