Blanca Estela Pavón, a 55 años de su muerte

martes, 28 de septiembre de 2004
México, D F, 27 de septiembre (apro)- Fue breve la carrera de la actriz veracruzana Blanca Estela Pavón, pero suficiente para conquistar al público A los 23 años murió El 25 de septiembre de 1949 se desplomó el avión en el que viajaba cerca del volcán Popocatépetl Nació en Minatitlán en 1926 y poco se sabe de su vida privada En general se le recuerda como la pareja ideal de Pedro Infante en la pantalla grande Comenzó su carrera en un programa radiofónico infantil Luego fue actriz de doblaje para Metro Goldwyn Mayer En el cine, debutó en La liga de las canciones (1941), de Chano Urueta, como bailarina Después participó en El niño de las monjas, el único filme que rodó el actor Julio Villarreal en 1944 Ismael Rodríguez (fallecido el 7 de agosto anterior) le dio a Pavón un cuarto papel en Cuando lloran los valientes (1945), un buen melodrama sobre la Revolución en el norte Ella obtuvo el Ariel a Mejor Actriz En 1947, Rodríguez filmó la cinta más taquillera de México, Nosotros los pobres, donde Pavón era la pareja de Infante, Pepe El toro El largometraje se estrenó en el cine Colonial, ubicado en La Merced Ahí, Pavón cautivó a las mujeres y hombres por su buena actuación y porque era la chica fiel, a veces abnegada, daba todo por Pepe El Toro, pero al mismo tiempo era fuerte, el eje de la familia El elenco fue numeroso: Katy Jurado, Miguel Inclán, Carmen Montejo y Evita Muñoz, entre otros En el libro Breve historia del cine mexicano, de Emilio García Riera, se lee que los diálogos populares del argumentista Pedro Urdimalas, la canción de Amorcito corazón, de Manuel Esperón, las situaciones patéticas, los excesos de crueldad y el abuso sentimental contribuyeron al gran éxito de la película Ese triunfo se haría descomunal años después con innumerables proyecciones de la cinta por televisión Como era de esperar, Rodríguez no tardó en filmar en 1948 una secuela: Ustedes los ricos, de nuevo con Pavón e Infante En seguida hizo Los tres huastecos, otra vez los actores principales fueron Pavón e Infante Fue el director Roberto Rodríguez, hermano de Ismael, quien reunió por última vez a Pavón e Infante en La mujer que yo perdí (1949), melodrama de principios de siglo En ese año también actuó la actriz en Ladronzuela, de Agustín P Delgado y Las puertas del presidio (1949), de Gómez Muriel A Pavón le tocaron los primeros años de la época de oro de la cinematografía nacional La situación de la Segunda Guerra Mundial fue benéfica para el cine mexicano porque no había competencia extranjera Para 1945, ya trabajaban en la producción de cine mexicano cerca de cuatro mil personas: 2 mil 500 actores y extras, mil cien técnicos y manuales, 140 autores y adaptadores, 146 músicos y filarmónicos y 60 directores, afiliados todos a secciones del Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica (STIC) El 25 de septiembre se extravió un avión procedente de Tapachula con escala en Oaxaca, cuyo destino era la Ciudad de México El periodista Eduardo Téllez Vargas acudió al lugar donde cayó la aeronave, su texto, publicado en el libro México en cien reportajes, dice: “Una vez constatado que no había cadáveres dentro del avión, empezamos a recoger los cuerpos tirados cerca de la zona del desastre Ahí, encontramos primero los restos del padre de Blanca Estela Pavón, un anciano que viajó a Tapachula acompañando a su hija, que había ido a esa ciudad a cumplir un compromiso relativo a su carrera A continuación, cerca del cadáver de su padre, se hallaba totalmente desnuda la actriz Estaba boca arriba Parecía estar dormida, sin embargo, al levantar el cuerpo, observamos que los huesos de sus brazos, piernas y tórax, así como la columna vertebral, estaban fracturados en varias partes” A Blanca Estela Pavón le faltó tiempo para interpretar otros personajes, pero bastó con los que realizó para quedar en el gusto popular

Comentarios