COMPUTACIÓN: Las grandes revoluciones de finales del siglo XX

viernes, 21 de octubre de 2005
México, D F, 20 de octubre (apro)- Me contaba el otro día una amiga, que es maestra en una escuela, que con mucha frecuencia le quita a sus alumnos sus dispositivos portátiles para escuchar música, como el iPod Dice que cuando sorprende a algún alumno escuchando música en clase, le quita el aparato culpable y este último (el iPod) tiene que purgar una condena de un mes encerrado en la escuela Obviamente esta medida es necesaria porque si no, los alumnos no entienden Así, con esta actitud de tolerancia cero, "Miss Pili" puede al menos dar clase sin grandes interrupciones La tecnología ha tenido ?en mi opinión? tres grandes revoluciones en el final del siglo XX: la computadora personal; el teléfono celular y el iPod (este último es una pequeñísima computadora dedicada a reproducir música mp3) Piénsese en cómo estos tres artefactos han modificado la manera de conducirnos en el mundo La computadora, ya sea de escritorio o portátil, es ya un "mueble" cotidiano en muchos sitios, y su uso es sin duda muy extendido El teléfono celular lo tiene hasta el ropavejero Obsérvese cualquier medio impreso y verá a los personajes de la vida pública que quizás no cargan con un cepillo de dientes (como soñaba un dentista que tuve), pero eso sí, no falta en su mano el teléfono móvil Nótese cómo la gente ejecuta el rito de apagar o poner en vibrador dicho artefacto cuando va al cine, o cuando está en un concierto Nótese cómo se escuchan diferentes tonos musicales de todo género, cuando uno está donde hay mucha gente Finalmente, el iPod, el último personaje de esta lista que está causando verdadero furor electrónico Hace unos años, salió el walkman, el cual era una pequeña reproductora de casetes Lo inventó Sony, y de pronto toda la muchachada tenía uno Se vendió originalmente como en cien dólares, pero con el tiempo los precios fueron cayendo, gracias a la competencia que inmediatamente surgió El problema es que el walkman nos obligaba a cargar con nuestros casetes de un lado a otro Y aunque fue un éxito comercial, el gran paso lo dio Apple al sacar su iPod, porque en este caso ya no había que cargar con casete alguno, y además, la música se escuchaba en un formato que comprime suficientemente bien y que en un disco duro se podían almacenar miles de canciones Desde luego que la idea se le debe haber ocurrido a mucha gente, pero que hasta los discos duros de gran capacidad hicieron su aparición, y además, en tamaños lo suficientemente pequeños, el iPod no podía ser una realidad Apple pues, fue el iniciador de esto y su diseño sobrio, su interfaz con el usuario, su manera de hacer software para este juguetito, resultaron un éxito extraordinario Del iPod normal, nació el iPod mini, el iPod shuffle y finalmente, el iPod nano Todos son en esencia el mismo producto, pero uno es más chico, otro tiene una capacidad mínima, otro puede mostrar fotografías, y uno más es imposiblemente pequeño, como dice la misma publicidad de Apple Computers El punto es que con esta idea surgieron otras, que se elaboraron poco a poco Por ejemplo, algunas radiodifusoras encontraron que podían grabar sus programas en mp3, ponerlos accesibles en una página web y hacer que los usuarios con iPod bajaran esos archivos para escucharlos cuando quisiesen A esto se le ha llamado podcasting y está siendo un verdadero fenómeno en la industria del audio La gran virtud del podcasting es que, de alguna manera, gracias un poco a la red Internet y a la tecnología de mp3, ahora cualquiera puede grabar sus propias opiniones, sus propios programas de audio, y ponerlos accesibles De pronto, gracias a esta tecnología de audio, nos estamos volviendo dueños nosotros mismos también de los medios de comunicación De hecho, hay muchos sitios en donde la gente ha hecho podcasting Entren a wwwdommonet para algunos ejemplos en español Pero obviamente la cosa no se ha detenido ahí Ahora el iPod tiene una serie de artilugios que permiten tener radio AM/FM, por ejemplo, o bien, un dispositivo que permite conectar el juguete de Apple al estéreo del coche y así escuchar las propias canciones grabadas en el mismo Las ideas de lo que se puede hacer con dicho artefacto se multiplican, y el otro día me mostraron una presentación completa en powerpoint, la cual, si se conecta a una televisión de pantalla grande, puede mostrarse con la misma calidad que si la presentación viniese de una computadora portátil Pero hay más, leo hoy mismo que Apple está trabajando sobre una versión que tendrá acceso a video digital, el cual podrá ser bajado (por algún costo, desde luego), desde sitios autorizados y así tener programas de TV, documentales, y fotografías, directamente en su pequeño y computarizado iPod

Comentarios