COMPUTACIÓN: Software hecho por uno mismo

viernes, 25 de noviembre de 2005
México, D F, 24 de diciembre (apro)- Sabemos que una computadora sin software (programas), es tan inútil como un automóvil sin gasolina El combustible de todo equipo de cómputo es el código que es interpretado por estas máquinas y así podemos escribir textos, procesar hojas de cálculo, llevar bases de datos, jugar, leer correo, etcétera Es decir, el software es tan importante como la misma computadora, pues sin ella, éste último no es nadie Así, lo que originalmente fue escribir código como un pasatiempo de los aficionados a la computación, creció y llegó an convertirse en una industria multimillonaria (pregúntenle a Bill Gates si no me creen) De esta manera nacieron muchas empresas que empezaron a desarrollar software para nichos particulares y generales Se escribieron los primeros procesadores de palabras, como WordStar, que se mantuvo como líder del mercado por lo menos una decena de años Sin embargo, algo pasó con los creadores de WordStar, porque empezó la competencia entre WordPerfect y Word de Microsoft y ellos no participaron No actualizaron su software y finalmente su estupendo sistema cayó en el desuso A la larga la tendencia favoreció a Microsoft y su suite: Ms Office, se convirtió en el estándar internacional Por supuesto que muchos otros nichos han sido atacados por diversas empresas En lo que se refiere a gráficas, por ejemplo, Adobe es líder, sin duda En antivirus McAfee, Norton y otros, se pelean el liderato Pero como puede verse, hay software en cantidades masivas, para llenar todas las expectativas de todo género de usuarios No obstante esto, el otro día tenía que cambiar el nombre a una buena cantidad de archivos Estoy hablando de unos 26,000 En realidad son imágenes y quería que se llamaran img00001, img00002, img00003, etcétera Tales fotografías digitales las uso en un software de fotomosaicos que yo mismo escribí Me dije a mí mismo que probablemente encontraría un programa en wwwdownloadcom o en wwwfreewarecom que hiciese la labor que necesitaba Entonces me sumergí en la red y hallé unos cuatro o cinco programas que podrían hacer la tarea encomendada Los bajé de Internet, los probé todos y fueron un fiasco Eran lentos, se quedaban "congelados" y yo seguía sin poder hacer lo que quería hacer Después de dos horas de navegar, probar y desechar todos estos programas gratuitos, decidí que era hora de hacerlo yo mismo Puse manos a la obra y en una hora, aproximadamente, tenía mi propio programa que renombra archivos de carpetas completas Pude haberme ahorrado perder dos horas de mi vida probando software que no hacen exactamente lo que uno quiere pero la flojera pudo más Este es meramente un ejemplo de los programas que uno puede hacer No se trata de intentar competir con los gigantes haciendo otro procesador de palabras aún más poderoso que los existentes Se trata de resolver estas pequeñas dificultades que se nos presentan a cada rato y que por flojera o, incluso, falta de tiempo, intentamos resolver con software que no necesariamente se escribió pensando en nuestras necesidades Las herramientas modernas de programación ya hacen mucho por uno Por ejemplo, mi sistema preferido, Delphi, de Borland, nos permite generar aplicaciones en tiempo record Gracias a la enorme colección de componentes genéricos, los programadores no tenemos que dedicarnos a resolver las labores cosméticas del problema (por ejemplo, dibujar botones, hacer las acciones para que al dar clic sobre ellos parezca que son presionados, etcétera), sino que podemos dedicar nuestras neuronas a programar las rutinas que resuelvan el problema planteado El look&feel, es decir, cómo se ve y se usa un programa, ya no son necesariamente prerrogativas de los programadores, puesto que hay un estándar planteado por Windows, si es que programa para PC o OSX, si es que programa para Macintosh/Apple Desde luego, si además de resolver sus problemas de programación, quiere cambiar cómo se ve la interfaz gráfica, bien puede hacerlo, pero eso es mucho más trabajo y además, esto último tiene sus bemoles Los usuarios, acostumbrados a una manera de hacer las cosas en Windows, por ejemplo, se resistirán a cualquier cambio en cómo se ven y usan los programas Por ello, la mayoría de los programadores dejan que fluyan los de tipo estándar y se dedican a otras cosas más importantes Por cierto, a quien le interese una copia gratuita del programa que renombra archivos de carpetas completas, mándeme un correo a morsa@la-morsacom y a vuelta de correo lo recibirá en su buzón

Comentarios