Guaruras bloquean filmación de película sobre Lennon

martes, 13 de diciembre de 2005
México, D F, 12 de diciembre (apro)- Los Beatles planeaban grabar un disco poco antes del asesinato de John Lennon hace 25 años, trascendió hoy en Londres, Inglaterra El diario Times reveló que el productor neoyorquino Jack Douglas de Double Fantasy ("Fantasía doble"), la última grabación de John y su esposa Yoko en 1980, aseguró que Lennon y Paul McCartney habían acordado reunirse para participar en un disco de su colega Ringo Starr, y esperaban sólo que el Beatle restante, George Harrison, aceptara Douglas manifestó que aun cuando Lennon estaba resentido porque Harrison casi no lo menciona en su biografía I Me Mine de 1980, todos esperaban que George asistiera a las sesiones del registro una vez que el proyecto avanzara su marcha De 60 años, Douglas expresó: "De hecho, se citó a una junta entre John y Paul para ultimar detalles, la que tendría lugar en los edificios Dakota, pero fue boicoteada por un tercer elemento en discordia Se trató de Yoko Ono, quien no veía con buenos ojos la participación de Paul en el proyecto, así que lo desanimó diciendo que John estaba muy atareado, y a Lennon le comentaron que Paul no había asistido, pero fue una mentira John nunca se enteró de la verdad" En otras noticias sobre el difunto músico, los realizadores de la cinta Capítulo 27 sobre el asesino de John Lennon, Mark David Chapman, se quejaron de que los guardias de seguridad de edificios Dakota, donde fue fatalmente baleado Lennon hace 25 años, los han venido amenazando desde que intentan filmar ahí Capítulo 27 tendrá en el rol principal del matón Chapman al actor Jared Leto, y como fan de Lennon a Lindsay Lohan; pero los guardianes del Dakota donde Yoko sigue habitando, han corrido a los cineastas y su equipo de cámaras, sin permitirles acercarse para el rodaje Wendy Sarasohn del Grupo Corcovan, interesada en vender el proyecto Capítulo 27 a distribución por 58 millones de dólares, señaló a la publicación Page Six que ha resultado "increíblemente difícil que les permitan entrar a la arcada de los Dakota" Wendy añadió: "Nunca había visto tanto papeleo ni medidas de seguridad así Se nos piden un montón de requisitos y formas que llenar" Desde luego, se piensa que detrás de todo esto se halla la mano negra de Yoko, quien heredó la fortuna del músico a partir del asesinato