Se crea el premio "Mauricio Achar, el señor de los libros"

miércoles, 2 de noviembre de 2005
* Se anunciará el viernes 4 en la Sala Manuel M Ponce * Ahí se rendirá homenaje al fundador de las librerías Gandhi México, DF, 1 de noviembre (apro)- En el marco del primer aniversario luctuoso del empresario y librero Mauricio Achar, fundador a principios de los setenta de la librería Gandhi ubicada en Miguel Ángel de Quevedo, se instituirá el premio "Mauricio Achar, el señor de los libros" La presentación de este reconocimiento se hará el próximo viernes 4 de noviembre en la Sala Manuel M Ponce del Palacio de Bellas Artes, durante un homenaje post mortem, que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Editorial Océano y Librerías Ganco Colorines rendirán a Achar, quien fue también actor En él intervendrán el escritor y filólogo Ernesto de la Peña, el médico y escritor Federico Ortiz Quesada y Sari Bermúdez, presidenta del Conaculta Mauricio Achar falleció el 9 de noviembre de 2004 a consecuencia de un paro cardiaco Ya antes había tenido una intervención quirúrgica en el corazón y por ello, hacia finales del 2000, dejó la conducción de sus librerías Gandhi en manos de sus hijos, aunque él seguía ocupándose de algunas compras especiales Aunque el librero llegó a ser calificado como "voraz tiburón de editores y venta de libros", editores como Luis Bañales, de Planeta, y Alejandro Camacho de Plaza y Janés, no dudaron en calificar a Gandhi como la mejor librería de México y Latinoamérica, en una entrevista publicada por Proceso en febrero de 2001 En ese mismo semanario el propio Achar describió cómo decidió crear Gandhi: "Siempre pensé en un concepto diferente, no era nada más la librería, también se me ocurrió incorporar una galería, la cafetería, los discos, el foro, la venta de las películas, era todo un concepto que en ese momento fue muy vanguardista Además, puse los libros en mesas; en esa época no era posible, los clientes iban a Porrúa y pedían el libro en el mostrador, imposible hojearlo, examinar su contenido" Ese concepto fue ciertamente tan exitoso, que no sólo fue imitado por otras librerías, misma Porrúa decidió ya crear su propia librería con un concepto similar y, aunque conservará en su tradicional sede de las calles de Argentina y Justo Sierra, en el Centro Histórico, una parte con venta de libros en mostrador, los pisos superiores han sido ya remodelados para tener estantes abiertos, donde los lectores puedan hojearlos y cafetería En aquella entrevista, Achar contó que al principio fue duro tratar de imponer su concepto y pagó "las novatadas", pues perdió dinero: "Al café, al principio, no entraba nadie Fue como al año que empezó la gente a ir al café Tomar café y leer me parecía maravilloso, pero la gente no lo relacionaba Venir por la mañana, tomar café mientras lees o pintas o escribes, de eso se trataba Yo no quería una librería nov Treinta años después se vio que ese concepto sí funcionaba" Aunque la creación del concepto en Gandhi ha sido el aspecto más reconocido en la trayectoria de Achar, también fue actor e intervino en más de cien obras teatrales Según la revista Lideres Mexicanos de mayo de 2003, se inició en esta carrera a la edad de 13 años con el actor Gonzalo Burrel Y uno de los aspectos también conocidos de Achar es que le gustaba contar chistes e historias El escritor Ricardo Garibay consignó algunos en la revista Proceso del 15 de junio de 1992: "Un rabino muy virtuoso llega bañado en lágrimas al paraíso El Padre Eterno se irrita un poco --Qué pasa contigo ¿Y tu alegría? ¿No sabes que estás entrando en el paraíso? --Querido Padre del Cielo, traigo una pena horrible --Te la quito desde ya --dice el Padre Eterno --Tenía --dice el rabino tironeándose la túnica, arrancándose los ralos pelos de la barba-- tenía un hijo muy amado y se me ha convertido al cristianismo --Bueno --dice el Padre Eterno--, no exageres Recuerda que a mí me pasó lo mismo

Comentarios