México, sin programa para impulsar el turismo cultural

miércoles, 12 de octubre de 2005
México, D F, 11 de octubre (apro)- Según una investigación del Centro de Estudios Superiores de Turismo (CEST), sólo el 5 por ciento del turismo en México tiene motivos culturales Sin embargo, a decir de María Barreneche, directora de Desarrollo de Turismo Cultural de la Secretaría de Turismo, aunque un 35% de los turistas, nacionales y extranjeros, viajan por el país por otras razones, "siempre tienen un ingrediente cultural", por lo que se incrementa la cifra a 40% de turismo cultural, que deja 5 mil millones de dólares al año La funcionaria admitió que, pese a estas datos, no existe una política nacional de turismo y patrimonio cultural, y que apenas en este gobierno se inició el programa de turismo cultural, mediante el cual se encargó el estudio al CEST hace ya dos años, como un principio para establecer una política "Actualmente, trabajamos con las dependencias culturales en el desarrollo de una política, pero lleva tiempo No es fácil, porque primero estamos trabajando en un borrador para después hacer foros de consulta y, finalmente, proponerlo para que haya una política pública Ese estudio fue muy importante porque supimos cuál es el perfil del turista", dijo Barreneche participó, junto con el arquitecto Javier Villalobos Jaramillo, presidente del Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) mexicano; Ernesto Becerril, secretario general del organismo, y Ramón Bonfil, presidente de la junta de honor, en la presentación del XXV Simpósium Internacional de Conservación del Patrimonio Monumental, que realiza, desde hace 25 años, el organismo internacional El encuentro se realizará del 9 al 12 de noviembre próximo en Mazatlán, Sinaloa, con el tema "Turismo y patrimonio cultural" Participarán 45 especialistas de países como Italia, España, Panamá, Chile, Perú, República Dominicana, Uruguay, Colombia, Argentina y México En él se abordarán los subtemas: Globalización y turismo cultural; Turismo cultural y desarrollo sustentable; Gestión del patrimonio y turismo: instrumentos administrativos, legales y financieros, y La comunidad en la planeación del turismo cultural Villalobos dijo que las temas se analizarán con distintos enfoques, desde el que considera al turismo como destructor del patrimonio cultural, hasta la presentación de experiencias que combinan con éxito ambos aspectos del desarrollo económico Para dar un ejemplo del "turismo destructor", Villalobos se refirió a los miles de visitantes que cada año acuden a la zona arqueológica de Teotihuacán --durante el equinoccio de primavera-- y suben a las pirámides sin reparar en el daño que ocasionan Dijo entonces que hace falta poner orden Coincidió en ello el abogado Becerril, especialista en legislación sobre patrimonio, quien recordó que esta será la segunda ocasión en la que se aborde este tema en el evento Añadió que, ahora con temas como la globalización, se tratarán otros aspectos, como el llamado desarrollo sustentable, debido a que, para explotar el turismo cultural, hace falta infraestructura y ésta, en muchas ocasiones, es parte de la destrucción del patrimonio Becerril subrayó que, en la legislación sobre patrimonio cultural, vigente desde 1972, no se contempla la explotación cultural, pero dijo que ya es necesario discutir sobre los instrumentos legales que permitirán el desarrollo del turismo cultural Durante la rueda de prensa se habló sobre la zona arqueológica Xcaret, ubicada en un parque privado Para el arquitecto Bonfil, este es un ejemplo de la apropiación de un bien cultural propiedad de la nación para fines comerciales, lo cual, en su opinión, está fuera de la ley Por ello, subrayó, el Simpósium deberá también tratar de crear conciencia de que, si bien el turismo y el patrimonio son factores de desarrollo, deben existir los planes de manejo adecuados para la preservación de los bienes culturales El Simpósium se realizará en el Teatro Ángela Peralta, e incluirá una visita a Cosalá, Sinaloa, declarada recientemente como sitio patrimonio nacional junto con el centro histórico de Mazatlán, por decreto del presidente Vicente Fox