El Estado busca devorar al indígena: Héctor Díaz-Polanco (Primera de dos partes)

viernes, 27 de mayo de 2005
* Presentación de México Identidad y nación * Antología del etnólogo José del Val México, DF, 26 de mayo (apro)- El etnólogo José Manuel del Val Blanco presentó su libro México Identidad y nación, penúltimo de los siete tomos que conforman la colección bibliográfica La Pluralidad Cultural en México de la UNAM, a través del Programa Universitario México Nación Multicultural En la Casa del Estudiante Universitario, el volumen fue comentado por el antropólogo dominicano Héctor Díaz-Polanco, quien habló en torno a las políticas neoliberales del Estado mexicano, cuya pretensión es “engullir al indígena”, así como por el novelista y traductor Carlos Montemayor, quien destacó la importancia de preservar la diversidad lingüística en México Los tres coincidieron en la necesidad de que el Estado mexicano reconozca los derechos indígenas, en palabras de Del Val: “Hay que llegar a los derechos de las comunidades étnicas, pero no sólo como resultado de un paquete de leyes ad hoc, sino con la reformulación del Estado mismo” México Identidad y nación aborda el tema de la identidad y sus opuestos complementarios, la diversidad y la diferencia Se trata de una antología con tres niveles analíticos y discursivos: 1) “Ideas básicas” (del Estado, la nación mexicana, los pueblos indígenas, el indigenismo, la multiculturalidad y la interculturalidad) 2) “Reacción frente a los acontecimientos” (con apartados de reformas constitucionales, luchas de los pueblos indígenas y del movimiento zapatista), y 3) “Creación y destino de instituciones” (tanto nacionales como internacionales, con propuestas para formular políticas de Estado) El etnólogo Del Val, nacido en la Ciudad de México y quien desde 1980 ha impartido seminarios y cátedras en la ENAH y la UNAM, declaró que no aceptarse los derechos de los pueblos indígenas por el Estado mexicano, el levantamiento armado será “inevitable”, pues cada cien años la historia se ha repetido, y esta vez “se están dando las condiciones” Racismo foxista A su vez, Díaz-Polanco, del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social, resaltó la importancia de México Identidad y nación: “Esta antología sintetiza los grandes debates relacionados con el problema de la diversidad y la identidad en México, realizada a partir de una experiencia muy interesante, ya que lo quien la hace es José del Val, un etnólogo involucrado desde los aparatos del Estado en calidad de funcionario del desaparecido INI, y esto le da una coloratura muy especial “Es un trabajo muy polémico porque intenta abordar los problemas desde los imperativos de la práctica, y entonces, es posible confrontar los planteamientos de carácter teórico, metodológico, etcétera, que están en el libro, con esas necesidades concretas de cada momento que va viviendo el autor” Y también, con los problemas que desde el Estado aparecen a la hora de abordar “el pantano” o “el laberinto de las identidades”, en definición de Díaz-Polanco: “Podríamos decir que en este libro se ve al Estado mismo y al laberinto de las identidades” --Es un tema que a usted apasiona, ¿verdad? --Sí, porque tiene que ver con lo fundamental que nos caracteriza como humanos y que constituye una de las características aparentemente imbatible de las sociedades humanas: su diversidad “A lo largo de la historia se ha tratado de eliminar la diversidad Se puede eliminar una identidad en particular, a un grupo étnico; pero no se ha podido, en ningún caso con éxito, detener el proceso de construcción constante de diferencias por parte de las sociedades mismas Es muy difícil acabar los conflictos de la diversidad que se manifiestan con racismo y guerras, justo porque el problema de la diversidad no es más que un concentrado que expresan todas estas contradicciones” --¿Se refiere a las guerras étnicas? --Cuando se habla de guerras étnicas uno debe tomarlo con calma y hasta con escepticismo En realidad, de lo que casi siempre se trata es de guerras que tienen otros contenidos, pero que se justifican o se envuelven en las diferencias étnicas De manera que las diferencias étnicas sirven para dirimir problemas de orden económico, social o político --Esto recuerda, en otro contexto, la reciente frase del presidente Vicente Fox, cuando mencionaba que ni siquiera los negros en Estados Unidos quieren hacer trabajos que los mexicanos sí realizan allá, ¿o no? --Es un ejemplo muy bueno de cómo al intentar analizar un problema de geopolítica entre Estados Unidos y México, o el asunto de la migración --que es social y económico, pero que tiene también una vertiente política y cultural--, al tratar pues de analizar o expresar una opinión, Fox se tropieza con la identidad y construye una expresión que es no sólo racista, sino ofensiva para los afroamericanos Indigenismo actual Díaz-Polanco, autor de La rebelión zapatista y la autonomía (Siglo XXI Editores, 1997) expuso la situación del indigenismo hoy día: “El estudio de José del Val aclara mucho sobre este tema, entre otras cosas porque muchos de sus escritos fueron realizados en una etapa cuando él participaba, a principios de la década de los noventa, buscando en un intento sincero las alternativas acerca del tema del indigenismo “Si uno quiere una definición precisa sobre indigenismo, no hay todavía otra mejor que la del propio ideólogo máximo del indigenismo, Gonzalo Aguirre Beltrán, quien nos dijo que la política indigenista no es aquella definida por los indígenas para resolver sus asuntos, sino por los no indígenas para resolver los problemas de la diversidad del país Por tanto, el indigenismo es una política extraña a los propios indígenas Lo que hace al indigenismo una política diferente a otras políticas estatales, es el hecho de que además de ser una práctica de Estado es, o pretende ser, una teoría antropológica” Citó que Alfonso Caso definía al indigenismo en México como “una actitud y una política”, traducidas ambas en acciones concretas para la defensa del indígena “en conveniencia del país” y la protección de las comunidades indias en un plano de igualdad, “con relación a las otras mestizas que forman la masa de la población” Acota Díaz-Polanco: “La grandeza de los antropólogos mexicanos consiste en haber sido creadores y constructores de la teoría indigenista a escala universal Articularon, con mucha habilidad, elementos de varias teorías antropológicas disponibles: el culturalismo, las evolucionistas y después hasta neo-evolucionistas, funcionalistas, etcétera “José del Val lo expresa muy claramente desde el inicio mismo en México Identidad y nación con su apartado acerca de la construcción de la nación mexicana, pero sobre todo arrancando en las dos primeras décadas del siglo XX, cuando el indigenismo se convierte en casi una obsesión de la diversidad del país” La diversidad indígena no se presenta como riqueza, sino “como un obstáculo” Así, la construcción de la nación y la eliminación de la diversidad fueron palabras “casi sinónimas”, de tal manera que “el éxito de la construcción de la nación era el éxito de la eliminación de los pueblos indígenas” Otro significado: “El indigenismo también tiene, para el sentido común, una connotación positiva incluso a épocas anteriores, porque se asociaba con todo aquello que adoptaba valores, perspectivas de prácticas itinerantes y las asumía positivamente” En ese “sentido común” se habla de un indigenista como Fray Bartolomé de las Casas, y el concepto llegó al muralismo de Rivera, Siqueiros y Orozco, o a las composiciones musicales nacionalistas de Silvestre Revueltas como Sensemayá

Comentarios