COMPUTACIÓN: La red de redes

viernes, 11 de noviembre de 2005
México, D F, 10 de noviembre (apro)- Hace unos años, supe que alguien en Estados Unidos había realizado un estudio sobre Internet, en el que concluía que los seres humanos nos estábamos alejando unos de otros; que la soledad se estaba convirtiendo en un denominador común, y que la interacción social era cada vez más difícil en los lugares donde se utiliza intensivamente esa tecnología En realidad, ese "paper" me parecía un trámite de algún investigador para justificar su beca o sueldo académico porque, en términos generales, su conclusión me resulta absolutamente falsa Si algo ha logrado la red mundial de redes es acercar a las personas Yo tengo amigos, algunos sólo virtuales, de los que sé mucho, más de personas que están cerca de mí, inclusive que viven en mi misma cuadra La tecnología de Internet nos acerca a los seres humanos cada vez más, aunque un investigador, en busca de conclusiones llamativas, encuentre que hay gente que parece estar sola frente a la computadora, sin más compañía que una taza de café En buena medida, internet ha provocado que la gente retome la lectura y escritura como elementos de nuevo cotidianos Ahora, la gente lee diariamente sus "e-mails", escribe otros tantos y se mantiene en comunicación constante Además, con la tecnología de los mensajes en los celulares, se ha abierto un nuevo canal en las comunicaciones interpersonales Todo esto viene a cuento porque leo, precisamente en Internet, una entrevista con el lingüista José Antonio Millán, apasionado de las tecnologías digitales y de su aplicación en la investigación lingüística y literaria (realizada por Itzíar de Francisco para el diario El Mundo de España) Millán fue uno de los artífices del primer diccionario electrónico de la Real Academia de la Lengua Española, y tiene en su haber una veintena de libros Su web en wwwjamillancom Dice el académico que "Internet es como el bolígrafo: unos lo usan para escribir maravillas; otros sólo para rellenar la Primitiva"; que la red mundial tiene tres aspectos positivos: "Las cosas que escribo las lee cualquiera Las que escribes, las leo si quiero Y la gran literatura española, está a un clic de distancia" (http://cervantesvirtualcom), y que como todo, también hay aspectos negativos: "Las cosas que escribes no las cuidan ni corrige nadie más que tú (aunque eso pasa en muchas editoriales y periódicos) Las pintadas de retrete están al alcance de cualquiera Y hay una masa ingente de cosas que, a lo mejor, habría que saber si vale la pena leer" Además de que en Millán se descubre un amor por los símbolos, las letras y las palabras, hace una revelación extraordinaria (en el caso de su nuevo libro "Perdón imposible" sobre cómo puntuar bien un texto): "en el fondo, puntuar exige pensar en los demás Es el arte de ponerse en el lugar del que va a leer nuestro texto horas, meses o años después; y ponerse en el lugar del otro, es difícil" Y cuando apelan a que la escritura de mensajes de teléfonos móviles acabará imponiendo sus absurdas normas sobre la gramática, dice: "Escribir telegramas no mató la lengua stop pobres sms siempre culpables stop hay que leer mas stop" La entrevista termina con una pregunta simpática: "¿Cuál es su mayor reto como lingüista?" Responde: "Mi mayor reto es descubrir a los hablantes que la lengua, algo que usan sin darse cuenta desde pequeños, es de una riqueza, de una complejidad y belleza inmensas Y tengo que decir con placer que muchas veces consigo transmitirlo, y que no hay hablante que sea inmune al placer de ese descubrimiento"

Comentarios