Reinas de la voz cantan ¡Hasta el último trago... corazón!

miércoles, 16 de marzo de 2005 · 01:00
* Presentan el documental mexican divas en el XX Festival Internacional de Cine de Guadalajara Guadalajara, Jal , 15 de marzo (apro)- Las protagonistas son reinas de la voz que cantan a su México lindo y querido Se trata de las intérpretes Lila Downs, “La Negra” Graziana, Astrid Hadad, Eugenia León, Iraida Noriega, Chayito Valdez y Chavela Vargas, a través del documental ¡Hasta el último trago… corazón!, de Beto Gómez, proyectado durante el XX Festival Internacional de Cine en esta perla tapatía Seleccionó a estas cantantes “por su autenticidad y su lucha”, y así mismo, por pertenecer a diferentes sitios del territorio mexicano, por ejemplo: Chavela es costarricense-mexicana; “La Negra” Graziana viene del puerto jarocho; Lila creció en Oaxaca; los padres de Astrid son libaneses y ella nació en Chetumal; Chayito es oriunda de Guasave, Sinaloa, mientras que Iraida (hija del jazzista Freddy Noriega) e Eugenia son de la capital Beto Gómez, quien también fuera el realizador de los largometrajes El agujero, El sueño del caimán y Puños rosas (este último actualmente en salas comerciales del país) menciona que su documental ¡Hasta el último trago… corazón! surgió del amor que le tiene a México y es un homenaje las mujeres mexicanas: “Sin ser un documentalista me preguntaba, ¿por qué nadie hace nada bueno y profundo en cine acerca de nuestra música y nuestras mujeres? O sea, me imaginé que vivimos en un país tan caníbal y tan duro, pero también donde hay mujeres que han nadado contra viento y marea, quienes mejor que nadie podían hablar “Siempre me han gustado los antihéroes, los personajes que están al límite y cada una de estas cantantes son mujeres que yo admiro Además, ellas reúnen cosas que nosotros como espectadores podemos ver en nuestras propias mujeres” Trago femenino Nacido en Culiacán, Sinaloa, en 1969, confiesa que compartir su documental con la mirada del público en una sala jalisciense repleta durante este festejo cinematográfico lo llenó de un gusto indescriptible “La idea de filmar esta cinta nació porque, además de que veía que no se hacía gran cosa de nuestra música y mujeres, entonces decidí tomar una cámara de video y ponerla al servicio de ellas Cuatro personas era todo mi equipo y me fui a convivir con cada una de las cantantes y así se dio todo” Aclara que no buscaba nada complejo con estas mexican divas: “Es un documental apenas de 90 minutos, sencillo, y esas son las cosas simples que siempre se quedan dentro de nosotros, no las cuestiones pretenciosas” A Beto le interesaba retratar el lado humano, real, fuerte y frágil de la mujer, pues como dice satisfecho: “Siempre he creído que México es un país de mujeres y que nosotros como hombres siempre hemos estado detrás de una mujer La cierta fuerza de los hombres viene de la mujer, de nuestras madres, abuelas… por eso me emocioné mucho con este trabajo Como varón, descubrir el mundo femenino es mágico” El cineasta aún no sabe si en el futuro ¡Hasta el último trago… corazón! trascenderá fronteras, sin embargo, hay cierto optimismo: “Lo menos que espero es que llegue a todo tipo de público”

Comentarios