El Estado busca devorar al indígena: Héctor Díaz-Polanco (Segunda y última parte)

sábado, 28 de mayo de 2005
* El Estado etnófago México, D F, 27 de mayo (apro)- La noción teórica de indigenismo como concepto político y categoría antropológica sería “la de una política de una teoría orientada a la destrucción de la diversidad, sobre todo centrada en nuestros pueblos”, pero Díaz-Polanco expuso: “La razón por la que ha sobrevivido tanto el indigenismo, se expresa muy clara en el libro de José del Val, ya que no basta ni con la trasformación o con la solución de aspectos parciales, o sea: no basta con la búsqueda absurda e imposible de una solución parcial para los pueblos indígenas Es una ilusión o utopía que los indígenas, sobre todo desde la perspectiva de algunos compañeros dirigentes indígenas, se pueden salvar solos al margen de una transformación profunda de la naturaleza del Estado y de la sociedad en su conjunto O del Estado mientras lo haya, pues esperamos que algún día no exista más y desaparezca” Si no hay posibilidad de superar el problema, tampoco la hay para superar el indigenismo: “La solución implica sobrepasar al indigenismo, enterrarlo; por ello es muy importante recuperar esa etapa de las luchas que están explicadas en el libro de Del Val, ya que las nuevas generaciones no supieron de esas batallas que duraron 20 años” El lema de esa “lucha terrible contra el indigenismo” (que concluyó con un movimiento autonomista ‘enraizado en el movimiento indígena, cosa que no se dio hasta bien entrados los ochenta’) rezaba: “El indigenismo no es, como dice la ideología del Estado, la solución, sino parte del problema a resolver” Desde 1992 y con el movimiento zapatista es cuando “se empieza a desprender a los pueblos indígenas de ser controlados por el Estado” --¿Cómo define la situación presente del indigenismo? --En México hoy se habla de neo-indigenismo, pero yo prefiero llamarle, aunque parezca extraño, indigenismo ‘etnófago’ Estamos en una etapa diferente y, si no comprendemos esto, no estaremos en posibilidad de entender el proceso que estamos viviendo ni hacia dónde debemos ir En México hablamos de indigenismo ‘etnófago’, y me refiero a la ‘etnofagia’ exclusivamente en términos de la política del Estado entre los sectores indígenas “Es falso que hoy día el ‘Imperio’ o los Estados estén interesados en destruir la diversidad cultural, de eliminar las culturas étnicas para globalizar Si creemos que esto es lo que se busca, seguimos equivocándonos y no entendemos el problema, porque lo que buscan es otra cosa” Analistas internacionales lo han manifestado en términos de: “El ‘Imperio’ trabaja tres partes simultáneas: la fase de diferenciación, que implica exaltación, incluso, de la diversidad; la fase de integración, ahí donde puede incorporar la cultura indígena como nuevo nutriente del sistema, y una fase de administración de la diversidad, que es resumen y síntesis Lo que tenemos, entonces, es un nuevo sistema en todas las escalas, también en la estatal “El Estado lo que quiere es administrar la diversidad: ahí donde puede, homogeniza; donde no, exalta la diversidad y así, busca administrar Estamos hablando del proceso ‘etnofágico’ actual a escala global La ‘etnofagia’ es engullir al otro, la cultura del otro Y engullir no significa destruir; significa incorporar tal cual” El mismo Díaz-Polanco es quien responde a su propia pregunta ¿de qué demonios se trata cuando hablamos de multiculturalismo en la actualidad? “Me encuentro con que el multiculturalismo es una mercancía de procedencia noratlántica que ofrecen a nuestra América Latina La teoría indigenista apunta que su orientación es destruir la diversidad, sin embargo, esto no sucede así: es valorizable en los procesos de expansión del capital y pretende ‘macdonalizar’ o ‘wallmartizar’, digamos, como cuando en estos lugares se incluyen productos o ingredientes de la comida étnica a su alimentación trasnacional “Se trata de la localización de la globalidad, como anuncia un banco por televisión: ‘El banco local del mundo’, lo particular pero englobalizado a las grandes tendencias del mercado Si es así, considero que el indigenismo resulta cada vez un hueso más duro de roer” --También el Caribe, ¿verdad? --En efecto, el Caribe es el gran crisol con la presencia de poblaciones africana e indígena; incluso, es la región que permitió el primer nombramiento de las cosas de América, de manera que cuando los españoles pasan a tierra firme, ya han nombrado las cosas en el Caribe con nombres vinculados al mundo africano e indígena “Así pasaron términos como el maíz, una palabra clave que nombró el Caribe para designar este factor tan importante de las culturas mesoamericanas y de prácticamente toda América Concluyo: los pueblos indígenas ya merecen tener sus derechos” Con este volumen del maestro Del Val, dicha colección puma “La Pluralidad Cultural de México” integra los siguientes: Pueblos indígenas de México, 100 preguntas; Interculturalismo y justicia social; Las relaciones interétnicas de México; Inmigración y diversidad cultural en México; La ruta mixteca y Bibliografía de Arturo Warman Aborda tópicos como las características de las economías indígenas tradicionales; se dan las cifras totales de los indígenas en el mundo; hay un análisis del papel ciencia y tecnología en el desarrollo de las etnias; se hace un balance de la ontología zapatista; se estudia la medicina tradicional de los mixtecos en California y plantea el debate filosófico sobre la diversidad cultural en América Latina

Comentarios