Falleció Guillermo Cabrera Infante

martes, 22 de febrero de 2005
México, D F, 21 de febrero (apro)- En el hospital Chelsea and Westminster de Londres, falleció hoy el escritor cubano Guillermo Cabrera Infante por consecuencia de una septicemia El autor de Tres tristes tigres, La Habana para un infante difunto y Mea Cuba fue internado la semana pasada por fractura de cadera debido a una caída en el baño de su casa en la capital inglesa (donde residía desde hace casi 40 años) que se le complicó con neumonía, además, padecía de diabetes Se exilió en el reino unido por sus diferencias políticas con el gobierno del presidente de Cuba, Fidel Castro, con quien colaboró en la primera etapa de la Revolución de 1959 Cabrera Infante nació el 22 de abril de 1929 en Gibara, provincia de Oriente, en Cuba En 1941 emigró a La Habana con sus padres Comenzó a estudiar medicina pero abandonó la carrera para trabajar como redactor de la revista Bohemia Hacia 1949 creó el semanario Nueva Generación y en 1950 ingresó a la Escuela de Periodismo Dos años después, tras publicar un relato en la revista Bohemia fue multado y detenido En esa época se reveló como un acérrimo opositor al régimen de Batista, postura que lo llevó a la cárcel En los años sucesivos no pudo firmar sus trabajos con su nombre Tuvo que utilizar el seudónimo de G Caín Así apareció su columna de crítica de cine en Carteles, semanario popular del que llegó a ser jefe de redacción en 1957 En 1951 fundó la Cinemateca de Cuba, que presidió de 1951 a 1956 y en 1959 fue nombrado titular del Instituto del Cine El séptimo arte fue una de sus pasiones Colaboró en varios guiones Tras el triunfo de la revolución, dirigió el Consejo Nacional de Cuba Ese mismo año, como editor de Revolución, creó el suplemento literarioLunes Comenzó a realizar textos de ficción Así en la paz como en la guerra (1960) fue su primer volumen de relatos La novela Tres tristes tigres (1965) lo situó como uno de los narradores en español más importantes del siglo XX Con esta obra consiguió el Premio Bliblioteca Breve, de Seix Barral, en pleno auge del boom de la literatura latinoamericana En 1962 fue nombrado agregado cultural de Cuba en Bruselas, cargó que desempeñó hasta 1965 El escritor calificó su destino en Bruselas como “una especie de Siberia” que aceptó porque no aguantaba estar en La Habana: “No soportaba verme convertido en un apestado, en un no persona” En 1965 regresó a Cuba para asistir al funeral de su madre y renunció a la diplomacia exiliándose en Europa Luego escribió el libro de relatos Vista del amanecer en el trópico (1974) y de ensayo Exorcismo de estilo (1976), Arcadia todas las noches (1978) y Holy smoke (1985) Es autor de cerca de medio centenar de libros En 1997 recibió el Premio Cervantes que otorga el Ministerio Español de Educación y Cultura

Comentarios