El Camino Real de Tierra Adentro, poco conocido

lunes, 28 de febrero de 2005
México, DF, 28 de febrero (apro) - Desde hace diez años el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos investigan y preservan el Camino Real de Tierra Adentro (CRTA), antes Camino de la Plata, que durante cerca de 4 siglos fue una ruta (desde la Ciudad de México hasta Nuevo México) fundamental en la Nueva España y el México independiente Abarca 2 mil 900 kilómetros (Ciudad de México, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, Durango, Chihuahua y Nuevo México), donde se fundaron las primeras misiones, villas, presidios, haciendas y reales de minas, y también existen sitios prehispánicos Tanto México como Estados Unidos buscan obtener la declaratoria como itinerario cultural Según el INAH, en el 2003 esta ruta quedó inscrita, por parte de México, en la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial de la UNESCO Edgardo García Carrillo, coordinador Nacional de Centros INAH, informó en entrevista que este año se organizarán reuniones de trabajo para conformar el documento para la UNESCO, “y se espera que en un mediano plazo se pueda presentar formalmente, junto con la contraparte en Estados Unidos, para que ambas naciones lo presenten formalmente” Este proyecto binacional inició en 1994 Y una de las primeras acciones que se tomaron, a decir de García Carrillo, fue convocar a especialistas que habían y estaban realizando investigaciones sobre esta ruta histórica del CRTA, “que en efecto es poco conocido” Explica: “No es algo que tengamos muy asimilado o bien identificado Además, ha requerido un trabajo de investigación sistemático Los coloquios anuales que se han realizado, hasta ahora nueve, nos han ayudado a compilar información e identificar mejor la ruta histórica, a trabajar con una base histórica de investigaciones en torno a ese camino” --¿Cómo es que surgió esta ruta? --El Camino Real de Tierra Adentro nace en el siglo XVI como una estrategia de colonización Es una ruta histórica declarada por la corona española como un camino real donde se tenía que pagar peaje para llegar a distintos puntos Fue creciendo hacia el norte y fue abriendo espacios ramales a través de la necesidad de conquistar y de colonizar “El surgimiento de los pueblos mineros obligó a generar espacios que dieron pauta a poblados, villas, ciudades, haciendas, en fin Fue todo un proceso de reconocimiento del territorio y de penetración hacia lo que se llamaba las provincias internas, por eso lo de tierra dentro Llegar a la inmensidad del norte marca también la característica de esta ruta histórica, incluso hay datos de que el Camino Real se siguió utilizando en ciertos tramos hasta el siglo XIX, de hecho sigue vivo por esa herencia histórica que determina el surgimiento de pueblos, ciudades y Villas” Cree que el CRTA se debe fomentar turísticamente, preservar y estudiar, “porque es un mecanismo de identidad que va más allá de nuestra frontera” El Congreso estadunidense declaró al Camino Real, en su tramo en Nuevo México, como una ruta histórica El INAH desea que las comunidades mexicanas que viven en Estados Unidos, sobre todo las de Nuevo México, tengan esta referencia histórica: “También es una estrategia de identificación con su origen que va más allá de la composición actual de las fronteras Por eso nos interesa mantenerlo como un programa binacional, pero también hay mucho trabajo qué hacer en México, no sólo porque no lo conocemos mucho, sino porque no lo hemos estudiado mucho Nos estamos apoyando en varias áreas del propio INAH, que son la Dirección de Estudios Históricos, la Dirección de Patrimonio Mundial y los Centros INAH de nueve estados “Esta ruta, que se fue conformando a través de tres siglos hacia el norte también, tuvo ramales, se conectaron pueblos, ciudades, sobre todo mineras, como Guanajuato o Jalisco; entonces, además de la investigación histórica, no sólo tenemos el coloquio, también existe el taller de turismo cultural El Camino Real de Tierra Adentro que nos está marcando conectar la parte de la investigación con la parte de divulgación, y la mejor manera de promover la divulgación de este patrimonio es a través del turismo cultural” Señala que se piensa proponer todo el camino como Patrimonio de la Humanidad, “como si fuera una ruta lineal, pues es imposible si no le fundamentamos cómo se originan los poblados que están y cuáles son sus componentes en términos de paisaje cultural y de origen histórico, la importancia en el patrimonio de la región, en fin” El patrimonio intangible de la ruta También García Carrillo se refiere al patrimonio intangible: “Esta parte es muy importante, nos da justamente la orientación de por qué declarar un itinerario cultural, que es el concepto que está manejando la UNESCO para declarar este tipo de ruta” --¿Hay algunos antecedentes de este tipo de rutas ya declaradas? --Sí, en España, El Camino de Compostela Pero el Camino Real de Tierra Adentro es una ruta inmensa No es fácil trabajar una ruta tan larga y binacional Así que nos implica un proceso largo, pero ya hay trabajo avanzado y está dentro de la Lista Indicativa de la UNESCO “Es todo un reto porque implicará una labor no sólo desde el punto de vista de la investigación histórica, sino un trabajo en conjunto con la gente, los poblados y los gobiernos locales” --¿En qué beneficiaría que la ruta fuera declarada Patrimonio de la Humanidad? --Nos ayuda a reforzar nuestros mecanismos legales de protección Una declaratoria nos obliga también en distintos sentidos, no sólo en términos legales por los tratados internacionales, una responsabilidad que asume la nación mexicana Otro beneficio es obligarnos a conservar, eso también nos marca otro reto que es compartido con la misma sociedad y los gobiernos locales “No basta con la declaratoria del Patrimonio de la Humanidad, si no incrementamos reglas que se articulen adecuadamente en los distintos niveles de gobierno, no sólo en la ley federal, que nos puede ser útil, sino reglamentos municipales y leyes estatales de patrimonio que nos ayuden a conservar Esto implicar un trabajo normativo, un trabajo de articulación porque no existe ninguna ley que reconozca rutas culturales o itinerarios culturales en México Esto nos obligará a agregar un componente que tampoco se ha trabajado mucho: el paisaje cultural, lo que implica proteger un poblado por su origen y su entorno, y se incluye el patrimonio natural, las costumbres, las tradiciones” --Los poblados de la ruta que ya tienen identificados, ¿corren peligro? --No tenemos las herramientas legales de protección, es decir, no han sido declarados centros históricos, y pueden estar amenazados por el desarrollo de las ciudades, la falta de planeación urbana, la falta de reglamentos locales en torno a la imagen --¿Por qué no se trabaja primero en la reglamentación y luego se busca la declaratoria, sobre todo respecto a turismo cultural? --En nuestro país esto es reciente En México prácticamente ha habido un divorcio entre turismo y cultura Tenemos que trabajar de la mano con los distintos sectores que tienen que ver con turismo y cultura García Carrillo ve con entusiasmo que este proyecto sea binacional: “Tenemos muy buena relación con Estados Unidos, es un convenio de trabajo A partir del 2001 estamos realizando un trabajo más sistemático Es una convivencia inevitable y tenemos que amalgamar estos procesos Orientar mejor este proceso de composición del turismo cultural El turismo cultural no es sólo aquellas personas que les gusta visitar zonas arqueológicas o museos” Opina que se deben tener mejores mecanismos de atención al turista, porque “ahí nos falta avanzar mucho; también es un proceso de educación, y ahí tenemos mucho que reglamentar” --¿No es más urgente reglamentar el turismo cultural? --Más que en pensar en regular el turismo cultural, hay que combinar dos cosas: uno, cómo atender mejor y cómo fomentar el proceso educativo a partir del conocimiento de nuestro patrimonio y, dos, es necesario trabajar en los reglamentos locales, en reglamentos de planeación urbana, que los planes parciales de desarrollo en los municipios integren el concepto de paisaje cultural y de patrimonio Tenemos que ir a los reglamentos locales Expresa que ahora se conoce mejor la ruta debido a la investigación que se ha realizado y que nació su origen en México El turismo cultural representa 5% del total de los 20 millones de visitantes internacionales que llegan al país, cifra que contrasta con 36% que prefieren destinos de sol y playa, sin embargo, aprovechan su estancia para realizar alguna actividad de tipo cultural Por su parte, René Rivera Lozano, director general de Desarrollo de Productos Turísticos de la Sectur, destaca la importancia del CRTA ante su riqueza cultural, “lo que abre la posibilidad de consolidarlo como un producto turístico binacional que se sumaría al abanico de posibilidades de visita que ofrece México”

Comentarios